Binóculo Nº 175

El Estado corrupto

La corrupción es un hecho inherente a los seres humanos. Existe una peligrosa interacción dinero-poder. Una cosa lleva a la otra. Y por otra parte, filosóficamente hablando, el hombre tiene una atracción especial por el poder, aunque no para ponerlo en función de los intereses de sus congéneres, sino para ser superior a ellos, dominarlos. Eso implica dinero.

El Estado, por definición es corrupto. Supone la creación de sus propios mecanismos de control, pero en su esencia también contribuyen a la corrupción, puesto que la omisión es un acto de corrupción. Y la corrupción al mismo tiempo es un problema que tiene que ver con la moral, lo que sigue siendo un problema filosófico, pero al mismo tiempo, social y político. En su esencia, el problema debe dirigirse a resolver la ecuación dinero-ambición-poder, a mi juicio el gen de los males de la sociedad. Y no hay forma de resolver eso que no sea como mucha formación, estudio y desarrollo del yo interno; acompañado sin duda alguna con altísimas dosis de represión.

En los últimos años, los chinos han podido represar un poco la descomposición en las altas esferas de esa sociedad, fusilando a los corruptos. Con todo y eso, no es un secreto el hecho de la corrupción en ese país.

En Venezuela la corrupción tiene tres graves problemas: A) Un gobierno signado por la blandenguería, con total ausencia de equipamiento genital, pero atacando al más débil si se atreve a cuestionar. B) Un poder judicial totalmente permeado por la corrupción, acompañado de una Fiscalía que no actúa, y C) Todos están metidos en el negocio de la corrupción.

"No hay un "gueso" sano" era la expresión en tiempos de la Cuarta República. Por lo que tampoco es cierto que sea este gobierno el corrupto, que lo es. Chávez es la consecuencia de gobiernos corruptos que terminaron haciéndolo todo mal.

Pero ciertamente estamos apostando a la construcción de una sociedad con un hombre nuevo, donde la corrupción no sea el eje alrededor del cual gira todo. Creo que hace más de veinte años que el Tío Miguel decía que la crisis principal del hombre era la corrupción. "Porque la corrupción –me explicaba- traspasa a cualquier ser humano. Tiene usted que tener unos niveles de conciencia muy elevados para resistir la embestida de un millón de dólares. Los seres humanos se sienten distintos cuando tienen dinero y poder. Están convencidos de que son superiores a usted. Por eso el combate a la corrupción no puede ser de otra forma sino con la prisión, el castigo ejemplarizante y además, que todo el mundo se entere".

Pues nada de eso ha ocurrido en este proceso. Creo que parte de la desesperación de Chávez es que no pudo combatirla, o no tuvo bolas. Pero todo el mundo sabe que sacaban un funcionario de un cargo por los escándalos y era castigado poniéndolo en otro cargo. Así ocurre todavía. Un coronel del ejército que seguramente saltó la talanquera me envió un montón de fotos donde miles de kilos de pollo importado de Brasil y de caraotas negras, traídas de Nicaragua, esperaban que un tractor hiciera un hueco gigante para enterrarlos porque estaban descompuestos. Y fue un operativo porque en las fotos aparece un montón de funcionarios supervisando el acto. ¿Por qué me la envió ahora este coronel? Seguramente porque no le dieron algún cargo que estaba esperando. No porque tuviera conciencia patriótica, porque de ser así, me lo hubiera dicho cuando ocurrió, a principios del 2015.

No conozco un estamento del Estado que no esté permeado por la corrupción. Por ejemplo, no saben qué hacer con Diana. Lo mejorcito que había en la dirección, la sacaron para poner allí a un general que resultó un incompetente igual que los otros, para no profundizar. Un coronel que tenía un alto cargo allí, de inmediato se compró una mansión en El Trigal en Valencia y tiene dos hijos en la universidad por los que paga cien mil por semestre. ¿De dónde los saca? Diana tiene 1.500 trabajadores para hacer margarina, aceite y jabón de panela. Las tres se contrabandean a Colombia. ¿Y no me digan que eso es culpa de los bachaqueros? Esa es una empresa a la que si el Estado no le inyecta recursos, está quebrada.

No son distintas las demás. Me informa un camarada que a leche Los Andes le han inyectado recursos en diez oportunidades. Quítele la teta del Estado y me dirá si se sostiene, discutiendo contrato colectivo, pagando utilidades, reivindicaciones laborales, reinvirtiendo y mercadeando. La tragedia es que esa empresa funcionó cuando era privada; y fabricaba unos cien renglones distintos. Actualmente no fabricarán más de diez.

La lista sería muy larga y muy triste además, porque con el dinero que se le ha inyectado a todas estas empresas, unas expropiadas, otras confiscadas y otras compradas perdiendo dinero el Estado, se podría financiar el presupuesto de todos los países de Centroamérica por un año.

La fábrica de pañales, técnicamente no existe. Tampoco la fábrica de rotomoldeo. Invetubo, Invepal, Fondas, Agropatria, Soplados (la única que fabrica tanques de gasolina en el país) Tessco, es decir, cientos de empresas que si estuvieran produciendo, ya habríamos salido de la etapa de liberación nacional (donde creo que aún no estamos) y entrando a la fase revolucionaria. En términos reales, nada de eso sirve mientras papá Estado tenga que venir a auxiliarlos.

Y conste que no hemos hablado de la fábrica de vehículos Civetchi, del que no sale un solo, uno solito, un solito carro para algún camarada. Todos son para la oposición. En la urbanización El Trigal de Valencia, el chavismo perdió las elecciones municipales 93 a 7. El 50% de los vehículos que circulan allí son chinos. ¿Puede alguien explicar eso?

Y conste que tampoco hablamos de la fábrica de motos Bera o de la Kawasaki. Ni una de esas motos es posible comprar por los caminos legales. Todas, la más peorra como se suele decir, cuesta de 300 mil en adelante.

Y conste que tampoco hablamos de Cantv, puede que el mayor antro de todos los del Estado. En el caso de Carabobo, que es el mismo de Monagas, Anzoátegui, Bolívar, Aragua y Lara, porque ya lo verifiqué, hay mafias para distintas áreas. Una línea telefónica cuesta 40 palos. Pero el abuso y la corrupción es de tal magnitud que en la mayoría de los casos, son líneas que ya fueron asignadas. La mafia de Carabobo responsable de instalarla, decide a quién se le instala y a quién no, violando no solo la ley, sino sus propias normas internas. El que más pague, gana. Igual es para entregar las antenas satelitales, o las TDA. Todo en Cantv está podrido, porque por todo se debe pagar.

De Movilnet, creo que todo el mundo sabe que no en ninguna tienda se vende un teléfono, pero Vetelca está funcionando y produce celulares por bojote. ¿Dónde están?

Y conste que no es distinto en los bancos del Estado. 40 palos cobran en el Banco de Venezuela oficina principal de Valencia, por abrir una cuenta y entregar una tarjeta de crédito. Esa mafia la controlan mujeres. Se jactan de decir que recogen unos 300 mil diarios que es repartido entre cinco o seis. Solo multiplique para que vea de qué tamaño es la corrupción.

Y conste que no hablamos de los ministerios donde obtener un permiso para desarrollar un proyecto, le cueste a su creador 25% de la propiedad, no la comisión, sino la propiedad de lo que va a hacer. El o los funcionarios que otorgan el permiso, se convierten en socios ocultos de quienes van a trabajar.

Y conste que no hablamos de las cárceles, donde los pranes controlan hasta la distribución de alimentos que hace Mercal, tienen discotecas, traen artistas y pare de contar.

Y conste que no hemos hablado de los cuerpos policiales y sus niveles de putrefacción. Investigue a qué llaman en Aragua y Carabobo el "Tumbe de Mariara" y se impresionará. El Defensor del Pueblo acaba de seguir que la descomposición en las policías es un problema de Estado y tiene razón. Ni Freddy Bernal, que es un hombre eficiente y decente, pudo con eso.

Yo no tengo duda alguna de que es una planificación de capitalismo. Responde a la Teoría del Caos. Destruye todo moralmente y destruyes al Estado. Corrompe todo y pronto Venezuela será declarada un "Estado Forajido", cosa que en lo personal no me importaría mucho. Pero no hay duda de que es imprescindible detener la corrupción, a como dé lugar.

Y no es el Estado el que la pueda detener, porque es el Estado el que está corrompido. Es el pueblo organizado y en debate permanente el que puede enfrentarse al flagelo, porque es el pueblo la primera víctima de la corrupción. Es del seno del pueblo de donde puede salir la justicia moral. Y son esos hechos los que deben desencadenar Una Cruzada para salvar la Revolución.

México es un país que comienza a desdibujarse, sumergido en su propia tragedia, entre la corrupción, el narcotráfico y un Estado que no existe, sino para sostenerse a sí mismo. En el medio quedó la sociedad, indefensa y sin capacidad para enfrentarse a los poderes existentes.

Aún no hemos llegado a la situación de México, pero si no actuamos, muy pronto comenzaron a borrar la historia y los sueños convertidos en utopías.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2695 veces.



Rafael Rodríguez Olmos

Periodista, analista político, profesor universitario y articulista. Desde hace nueve años mantiene su programa de radio ¿Aquí no es así?, que se transmite en Valencia por Tecnológica 93.7 FM.

 rafaelolmos101@gmail.com      @aureliano2327

Visite el perfil de Rafael Rodríguez Olmos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a208913.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO