Colas irritantes para tumbar a Maduro, friegan al Pueblo

Nadie puede negar las largas colas que está haciendo el Pueblo, en todas los comercios y servicios, para conseguir un solo producto, bajo sol y agua, por largas horas, que se ha venido agudizando en los últimos días.
La causa o las causas, muchos pretendemos explicarlas como muy complejas o difíciles de comprender, aunque no es así, como tampoco se puede despachar con un simplismo o una letanía de consignas o actos de buena voluntad, porque estas colas, buscan un solo fin: crear la irritación y arrechera suficientes en el Pueblo, que justifiquen cualquier acción vanguardista, que saque de la Presidencia a Nicolás Maduro y liquide, en todas sus formas posibles, todo indicio de esta revolución bolivariana, socialista y chavista.

Es por ello que al identificar las causas, podemos actuar, si estamos dispuestos, para conjurar estas consecuencias, pero, fundamentalmente, para proteger al Pueblo.

Pues bien, la mayor parte de la producción y las principales cadenas de producción, acopio, distribución y comercialización, están en manos del sector privado que se concentra en Fedecámaras-Venamcham.

Ellos no han parado de producir. Ellos tampoco, han dejado de acumular riqueza con ganancias súbitas y exorbitantes, porque han aplicado una fórmula, bien combinada: Desabastecimiento Programado, ralentización, sobreprecio, mercado paralelo de dólares, con una página electrónica que funciona desde EEUU, llamada "Dólar Today", en donde los grandes capitalistas, esa burguesía parasitaria, ha concentrado esa gran masa de dinero que han obtenido de manera fraudulenta, en un estado generalizado de corrupción, con la compra al detal de los cupos de viajeros y cupos electrónicos, que vuelven con mayor sobreprecio al mercado nacional, como se ve, con toda impunidad, en los mall o centros comerciales, todos los comercios y servicios, dando la sensación de una inestabilidad económica del gobierno y de las reservas nacionales.

La verdad es que no hay razón real para esos precios. especulativos, que se imponen desde ese portal del mercado negro y corrupto que el gobierno no ha podido poner en cintura.

Por otra parte, esta grave situación de las largas colas que el Pueblo y los chavistas del barrio bajo estamos padeciendo todos estos días, es versionada de acuerdo con los intereses golpistas, a través de grandes titulares de prensa escrita, en las redes electrónicas, en los canales de televisión privados (absolutamente, todos, a pesar de nuestras adulaciones y carantoñas) y lo convierten en "fuerza material" en el Pueblo, para convertirlo en odio y en rebelión.

La derecha, que es fascista y tiene a sus intelectuales inorgánicos (más peligrosos que un tetero piche), están moviendo el coco y saben efectívamente, acerca de la conexión mayoritaria del Pueblo con el Comandante Chávez, con el Presidente obrero, Nicolás Maduro y con el chavismo.

Esta conexión "Pueblo-Gobierno Revolucionario" es absolutamente "afectiva", por tanto, más irracional que ideológica, razón por la cual asumen como "verdad absoluta" los argumentos y acusaciones llenos mentiras, de la derecha y sus economistas palangristas, de donde surge la crítica irracional y rabiosa contra el gobierno nacional, porque los gobiernos regionales y municipales han pasado agachaditos (como cálculo político de unos cuantos y pata'ebolismo de otros), hecho que debe ser revisado y evaluado en el próximo Consejo Federal de Gobierno, con los gobernadores y alcaldes, de quienes no queremos consigna, ni teatro o adulaciones, sino que actúen en sus localidades y regiones, en concordancia con el Presidente Nicolás Maduro y la Superintendencia de Precios Justos, no en operativos televisados, sino todos los días, en las calles de todo el país.

En fin, este Pueblo, de la "frustración" ante tantas colas y nada que le ven salida a esta guerra económica, es susceptible de pasarse a la "traición" de esta revolución, porque la mayoría no está unida o ligada a esta revolución ideológicamente, además de que las universidades en los últimos quince años han profundizado la formación de una nueva y más grande masa del Pueblo, que el capitalismo da en llamar "clase media", que están formados y especializados para servir al Estado burgués, razón por la cual, un pobre emancipado por esta revolución, ahora puede ir a la universidad y allí, gracias a esta revolución, insisto, se convierten en eso que garantiza la profundización del estado burgués y la restauración del capitalismo salvaje de la IV República. A esto nadie le ha parado esféricas, más allá del diagnóstico y las carantoñas al la impune AVERU.

Por otra parte, estos empresarios recibieron y siguen recibiendo dólares preferenciales del Estado, como estímulo a la economía, incluso, atendiendo a sus demandas en las llamadas "Mesas Económicas de Diálogo".

Como resultado, hoy tenemos que estos verdugos no tienen honor, además de que les importa un rábano el Pueblo y vienen por más. Vienen por la cabeza del Presidente Nicolás Maduro y contra todo vestigio de revolución.

Si al día de hoy, nos quedan dudas y creemos que congraciándonos con la burguesía parasitaria o haciendo negocios con ellos, estamos frenando o conjurando esta guerra económica, pues entonces, nos lamentaremos a la vuelta de pocos días. Ya la guarimba está empezando a coger patio y las largas colas se han centuplicado en todas las calles, incluso, con la Guardia del Pueblo, cuidando el negocio del sector privado y que el Pueblo baje la cerviz y haga su colita en orden y sin arrecharse, bajo sol y agua, hasta que las várices se le revienten.

Se ha podido y debido tomar algunas acciones puntuales, que refuercen el titánico trabajo de la Superintendencia de Precios Justos y (SPJ), del ímpetu convertido en acciones concretas de la clase obrera y trabajadora en general, que están en defensa del Pueblo y de esta revolución.

Párenle el guiso y boicot a las aerolíneas y agencias de viajes, interviniendo directa y permanentemente las aerolíneas nacionales y extranjeras, hasta que dejen de fuñir a los usuarios de este servicio de transporte aéreo.

Tomen y entreguen a los trabajadores, aquellas empresas grandes dueñas de toda la cadena productiva, de entre las tres (3) que existen en el país. Hasta las piedras saben que los grupos económicos dueños de estas cadenas están detrás del diseño y ejecución de la política del Desabastecimiento Programado (nada de inducido) y de la ralentización, burlándose, incluso, en ruedas de prensa, del gobierno nacional (al que tratan cual estúpido y ridiculizan) y del Pueblo (al que desprecian y arrinconan y castigan cada día). La paradoja está a la vista de todos. Los trabajadores de estas empresas producen igual, pero gracias a la política de este sector parasitario de Fedecámaras-Venamcham, la sensación de "escasez" ha sido efectiva, para sus fines bastardos.

Sobre todo, el gobierno debe parar la entrega de dólares a todos estos parásitos, agrupados de Fedecámaras-Venamcham, sin excepción alguna o concesión, sin castigar al Pueblo quitándole el acceso a estas divisas.

Pero, esta medida con los dólares, solo es efectiva, si el gobierno nacional (que tiene capacidad real para hacerlo), atosiga o llena el mercado nacional de todo tipo de productos, entre los que destacan: leche, papel toillete, café, carne, jabón de baño, detergente en polvo, enjuague, entre otros productos que, ohhh causalidad!, son los de uso diario y que causan irritación al individuo, cuando va a defecar, cuando se baña, cuando se levanta, cuando los malos olores de axila se hacen presentes, cuando necesitan lavar la ropa, los platos después de comer y paremos de contar. Ayudaría mucho, desprivatizar a todas las aduanas, inmediatamente, preservando a todos sus trabajadores y entregándoselas a ellos.

Ya hemos podido ver a una clase obrera bolivariana, socialista y chavista, dispuesta y asumiendo el rol de defensa de la economía nacional y defensa del Pueblo. A esta clase trabajadora, la veremos poniendo las universidades al servicio del Estado Comunal y de acuerdo con el Plan de la Patria. Parece que la derecha fascista y parasitaria de Fedecámaras-venamcham, no sabe que este Pueblo también es Milicia.

Hagamos entonces, que ante esta guerra económica, los sectores especuladores y boicoteadores sientan el rigor del Pueblo y del Estado. Eso, aún no lo sienten, porque se saben impunes. Ya basta de colas miserables! La sensación de escasez está causando estragos en la población. Pueblo y gobierno, tenemos gran capacidad de respuesta. Usémosla.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3263 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a199091.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO