Petitorio Constitucional

La corrupción constituye un peligro para la República

Para el CONSEJO NACIONAL BOLIVARIANO DERECHOS HUMANOS (CONABDH), estamos frente a una Crisis Profunda de Valores del Siglo, que se traduce en los tiempos proféticos de los Derechos Humanos como el cumplimiento de las palabras establecido por la Biblia en el libro de Gálatas, capítulo 6, verso 7 que en boca del el Apóstol Pablo, uno de los apóstoles más intelectuales de la historia bíblica dijo bajo los términos siguientes a la letra: "Pues todo lo que el hombre sembrare, eso mismo segara, porque el que siembra para su carne de la carne segara corrupción; más el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segara vida eterna". Seguidamente, La "LUCHA RENOVADA Y FRONTAL CONTRA TODAS LAS FORMAS DE CORRUPCIÓN Y POR EL SURGIMIENTO DE UNA NUEVA ÉTICA PATRIÓTICA Y CIUDADANA". Proposición formulada por el Jefe de Estado, como herramienta que hemos tomado en consideración para nuestro análisis y medio de inspiración pronunciado recientemente por el ciudadano presidente de la República, Nicolás Maduro, en el marco del lanzamiento de las seis (6) y siete líneas estratégicas, que pone de manifiesto los principios constitucionales de la administración pública, como es,"La Administración pública está al servicio de los ciudadanos y ciudadanas y se fundamenta en los servicio de honestidad, participación, celeridad, eficacia, eficiencia, transparencia, rendición de cuentas y responsabilidad en el ejercicio de la función pública, con sometimiento pleno de la Ley y al derecho". Estos valores constitucionales, han sufrido durante muchos tiempos una fractura neurológica por su poca implementación y cumplimiento por parte de algunas instituciones del Estado y de algunos servidores públicos del país. Tal vez por la falta de Control Social Constitucional que poca veces se realiza y se introduce un elemento de debilidad manifiesta para violar todos estos valores y principios constitucionales, generando consecuencialmente una corrupción funcionarial silenciosa e inducida por los viejos vicios procedimentales administrativos extrajudicial y judicial que siempre actúan bajo intereses individuales (personales) y grupales, que con el tiempo logran consolidar una estructura de impunidad para la corrupción delincuencial que se mueven en distintos escenarios del país, al no actuar correctamente las autoridades competentes por sus complacidas complicidad directa en el saboteo, en la conspiración y desestabilización en los asuntos administrativos del Estado, sin percatarnos que hemos llegado a la conclusión, reitero que dicha guerra económica o golpe económico se ha traducido realmente en un Problema de Seguridad y Defensa Jurídica de la Nación, que pone en peligro la Seguridad y la Autodeterminación de la Nación, frente a la Debilidad manifiesta Constitucional del Pueblo de Venezuela, al observar impresionantemente, detectar y constatar los múltiples abusos y Delitos por Estafa Pública que golpea permanentemente el bolsillo de la familia del Estado Venezolano y por supuesto la poca actuación y falta de autoridad gubernamental por parte de quienes tienen las facultades, por ejemplo, caso como el estado Bolívar, entre otros, por parte de las autoridades regionales, Municipales y Comunales e institucionales.

Frente a estos hechos, queda evidentemente claro que la corrupción actualmente constituye un peligro para la República al no actuar a tiempo y correctamente los órganos e instituciones de la administración del Poder Público en todas sus etapas y en ese sentido, el Consejo Nacional Bolivariano Derechos Humanos (CONABDH), permanentemente ha puesto de manifiesto reiterativo que el tema de la corrupción que no ha sido cualquier cosa para su abordaje, combate, e intervención refiriéndonos un poco que dicho concepto no es una plaga, un insecto, un problema de salud pública, se trata de un problema profundamente Moral y Espiritual del ser humanos que atenta contra la Ética Pública y la conducta Moral Administrativa, traduciéndose en una conducta de la Delincuencia Organizada, por cuanto conspira moralmente en contra del mismo Pueblo, en contra de esos principios fundamentales constitucionales que son unas alternativas, pero su impunidad lo hace ciego; de los Fines del Estado; en contra de la Soberanía Popular; en perjuicio de los Derechos Humanos y Garantía, y de los Deberes Constitucionales; de los Derechos Sociales y de la Familias; de los Derechos Económicos Constitucionales y lo más grave en contra de los Derechos de la Salud, aspectos determinante por calificarlo de rango constitucionales, violándose sus derechos, haciéndose necesario que la acción del Estado sea contundente y ejemplarizante como Poder Público Nacional.

Hoy de lo que se trata, es que la corrupción constituye un peligro para la república por ser un instrumento desestabilizador e inmoral y de falso valores que se encuentra infiltrado y filtrado dentro de las instituciones de la administración pública, y de esos podemos recordar muchas cosas, como en palabras de nuestro libertador Simón Bolívar a través del Discurso de Angostura el 15 de Febrero del 1819, al decir que, "El sistema de gobierno más perfecto es aquel que produce mayor suma de felicidad posible, mayor suma de seguridad social y mayor suma de estabilidad política". Nuestra posición no es otra que, "para sacar de este caos nuestra naciente república, todas nuestras facultades morales no serán bastantes, si no fundimos la masa del pueblo en un todo, la composición del gobierno en un todo, la legislación en un todo, y el espíritu nacional en un todo. Unidad, unidad, unidad, debe ser nuestra divisa". Como reforzamiento moral y espiritual, el sabio Salomón plantea en el capítulo 10, versos 2 y 3 que, "los tesoros de la maldad no será de provecho; más la justicia libra de muerte". Ya que, "Jehová no dejara padecer hambre al justo; Mas la iniquidad lanzara a los impíos".

Estamos en presencia definitivamente de nuevos "TIEMPOS Proféticos DEL APOCALIPSIS", sustentado en el capítulo 3, versos 10, 11 y 12 del libro del Apocalipsis que dice a la letra: "por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardare de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra. He aquí yo vengo pronto reten lo que tienes para que ninguno tome tu corona. Al que venciere yo le hare columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo". Frente a una evidente mente perversa, como es la corrupción y la actual CRISIS MORAL, ESPIRITUAL E INSTITUCIONAL que vive nuestro país, y también en el concierto de la Unión de Naciones Suramericanas, de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, en el marco de la Revelación histórica de una Economía Moderna falsa, apocalíptica, de Cinco CRISIS DE IMPACTO, como son los aspectos: FINANCIERO, ENERGÉTICO, ALIMENTARIO Y MORAL y Espiritual, por cuanto cada una de ellas interactúan sobre las demás.

Consolidar y fortalecer la proposición constitucional de transformar el viejo Estado por un ESTADO DEMOCRATICO Y SOCIAL, DE DERECHO Y DE JUSTICIA, requiere de una inversión en sentido plural, el trayecto y la carrera es larga y profundamente humanista, es una inversión de tiempo, una inversión intelectual y una inversión económica del Estado, ya que implica tener una visión general de las debilidades y fortaleza del Pueblo y de la intervención del Estado, que no es otra cosa que los principios de la objetividad, de la transparencia, la probidad, la responsabilidad, la honestidad, la equidad, el decoro, la eficacia, la puntualidad, la disciplina, la lealtad y la vocación de servicio, como principios de los deberes y conductas de los funcionarios públicos o funcionarias públicas, con el propósito de preservar el Estado, democrático y Social de Derecho y de Justicia que tanto falta para convertirlo en un Estado de Derecho y de Justicia, lo importante que vamos direccionando hacia esos objetivos y metas que perseguimos, donde prevalezca el principio de las Garantías de la Tutela Judicial efectiva y el Debido Proceso Constitucional, frente a la impunidad y la indefensión de las personas, producto de la inoperancia, de la indiferencia y abuso de poder y la corrupción funcionarial que aplican ciertos funcionarios. Hay que corregir muchas cosas sin ninguna contemplación.

Sayed y Bruce (1998) definen la corrupción, como "EL MAL USO O EL ABUSO DEL PODER PÚBLICO PARA BENEFICIO PERSONAL Y PRIVADO", entendiendo que este fenómeno no se limita a los Funcionarios Públicos. También se define como el "CONJUNTO DE ACTITUDES Y ACTIVIDADES MEDIANTE LAS CUALES UNA PERSONA TRANSGREDE COMPROMISOS ADQUIRIDOS CONSIGO MISMO, UTILIZANDO LOS PRIVILEGIOS OTORGADOS, ESOS ACUERDOS TOMADOS, CON EL OBJETIVO DE OBTENER UN BENEFICIO AJENO AL BIEN COMÚN". Esas prácticas de corrupción, desde sacar la partida de nacimiento, sacar la cédula, la licencia de conducir hasta comprar el carnet, el pollo, la caja de clap, y el papel higiénico y la leche, pasando por encontrar o conseguir un empleo, un permiso de construcción, entre otros. En términos coloquial, los tramites procedimental implican que la persona "pague pa’l refresco", "pa´l café" o, en suma, se "baje con algo" (pague una suma de dinero). Esta fórmula corruptela, o método tiene una opción como tiene "un primo" o en su efecto "un amigo bien ubicado, es decir bien "enchufado". Aunque eso no garantice que el cargo salga gratis, porque el ""enchufado", el de contacto en cuestión bien puede terminar preguntado, y de nuevo en coloquial, ¿Cuánto hay pa´ eso?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 440 veces.



Julio César Del Valle

Analista e Investigador, Especialista, Escritor y consecuente Defensor de los Derechos Humanos, y Pdte. Consejo Nacional Bolivariano Derechos Humanos.

 conabdh@gmail.com      @conabdh

Visite el perfil de Julio César Del Valle para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Julio César Del Valle

Julio César Del Valle

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a267248.htmlCd0NV CAC = Y co = US