Los empresarios quieren convertir a mi Venezuela en un arroz saborizado

Como de costumbre fui al supermercado con mi esposa, y entre los artículos de la cesta básica que necesitábamos comprar estaba el arroz regulado. Por todos es bien conocido que casi nunca se consiguen los artículos regulados, lo que nos llevó a tener que adquirir uno de esos que han denominado “arroz saborizado”, la cual escogimos el de tipo “carne y pimentón”, no sé porque razón, pero a un precio algo descomunal comparado con el normal, nos miramos y no nos quedó de otra, es decir, nos montamos en la ola de las campañas publicitarias especulativas. Luego recordamos que hacía alrededor de 3 años en uno de los programas radiales que teníamos como P.N.I. en la Sultana del Guarapiche que comentábamos los costos de un kilo de arroz regulado y del saborizado.

Para aquel entonces un kilo de arroz regulado costaba alrededor de 3 Bs y un kilo de arroz saborizado 12 Bs aproximadamente, es decir 300 % más, más, ¿cómo van a aceptar que este gobierno de un chofer de metrobus les diga que solo pueden ganar el 30% de precio justo si soy capitalista? pero la usura o la especulación descarada no estaba visible realmente en ese kilo de arroz saborizado que compramos, ¡no!, esa es la máscara, en términos fríos, la punta del iceberg estaba en que un kilo de saborizante le salía a la industria en 1.500 Bs pero podía procesar nada menos y nada más que la bicoca de 17 toneladas de arroz normal con ese kilo de químico. Lo que nos permite hacer unos cálculos abismales de ganancia disfrazada de 300%x17.000 kilos. Como los costos hoy en día se han mil multiplicado y más, no me he molestado en investigar los precios actuales de esos tóxicos artificiales generadores de ganancias astronómicas, porque esta técnica de aromatizarnos el gusto o placer a los venezolanos por el consumismo de las maravillas del capitalismo en tiempos modernos es una técnica comercial para salirse de los controles de los precios regulados y permanecer al margen de la ley. Empresario es a comerciante, como egoísmo es a voracidad

Lo mismo está sucediendo con muchos productos de la alimentación diaria como la harina de trigo en sus variadas manifestaciones, la están saborizando como –arepa andina, etc.- o la harina pan –para empanadas, de anís, etc. -por supuesto eso es modernismo, practicidad, y ¿porque no? estafa camuflajiada, pero algunos seguro dirán ¿qué más, hay que comprarlo? asi es el mundo de hoy… y sucede con otros productos de la vida cotidiana, nos están no solo saborizando el paladar, sino también nos están “saborizando” el precio que les da la gana a los venezolanos, porque son productos que no están regulados por la ley de precios justos y por lo tanto las instituciones se ven imposibilitadas y desarmadas ante abismal atraco, un descaro que no hemos “querido comprender” de la naturaleza del capitalismo, es decir, los caminos verdes o salidas airosas de la ley.

El arroz es un rubro imprescindible que acompaña cotidianamente la alimentación mundial de la humanidad y los venezolanos no escapamos a esa imperiosa necesidad planetaria y vemos ante nuestros ojos que nos están saborizando el arroz nuestro de cada día al precio que se les antoje a los empresarios y comerciantes, juegan con nuestras necesidades alimenticias cotidianas, porque ellos deciden como vendernos dichos alimentos, repito hasta el cansancio, no están regulados, están fuera de control de precios, ellos saben de evasión y cualquier tipo de publicidad y mucho más.

Seguro estoy de decirle a las autoridades venezolanas competentes, a los venezolanos que amamos nuestro cuerpo y la vida, que cualquier saborizante del mundo capitalista, es una toxina que si no actuamos con los remedios naturales del socialismo del siglo XXI, seremos envenenados de gota en gota y no tendremos ni para pagar la medicina neoliberal que nos las venden aún más escandalosamente saborizante que cualquier alimento saborizado.

De llano, a mi Venezuela la quieren convertir en un arroz saborizado, pero el obrero mayor de Miraflores Nicolás Maduro, como chofer de este gran metrobus, debe seguir conduciendo el gobierno junto a las instituciones responsables del estado y el verdadero pueblo heredero del Gigante Chávez, y ponerle la mayor seriedad a esta atrocidad capitalista.

Nuestro legado… también es sagrado


ivanmendez2006@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1923 veces.



Iván Méndez


Visite el perfil de Iván Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Méndez

Iván Méndez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a201717.htmlCd0NV CAC = Y co = US