Con Colombia no conciliación ni reconciliación, acuerdo

Ayer se produjeron tres muy buenas noticias que son como una brisa fresca dentro del calorón de los ataques que con saña, ferocidad y sadismo mantienen USA Y sus  lacayos  contra Venezuela:

--La primera fue las declaraciones precisas, claras y oportunas del prof. Juan Carlos Monedero en la propia guarida de las hienas españolas del PP, poniendo en su lugar a estos siniestros personajes que por la concepción que tienen de la inferioridad de los "sudacas" (consideran que nosotros sólo somos útiles en la medida que seamos sus sirvientes) halagan a ciertos  sifrinitos ambiciosos de poder y simulan amistad y respeto, hasta que llegue el momento de cobrar en metálico su apoyo, ahí verán estos inocentes y obcecados aventureros, la verdadera cara y las verdaderas intenciones de sus "desinteresados" aliados.

- La segunda fue, en la misma dirección de la primera, las gallardas y dignas declaraciones del canciller cubano,Bruno Rodríguez, dándole los nombres y los calificativos reales y verdaderos a la pertinaz y perversa campaña de descrédito de Venezuela que, con el mayor cinismo e hipocresía, las más oscuras y reaccionarias fuerzas serviles de USA han tratado de adornar con la defensa de los DDHH.

-La tercera, y más importante, fue el anuncio de la realización de una reunión (Lunes, 21-09-2015,Quito) entre los presidentes de Colombia y Venezuela para tratar de resolver los problemas de la frontera  ( hay que resaltar el trabajo del Presidente Rafael Correa) y es sobre este punto que quisiera emitir algunos comentarios:

1.-- Lo primero que hay que  decirse es que esta reunión debe ser para producir acuerdos y definiciones para el largo plazo, no puede esperarse que tirarse una foto, estrecharse las manos o producir arreglos que sólo duran seis meses o un año sea apropiado, de aquí tienen que surgir medidas concretas para superar el para-militarismo, el contrabando y el ataque al Bolívar, también deberán establecerse métodos para resolver rápida y eficientemente controversias futuras y muy especialmente debe acordarse la forma como deberá distribuirse la carga social para que los colombianos emigrantes y  desplazados por la violencia y la pobreza reciban un trato humano y digno sin que toda la carga y responsabilidad económica la sobrelleve Venezuela.

2.- Quisiera hacer llegar al presidente y a sus asesores, confiado en que  no es necesario, que el motivo de la reunión es la resolución de una controversia de naturaleza política,militar, económica y especialmente humana, con múltiples aristas y altamente complicada, por lo cual el proceso para su resolución requiere mucha preparación, muchos análisis y principalmente convencerse e internalizar que lo que cuenta, única y exclusivamente, son los intereses de las partes, no  lo los sentimientos, no los rencores, no las amistades o simpatías; al negociar estos sensibles asuntos hay que desechar los deseos de congraciarse con alguien, de figurar o hacerse famoso o de confrontar innecesariamente, solo se busca, estrictamente, lo que sea mejor y más conveniente para el país. No olvidar que lo que se logre afectará en alto grado la vida y el futuro de todos los venezolanos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1351 veces.



Jesús Requena G.


Visite el perfil de Jesús Requena G. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Requena G.

Jesús Requena G.

Más artículos de este autor


Notas relacionadas