¿Tozudez o salto atrás? Así, así no se gobierna (II)

"La derecha gana, porque la izquierda abandonó el campo de batalla".

R Zibechi.

La extrema derecha imperialista "viene con todo"; con lo que le queda, incluyendo la muerte, si le es necesaria. "La Doctrina Monroe" busca la hegemonía continental; necesitan recuperar "su patio trasero", vienen huyendo de sucesivas derrotas en distantes y distintos espacios geográficos. El fascismo suele ser su recurso cuando las cosas se le complican. En el planeta hay armas, "para destruir diez planetas tierra". Una fiera herida siempre es peligrosa. En la izquierda, estamos fragmentados, erráticos, social demócrata. El progresismo y el reformismo se instalaron en la izquierda.

La cuestión no es solamente económica, es fundamentalmente cultural; El neoliberalismo busca eliminar todo lo que significa "La nación". Achicado completamente, el Estado burgués quedaría bajo su absoluto control. El pueblo, quedaría desprovisto de mecanismos políticos defensivos. Pequeños y medianos empresarios, no comprenden cómo les afectaría. ¿Podrán competir con una trasnacional? Los gobiernos progresistas, tozudamente empecinados en la vía del "desarrollismo industrial", parecieran no comprender el metabolismo y la fisiología del capital. Ingenua, torpe o conciliadoramente, se proponen humanizar al diablo: el capital.

Más que antes, hoy, el terreno de la guerra es la mente humana, y no olvidemos, que el capital controla casi el 90 por ciento de los medios de comunicación en el planeta. Buscan modificar conductas, manipular mitos, tradiciones, leyendas, lenguajes, costumbres, prácticas, querencias. Un "orden" que junte el miedo humano, con la seguridad de la esclavitud: el trabajo. Todos y todo controlado por la tecnología. Sólo la contra cultura podría detener éste neo colonialismo. La clase media, la pequeña burguesía y fundamentalmente la clase trabajadora serán fuertemente impactadas. Bajaran de peldaño social. La tecnología cubrirá todos los aspectos humanos. Quien domine la tecnología, tendrá la hegemonía. Solo el socialismo salvará a la humanidad.

La irracionalidad del consumismo patológico capitalista, está destruyendo al planeta. Sus efectos en el clima, son en extremo preocupantes. La alerta de los científicos es contenida con sordina por las trasnacionales. Intelectuales y científicos mercenarios, difunden la mentira que nada peligroso pasa en el planeta. Mientras, el pueblo pierde sus esperanzas, es despolitizado y hasta llega peligrosamente a gritar: "Váyanse todos". La clase media, la pequeña burguesía y el proletariado, por la pérdida de certidumbre, pueden optar por el camino que les conduce al infierno. Los temores aumentan, la esperanza se achicopala.

La ultraderecha frenética y patológicamente anti popular como anticomunista, se arrastra con todo el cuerpo en su lodazal, y logra manipular la esperanza moribunda de los pobres. Los "revolucionarios" conservadores, socialdemócratas o "progresistas", buscan atajos y falacias para explicar su laberinto. Para algunos de ellos, ya todo está escrito y dicho, de lo que se trata es de "calco y copia". Lo que explica el pragmatismo, su reduccionismo, simplismo y la improvisación. Ahora, dizque florece un "multicapitalismo"; el chino y el ruso, acotando, que el mercado siempre ha existido, pero el capitalismo lo corrompió. La izquierda no parece estar en la vanguardia, sino en la retaguardia, cuando más en el centro. Del centro a la derecha hay un pasito.

En nuestro país, el gobierno dice tener seguras esperanzas; se ha topado con un capitalismo humanizado y unos capitalistas justicieros. Dicen y toman el camino atrasado y fracasado, del "desarrollismo" o industrialización sustitutiva capitalistas, conducido por "empresarios" "justos". El "Lobo feroz y la caperucita". ¿Industrialización direccionada por capitalistas? ¿Cómo así dicen los paisas? Más de lo mismo.

Muchas víctimas no sospechan la tremenda burbuja económica que está en crecimiento en los Estados Unidos. El capital monopólico herido de muerte, se "desorganiza" para organizarse. La especulación y no la producción es el interés del imperialismo. Saben que "la hora de los hornos" está en marcha. La falsa esperanza del progresismo, se diluye. El consumismo absurdo y enloquecedor del capitalismo, empuja a la producción y ésta al consumo. Las materias primas aceleradamente se destruyen, la tierra cruje. Los países industrializados destruyen sus riquezas, y se abalanzan donde sea y como sea, para conseguirlas fuera de sus fronteras. La ciencia es puesta de rodillas al servicio del capital. La tecnología movida por la perversión humana, es monopolio del capital. Desde ella y con ella, controlan al mundo. No hay límites ni frenos en éste salvaje consumismo voraz e irracional, mayormente de lo inútil. Nuestros "políticos", consideran que el problema es de índole sólo económico. Se niegan, resisten y hasta ignoran que es en lo cultural donde está la central y verdadera manipulación. Una contra cultura revolucionaria vendrá, para detener la barbarie neo colonizante que con la "Doctrina Monroe" nos acecha. CONTINUARÁ.

Nota: Carlos Arques, Tucumán-Argentina con mi correo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 623 veces.



Jesús M. Vivas P.

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a277852.htmlCd0NV CAC = Y co = US