Los choros de la oposición que saquearon la ayuda humanitaria

Aquí no se trata de exculpar a nadie que está implicado en hechos de corrupción, vengan de donde vengan, pero lo que si hemos notado, a lo largo de todo el período revolucionario, es que de acuerdo a la mediática opositora los malos, los bandidos, los ladrones, solo están del lado del gobierno, y no hay peor mentira que esa, pues desde hace tiempo la oposición ha venido actuando bajo engaño y triquiñuelas que hacen pensar, claramente, que el dinero que manejan para promover los planes de desestabilización en perjuicio del gobierno legítimo del Presidente Nicolás Maduro tiene procedencia ilícita.

Quienes tenemos "cinco dedos de frente" siempre nos hemos preguntado de dónde sacan tanto dinero los representantes de la oposición para sufragar encuentros, viajar por todo el mundo e incluso disfrutar de reuniones y fiestas en afamados hoteles, todo con miras a solicitar más sanciones y desestabilización en claro perjuicio del país, como ha venido ocurriendo desde hace mucho tiempo atrás.

Corrupción no es solo adueñarse de los dineros públicos de manera impune, es corrupto también quien acepte dinero mal habido, quizás incluso proveniente del narcotráfico, como comenzó a hacerlo aquella organización llamada "Súmate", que dirigió por mucho tiempo la afamada y bella María Corina Machado, para oponerse de frente al gobierno del comandante eterno Hugo Chávez Frías.

Es delito igualmente recibir dólares a manos llenas provenientes del imperio para promover revueltas, guarimbas e intentos de golpe, como los ha manejado impunemente la oposición venezolana, sobre todo la gente de Primero Justicia (PJ) y Voluntad Popular(VP).

Recordemos en esta dirección aquel operativo policial que se llevó a cabo en Caracas, en contra de la esposa de Leopoldo López, Lilian Tintori, cuando una vez que le revisaron su vehículo le encontraron una fuerte suma de dólares, que iba a ser destinada para las guarimbas y no supo explicar su procedencia.

Son tan choros, pero tan choros esos opositores, que precisamente la repartición de ese dinero cochino, mal habido, siempre ha sido el origen de las diatribas internas que los han llevado a lo largo de estos 20 años a mantenerlos divididos.

No podemos olvidar esos personajes que se pretendieron vender ante la opinión pública como personas de comprobada rectitud y honestidad, como lo son Julio Borges y Antonio Ledezma, ambos prófugos de la justicia de nuestro país, a quienes hoy en día se les ha comprobado que manejan altas sumas de dinero que tratan de colocar en otros países, aun cuando no descienden de familias adineradas.

En el caso de Ledezma, refugiado en España, la justicia de ese país acaba de acusar a su hija y a su yerno de lavar toda una inmensa fortuna, que aún se desconoce el origen de la misma.

Pero si hablamos de corruptos y choros más recientes, tenemos que mencionar necesariamente al señor Juan Guaidó, que al igual que los anteriores derrocha dinero viajando por todo el mundo buscando apoyo para derrocar al gobierno.

Todos los venezolanos acabamos de ver como igualmente la esposa de Guaidó, Fabiana Rosales, igualando a la Tintori y a la Machado, viajó a EEUU, como toda una reina, a derrochar dinero a manos llenas, solo para ir a pedirle de rodillas a Trump más sanciones y posiblemente una invasión en contra de Venezuela.

¿De dónde saca Guaidó, a sabiendas que es todo un "pela bola", un limpio, que ni siquiera cobra el sueldo como diputado, por aquello del desacato en que cayó la Asamblea Nacional, para sufragar viajes y gastos de sus giras?

No hay duda que el auto proclamado "Presidente" de Venezuela le viene metiendo la mano a los millones de dólares que el imperio norteamericano le robo a Venezuela, con la excusa de imponerle nuevas sanciones.

Recuérdese que Guaido, como todo un vende patria, instó que el gobierno de DTrump confiscará los activos y las operaciones de Citgo, que genera los recursos suficientes para enfrentar los gastos de alimentos y medicinas en el país.

No es de extrañar entonces, que un choro con tanta reputación, como lo es Guaidó, tenga aliados corruptos, choros también, que actuaron y se cogieron de manera impune gran parte de los recursos que se destinaron para la ayuda humanitaria, que a la final la aprovechó Colombia, como merecidamente la necesita.

A Guaidó ahora lo vemos, como todo un sacerdote de monasterio, pidiendo toda una investigación, desde luego por temor a ser salpicado.

No hay duda que quienes actuaron como unos vulgares delincuentes lo único que hicieron fue cumplir y copiar el ejemplo del "Presidente" Guaidó, quien pretende ahora quedar bien ante la opinión pública y el mundo, para pasar como un hombre pulcro y honesto, cosa que nadie en Venezuela se lo cree.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1562 veces.



Italo Urdaneta

Periodista, historiador y profesor universitario

 italourdaneta@gmail.com

Visite el perfil de Italo Urdaneta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a279688.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO