Lo destruyeron todo sin compasión

Este es el gobierno de mayor daño a la nación en los últimos 100 años y, miren que hubo gobiernos malos y corruptos en el pasado. Aun así, no hay comparación posible con los niveles de saqueo y devastación ocurridos en los últimos 6 años.

  • El sistema de salud colapsado íntegramente sin insumos, infraestructura en el piso, sin médicos, ni odontólogos, ni enfermeras y, mucho menos, personal administrativo y obrero. Un caos total, los enfermos mueren en las emergencias sin ser atendidos o por falta de medicamentos y tratamientos adecuados. Lo último, al no poder atender como se requiere a los enfermos terminales los envían para su casa para que mueran allí. El gobierno oculta las estadísticas de mortalidad para no causar alarma.

  • La Educación que es prioridad en cualquier gobierno que postule el humanismo, aquí está casi aniquilada. Las instituciones educativas se están cayendo a pedazos debido al deterioro físico, no hay insumos de oficinas, ni siquiera hojas blancas para hacer un oficio, mucho menos computadoras, impresoras, fotocopiadoras y aires acondicionados. Pupitres, pizarras y escritorios en completo desmantelamiento. Y la cosa se complica con la huida del país de docentes y estudiantes. Es decir, el sistema educativo está desolado. Peor aún, con la política de carreras de pregrado y posgrado tapa amarilla que ha lanzado el gobierno. Algo como: Llena el formulario de tu caja de cereal y gradúate. Imagínense la calidad de la educación en el corto tiempo con estos docentes graduados de la nada. Los salarios de los docentes son, sencillamente risibles, por ello han abandonada sus puestos de trabajo pues no les alcanza ni para pagar el pasaje diario para llegar a sus sitios de labores.

El Instituto Nacional de Capacitación Educativa Socialista (INCES) es el colmo de la catástrofe allí no queda nada, es un cascaron vacío liderado por una burocracia mediocre y sin formación.

Las Universidades son un caso trágico, llegaron a un punto que es imposible funcionar. El vandalismo hizo su labor al despojarla de buena parte de su patrimonio, en buen lenguaje coloquial la dejaron en cuatro bancos. En los últimos 6 años el descalabro de la educación universitaria es inocultable. Sólo basta ver las ruinas en las que se ha convertido la infraestructura de todas las universidades del país. Las causas son la corrupción en las universidades, los presupuestos menguados y mal utilizados, retrasados e irreales que se los come la hiperinflación, la ineficiencia, la ineptitud del gobierno y los salarios de hambre que devengan sus trabajadores. La indolencia del Ministerio de Educación Universitaria es terrible: laboratorios sin insumos, ni instrumentos, baños convertidos en letrinas insalubres, canchas derruidas, implementos deportivos en estado deplorable, bibliotecas con libros deteriorados y desactualizados, salones sin pupitres, aires en mal estado, inexistencia de ventiladores, el transporte universitario es una chatarra amontonada en los talleres. Dependencias sin computadoras, ni escritorios, ni impresores, ni fotocopiadores, ni material de oficina. Universidades sin internet, ni electricidad, ni conexión telefónica, ni agua. Servicios básicos indispensables en cualquier lugar para funcionar. Las inscripciones y todos los procesos administrativos retrocedieron a 30 años atrás, todo manualmente. No hay como comprar o reparar transformadores, ni cambiar cables averiados o reemplazar los robados. La investigación se acabó hace tiempo, no hay condiciones mínimas para producir conocimientos. Los Sindicatos y autoridades ha hecho su parte al mantener un accionar de paros que aíslan la Universidad y permiten su cierre.

Los docentes desde la educación inicial hasta las universidades están pasando calamidades con sueldos paupérrimos.

  • La empresa de petróleo venezolana es el caso patético del fracaso gubernamental. PDVSA se encuentra inoperativa casi en su totalidad, solo produce 700 mil barriles diarios. La tecnología obsoleta y personal poco calificado para realizar las actividades necesarias para mantenerla a flote. Por otro lado, la corrupción hizo estragos en todos los niveles de la empresa más importante para los venezolanos. En pocas palabras está quebrada.

  • CORPOELEC (Corporación Eléctrica) emblema de la disidía, ineficiencia, ineficacia y corrupción. Desde los gobiernos del Comandante Chávez se han destinado miles de millones de dólares para la refacción y adecuación tecnológica del sistema eléctrico nacional. Pero en vez de mejorar ha ido de mal en peor. Los expertos dicen que con lo robado se hubiesen construido varias Estaciones Eléctricas para suministrar electricidad a dos Venezuela. Hoy se vive una situación grave, pues los apagones son constantes en estado como Zulia donde se ha sufrido la inclemencia de la falta de servicio eléctrico hasta por varios días. El racionamiento de hasta 20 horas diarias es un suplicio que debe pagar el ciudadano en el Zulia.

  • El Transporte público es inexistente lo único que se mantiene, con muchas dificultades, es el Sistema Metro del país de resto las rutas de transporte han desaparecido. Solo se observa vehículos en condiciones precarias y chatarra en ruedas. Es un calvario viajar en el país, arriesgas la vida a cada momento, ya sea por las condiciones pésimas de los vehículos o por el deterioro de las vías de comunicación terrestre.

  • CANTV y Movilnet prestan un servicio deficiente y mínimo en el país. Internet (ABA) desapareció casi por completo, la telefonía fija es prácticamente nula. La telefonía Móvil es un caos total.

  • Algo tan importante para un país como el organismo que te provee de documento de identificación en Venezuela es una aberración, ya que para obtener un documento de identidad es una carrera casi titánica en el SAIME, el sistema web siempre esta caído, la atención en las oficinas es degradante, los gestores son los que mandan y cobran en dólares por cualquier trámite a realizar. Para acceder a una cita para el pasaporte o prórroga tarda una barbaridad. Si logras eso ¡felicidades eres afortunado! Esto no es todo, las trabas para obtener documentos de identidad han generado la aparición de gestores que cobran para agilizarte todo el procedimiento. Las denuncias son muchas y a diario lo observamos por los medios de comunicación o en la calle oímos los comentarios de las tarifas que exigen por esas gestiones. Es Vox Pópuli, ya ni nos asombra,

  • Los cuerpos de seguridad el Estado están carcomidos por el germen de la inmoralidad. Al punto que la decadencia es tal que están considerados entre los más corruptos de Latinoamérica

  • Las 21 empresas básicas que aún sobreviven en el país operan en condiciones verdaderamente exiguas. Los sindicatos son perseguidos y las protestas por mejores condiciones económicas reprimidas violentamente. Encontramos un gobierno que vende la patria al entregar parte de la explotación mineral a empresas transnacionales con el Decreto para la creación de la Zona de Desarrollo Estratégico Nacional "Arco Minero del Orinoco", zona de 114.000 kilómetros cuadrados en el estado Bolívar, que cuenta con grandes potencialidades para la extracción de oro, cobre, diamante, coltán, hierro, bauxita, entre otros. Observamos que no se han tomado en cuenta los daños socioculturales y ecológicos resultantes de esta actividad.

  • La producción agrícola y pecuaria está abandonada y sin incentivos para recuperarse. Como puede existir soberanía alimentaria si arrasaron con lo poco que se producía en el país.

  • La peor desgracia es el alto costo de los alimentos y medicinas, la hiperinflación nos mata. Todos los días los precios aumentan sin ningún control. Los salarios no llegan a cubrir ni un 2 por ciento de los gastos mensuales de una familia, imaginemos las proporciones de semejante crisis.

Entonces, cómo este gobierno miserable nos llama a defender los logros de la "Revolución" con ese panorama descrito anteriormente. ¿Hay algo que defender? ¡No creo! Piden que nos inmolemos para que la elite en el poder conserve sus privilegios. Pues no, aquí no hay ningún logro para el pueblo por el que valga la pena sacrificarse. Aquí no queda nada, lo destruyeron todo en nombre de los nobles principios del Socialismo. Maduro y su comparsa nos marean con discursos grandilocuentes de salvar la revolución que solo representan el deseo de mantener a toda costa el saqueo de nuestros recursos. No hay que comerse esa palabrería barata de antimperialismo cuando en verdad han entregado el país a las potencias mundiales.

¡Referéndum para salir de esta pesadilla!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2331 veces.



Johnny Alarcón Puentes

Docente/investigador. Universidad del Zulia. Licenciatura en Antropología.


Visite el perfil de Johnny Alarcón Puentes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a282226.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO