Cheverito o Arrechito

     La representación del personaje "Cheverito", a manera de comics, para informar y educar en relación con nuestra hermosa Venezuela, ha sido un éxito rotundo, por su contenido ameno, diáfano y pegajoso, porque en este país somos "chéveres", palabra que estaba en desuso y fue rescatada, en su sentido original, como expresión estética que resume mucho de lo bueno de nosotros, "en" y "con" esta prodigiosa tierra.

     Pero, como la llamada "encerrona" (aquelarre de la MUD), no trajo nada bueno entre los miembros de la ultraderecha, hubo quienes decidieron boicotear la imagen de "Cheverito", aflorando sus más bajos resentimientos e instintos, como el endorracismo, la envidia, ignorancia supina y odios viscerales. Parece que Cheverito los tiene locos.

     Esa maniobra abyecta de los de la encerrona, solo ha traído mayor rechazo hacia ese sector de enfermos y ha ayudado a mostrarlos en su verdadera naturaleza: fascistoides. Y no se les puede repetir que "Cheverito los tiene locos", porque es peor.

    Pero, resulta que no todo es chévere, ni tan banal y nos tiene preocupados, por no decir "arrechos": es la especulación, usura, sobreprecio y escasez deliberada de alimentos y productos, en estos tiempos estivales, en los que un grueso de la población acostumbra salir de vacaciones, a recorrer y conocer todo aquello que el Ministerio del Poder popular para el Turismo (MPPT) se ha preocupado en promover, por diversas vías, entre las que destacan en esta temporada, los personajes mitopoiéticos con intención didáctico-recreativas "Cheverito y Bío", dúo dinámico de la conservación, uso adecuado del ambiente y recreación, sin las sodomías de Batman y Robin, que al contrario de nuestras criollas representaciones, éstas importaciones enmascaradas son mitagógicas alienantes, que nos muestran a una sociedad estúpida de la violencia y muerte.

     Deben preocuparnos, porque es un hecho real el que a pesar de tantas promociones del Estado, aumentos salariales e incentivos, en esta temporada, una modesta familia que pretenda viajar, si decide hacerlo, debe llevar consigo, el papel toilette, café, leche, harina y cuanta cosa necesite, porque el desabastecimiento programado ha sido un éxito. Prueba de ello, se evidencia, por ejemplo, en Mérida, hermosa tierra y polo turístico, que hoy padece de escasez de alimentos y productos, que cuando aparecen, los supermercados se atestan de largas colas de ciudadanos irritados, mientras unos melifluos doncellos de VP, PJ, Anonimous y cuanto floripondio hay en la fauna oposicionista, espetan "pero tenemos patria", además de alentar lo más irracional contra el gobierno revolucionario, con bastante éxito.

     En fin, cuando a cualquier familia le da por hacer el turismo ecológico y nacional, al que Cheverito nos invita, resulta que se consigue con sobreprecio, especulación y usura, en absolutamente todo, en alimentos y servicios. Pareciera entonces que esta guerra económica la están ganando estos sectores parasitarios con patente de comercio y servicio, a los que, como ciudadanos, nosotros debemos enfrentar al detal, uno a uno, con la acción decidida de funcionarios del Estado, a los que no se les ve mucho en recorridos por comercios y servicios. Hay abulia generalizada, entre los funcionarios a los que les corresponde supervisar y sancionar, para que no nos sigan robando de esta manera tan vulgar.

     Ante tanto robo, especulación y usura, lamentablemente y a pesar de Cheverito y Bío, nosotros los ciudadanos, nos aniñamos, nos hacemos "las jevitas (cual Caperucitas porno) indefensas ante el lobo" y no pasamos de murmurar, aguantar callados y pagar lo que nos cobren los ladrones con patente de comercios y servicios, hasta que se nos acaban los cobres y tenemos que olvidarnos de Cheverito y Bío, para regresarnos con el "Arrechito" por dentro, porque la Ley Orgánica de Precios Justos (LOPJ) solo la cumplen los pendejos, hasta nuevo aviso.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3434 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: