La salud está enferma, muy enferma

Desde hace mucho tiempo el sistema de salud venezolano ha tenido significativas fallas de prestación de servicios por diversas causas, nunca como en este momento que presenta unas condiciones muy deplorables, al punto que en algunos casos se atienden emergencias en el piso de las salas de emergencias de centros hospitalarios y los más de los casos son ruleteados de hospital en hospital y es extraordinario que el centro de salud posea los insumos y medicamentos que amerita el paciente, que ahora debe ser más paciente que nunca.

Como dije las causas de la crisis del sector salud es multifactorial y a mi parecer, la causa fundamental y que transversaliza todos los demás factores de la crisis es la filosofía con la cual todos los gobiernos de turno han asumido la prestación de los servicios de salud. Indudablemente que vivimos en un estado con un sistema económico Capitalista y a la lógica de este sistema económico responden ideológica y jurídicamente la Constitución, las leyes y todas las instituciones del estado.

Es así como desde que tengo conciencia ciudadana y antes por referencias históricas hemos tenido en repuesta y como consecuencia de las lógicas capitalistas un sistema de prestación de salud, asistencialista. Todo un sistema de entramados en un círculo vicioso donde los factores capitalistas y sus derivado siempre ganan y quien pierde siempre es el paciente; hasta su vida.

Así vemos que existe un estado "benefactor" que proclama en su constitución que la prestación de servicios en salud debe ser "gratuita" y vende esta premisa como una panacea y la defiende en todos los corros internacionales como la non-plus-ultra de las políticas sociales del universo y agarrotan de números, índices, estadísticas y cuadros a los burócratas internacionales que ante tanta retorica terminan aprobando sus informes sin cotejar la realidad concreta. Realidad que vivimos quienes no tenemos otra alternativa que acudir a un centro hospitalario o ambulatorio "gratuito". Dentro de esta realidad podemos observar un sistema de salud centralizado y anquilosado con un sinnúmero de empleados; todos mal pagados, un inmenso burocratismo y otro sinnúmero de sindicatos y sindicaleros todos peleando por tomar partida del reparto del botín presupuestario del benéfico estado, además podemos ver el inmenso negocio que significa para funcionarios del gobierno y empresas del sector el dotar de insumos y medicinas a los ambulatorios y hospitales; más cuando nosotros producimos muy poco de lo que se necesita para suplir este sistema de servicios de salud meramente asistencialista.

Por eso ante la contundente realidad de la caída del precio del demonio; digo del petróleo y de la caída estrepitosa de los niveles de producción diaria por razones ya caracterizadas por otros panas en este mismo portal, ha mermado el mana capitalista que genera dólares y por supuesto que por lógica capitalista hay que pagar primero a los capitalistas panas que nos prestaron y después lo poco que quede importaremos algo pa los pacientes; eso si, antes sustraemos lo que nos corresponde por el sacrificio revolucionario que estamos haciendo en este socialismo sui generis del siglo XXI los civiles y militares de la nomeklatura y sus panas.

Entonces me pregunto ¿de qué vale un sistema de salud gratuito donde el paciente tiene que pagar todo porque en el hospital no hay? o peor tener que asistir a una clínica privada a empeñar la vida para no morir o morir por ser un pela bola. No será mejor un sistema de salud descentralizado, gerenciado y gestionado por sus mismo trabajadores, donde el estado subsidie buena parte de los costos, asignándole los fondos directamente a la administración del hospital y el resto a un precio razonable y mínimo lo sufrague el usuario para crearle conciencia de ciudadanía y responsabilidad con su salud. Con esto el ministerio bajaría su tamaño ostensiblemente.

Esta cultura capitalista de asistencialismo es tan perversa que las clínicas privadas y las aseguradoras del país tienen un negocio redondo donde por supuesto no se eximen los altos funcionarios de instituciones y empresas del estado. Estos actores contratan pólizas de seguros de altísimas sumas donde los tres protagonistas de la fórmula mágica capitalista ganan mucho dinero a expensas de la salud de los trabajadores, es un circulo perfecto donde cobro más prima porque las clínicas me cobran cada vez más por la prestación de servicios en salud y mientras más prima cobre más grande es la comisión para funcionarios e intermediarios. Es tan impresionante la lógica capitalista con la cual actúan que en el Metro de Caracas tenía una póliza de HCM de un millón y medio de cobertura y al ver que no alcanzaba ni para la admisión en ninguna clínica, el estado en vez de revisar la estructura de costos de las clínicas, aumento la cobertura de HCM hasta quince millones de bolívares. Este tipo de Practica se acabaría si los hospitales son entregados como medios de producción a sus trabajadores para ser gestionados y gerenciados; pero a sus trabajadores como lo sugerí supra y no a funcionarios ladrones burócratas del estado. Además funcionando bien los hospitales descentralizados, los HCM de los institutos y empresas del estado podrían ser convenidos directamente entre estos y los hospitales, eliminando la alcabala capitalista de las empresas de seguros y sus malas prácticas, ahorrándole sumas mil millonarias al estado que lo puede dirigir a la consolidación del sector.

A esto debe sumársele que el estado venezolano debe darle primacía como nueva filosofía del sistema prestacional de servicios de salud, el sistema de prevención en la salud, en sustitución del sistema asistencialista que se debe seguir prestando en las condiciones sugeridas mientras el sistema preventivo se impone como sistema por sobre el nefasto asistencialismo.

Ya el estado cuenta con un ejército de médicos integrales formados por la UBV y cuya filosofía de formación se basa en un sistema preventivo por encima del sistema asistencialista, lo que pasa es que la lógica del estado capitalista los absorbió para el sistema asistencialista y son los que en su mayoría están dando la batalla en los centros hospitalarios asistencialistas por la inmensa fuga de profesionales de la medicina que han huido del país por la crisis del sector y la crisis del país. Y por supuesto como el sistema asistencialista deja mayores réditos que el sistema preventivo entonces este estado capitalista se niega a cambiar; serán pendejos. Por eso es que Socialistas; si Luis.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 798 veces.



Jorge Alvarez Casañas


Visite el perfil de Jorge Alvarez Casañas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a258275.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO