A propósito de ser ciego

Canadá ha creado la versión venezolana de Alí Babá y los 40 ladrones

Canadá tal vez sin proponérselo, con las recientes sanciones que ha aplicado sobre 40 altos funcionarios del "Estado" venezolano, ha iniciado el libreto para escribir una versión tropical de Alí Babá y los 40 ladrones.

Sin entrar en los detalles del cuento sobre los 40 ladrones de oro y piedras preciosas, así como Alí Babá y su avaro hermano (quien termina descuartizado por los propios ladrones, en sus ansias de quedarse con el botín), debemos recordar aquellas palabras mágicas que empleaban los protagonistas del cuento para abrir la cueva en donde guardaban sus riquezas como producto del robo, es decir, ¡Ábrete, Sésamo! Por ello, no sería exagerado afirmar que las palabras de prestidigitación en Venezuela sería algo así como ¡Ábrete, Pdvsa! En efecto, en alusión a la empresa que generó una inmensa fortuna, pero que del mismo modo fue asaltada sin misericordia. Verbigracia, en esta versión tropical, la misma cueva, sería el espacio en donde se encuentran las riquezas que fueron saqueadas por los nuevos 40 ladrones.

Lo que resulta evidente de estas sanciones es que mientras en el cuento de Alí Babá, las riquezas terminan repartiéndose entre los habitantes pobres de las comunidades, en el caso de Venezuela, el principal protagonista no roba a los 40 ladrones, sino por el contrario, se asocia con ellos, en esta ocasión para robar desde Pdvsa a los habitantes del pueblo, quienes son en definitiva los dueños de la riqueza, y los que después de ser ultrajados en su patrimonio, pues, hasta terminan comiendo los desechos sólidos que se encuentran en cualquier espacio de una inmensa selva de concreto para intentar sobrevivir.

Hablar de Alí Babá y los 40 ladrones, también nos puede llevar a interpretar aquel refrán de que "cada ladrón juzga por su condición", y si bien es cierto, en ese cuento la riqueza robada volvió hasta las manos de un pueblo pobre, en este caso, las sanciones impuestas por Canadá, apenas escriben el inicio de una historia que no sabemos, sí efectivamente, la riqueza robada a Pdvsa, y por ende al pueblo, terminará en las manos de quienes más lo necesitan, o continuarán depositadas en cuentas de bancos extranjeros o "lavadas" en activos e inmuebles, cuyas palabras mágicas sólo están en las claves y contraseñas digitales o virtuales de quienes son los "dueños" ilegítimos de un saqueo que esos 40 ladrones perpetraron contra los venezolanos.

Los ladrones cuando salían de la cueva decían ¡Ciérrate, Sésamo! Ahora, al parecer son los gobiernos de otras latitudes quienes pueden cerrar con sus decisiones, el grifo de miles de millones de dólares que yacen por el mundo en muchas "cuevas", al punto que existe la posibilidad de un embargo petrolero contra Venezuela, que escribiría en uno de los capítulos de este las palabras: ¡Ciérrate, Pdvsa! Porque eso sería la final un cierre técnico y financiero sobre nuestra estatal petrolera.

Si tuviéramos que reescribir el famoso cuento persa: ¿Hablaríamos sobre "Las mil y una noches" o tendríamos noches con miles y miles de historias por contar y escribir? ¿Quiénes serían "Alí Babá" y los 40 ladrones? A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea.

***

Nota: En mi anterior artículo titulado: El billete de un millón de bolívares (Bs. 1.000.000) ver: (https://www.aporrea.org/economia/a252555.html), por razones de error humano, no envíe en el texto, las razones que debían explicar el por qué la denominación de ese billete sería de Bs. 1.000.000, y no de Bs. 100.000.000, como en efecto es el resultado de la multiplicación de 100.000 x 1000; que amablemente muchos lectores me han manifestado a través de mi cuenta de correo electrónico y Twitter, lo cual se los agradezco mucho. A todos(as) les pido mis excusas.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1868 veces.



Javier Antonio Vivas Santana

Lic. en Educación en las menciones de Ciencias Sociales y Lengua (UNA) Maestría en Educación mención Enseñanza del Castellano (UDO) Dr. en Educación (UPEL) Profesor de la Misión Sucre (2003 -2012)

 jvivassantana@gmail.com      @jvivassantana

Visite el perfil de Javier Antonio Vivas Santana para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Javier Antonio Vivas Santana

Javier Antonio Vivas Santana

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /contraloria/a252628.htmlCd0NV CAC = Y co = US