Sicad 2 tactica o estrategia frente al capital?

No podemos ocultar la realidad. Venezuela es un país de economía minera donde el capital financiero especulativo tiene un fuerte arraigo. En comparación con otros sectores de la economía nacional el petróleo tiene una supremacía histórica. Es por ello que Venezuela es más susceptible a los ataques del sector especulativo mundial. Desde su arribo al poder la revolución bolivariana ha tratado de minimizar esta debilidad estructural. La explotación petrolera en el país creo dos grandes sectores, el sector hidrocarburos altamente modernizado y el resto de la economía, con el sector agroalimentario a la cabeza, tradicional y rudimentario. Esta disconformidad entre uno y otro sector dificulto la aplicación de un sistema único cambiario y  se tuvo que optar por un sistema diferencial. Este sistema se estableció, sin muchas variaciones, desde 1940 con la creación del BCV, hasta 1976 con el primer intento de nacionalización petrolera neoliberal. El cambio se mantuvo en  4,30 hasta que colapso la economía nacional durante el denominado en el viernes negro (13-02-83).

La primera medida de tipo administrativa para controlar la oferta y la demanda para controlar la fuga de divisas fue la creación de RECADI. Este fue el producto de Fuga de 20.236 millones de dólares. El 18 de febrero, era el último día hábil de libre convertibilidad del bolívar frente al dólar, los egresos ese día en divisas al exterior alcanzaron aproximadamente los 22.700 millones de dólares. Una pequeña parte de esta cifra correspondió a transacciones del Banco Central de Venezuela, el resto fue realizado por particulares, en los meses precedentes. Este proceso de desangramiento económico tuvo por lo menos 3 causas: la sobrevaluación del bolívar frente al dólar norteamericano en el orden de 35 %; el cobro de 13.000 millones de dólares de deuda ilegal externa por parte de la banca acreedora; y la caída de los precios de nuestro petróleo. Esto mostraba los desequilibrios internos de la economía venezolana  y hacía imposible mantener un tipo de cambio a 4,30 bolívares. Esa fue la última iniciativa de la IV república en el sentido.

Durante ya el Gobierno Bolivariano Revolucionario y para enfrentar este tipo de violencia económica se crea CADIVI (Comisión de Administración de Divisas) que es la estructura que regula administración, coordinación y control de la política cambiaria en Venezuela. Posteriormente asumió las operaciones de compras por internet.  El SITME (Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera) es controlado directamente por el BCV y en el cual se compran y venden en bolívares títulos de deuda pública denominados en divisas. Pueden acceder al SITME, todas aquellas personas naturales que deseen remesas a familiares en el exterior, viajes al extranjero, gastos por educación y casos especiales

SICAD (Sistema Complementario de Administración de Divisas), su finalidad es integrar mejorar y facilitar los diligencias, tramites y procesos que en la materia realiza la Comisión de Administración de Divisas (CADIVI) en Venezuela, para la aprobación y entrega de divisas necesarias para el funcionamiento de la economía venezolana. El contraste principal entre los mecanismos utilizados en Venezuela como SITME y el SICAD, el primero tenía una tasa fija de 5,30 Bs por US$. El segundo sistema mediante la modalidad de subasta fluctuará a una tasa implícita.

El gobierno Bolivariano a creado un tercer  mecanismo para puede transar dólares de manera expedita y sin restricciones a través de  los operadores que serán  todos los bancos, las casas de bolsas. En él participan personas naturales o jurídicas tanto privadas como públicas. El BCV establecerá los términos que regularan las transacciones. Se realiza a través de operadores cambiarios, entre los cuales estarán los bancos universales y operadores de valores regulados por la Ley del Mercado de Valores. La tasa de cambio será fluctuante y dependerá de la la oferta y la demanda  pero tanto el BCV como PDVSA intervendrán cuando sea necesario, a través de la oferta de divisas.

Al ser el SICAD II un sistema que busca ampliar el acceso al mercado de divisas y bajar el dólar paralelo que es lo que produce inflación inducida. Cabe destacar que esta demanda es inducida y busca la quiebra económica del estado venezolano para facilitar un cambio violento en las relaciones de poder.   La adopción del SICAD II dio una gran sensación de seguridad y confianza en el mercado y en la economía y finanzas venezolanas que a pocos días de la instauración del segundo sistema el dólar paralelo o negro o como ha sido bautizado popularmente el guarimbero tiende a bajar a niveles razonables pero que aun no son suficiente pues, si bien es cierto existe un exceso de liquidez de bolívares en el mercado que pudiera duplicar o triplicar la cantidad de dólares,  y a su vez  bienes y servicios demandados en la economía nacional aun así no se justifica un dólar a 50bs ya que la mas de la mitad de ese costo responde a factores especulativo lo cual nos hace pensar que la confianza y la fluidez del mecanismo va determinar la estabilidad de la moneda que por ser nuestro país dependiente de las importaciones de materias primas para ensamblaje de vehículos calzados electrodomésticos entre otros, es el acceso y la fluidez del dólar lo que   dinamiza la economía interna  . Esta es otra arma económica de la burguesía  financiera y especulativa,  La razón muy sencilla ante la evidencia histórica que acabamos de presentar, en Venezuela nunca ha existido un sistema cambiario con una flotación limpia del tipo de cambio y que opere de acuerdo con las condiciones del mercado. La guerra económica en la cual ha librado Venezuela, el precio de la mayoría de productos, bienes y servicios es dictaminado por el dólar paralelo manipulable y especulativo por directrices de tipo político y no económico. Es un esfuerzo más del gobierno bolivariano y revolucionario y no es más que la resultante dialéctica de una política económica que tiene como prioridad la inclusión y al democratización en el acceso de divisas para las mayorías nacionales. Hace 15 años, cuando el acceso a los dólares para particulares era restringido, no por leyes ni reglamentos, sino por las características excluyentes que tenia la sociedad en s.   Ahora bien el problema estructural sigue siendo el mismo que históricamente nos somete a los ciclos especulativos. Necesitamos consolidar la soberanía e independencia económica es necesario q no solo aprendamos a ensamblar o a mezclar formulas importadas para hacer un producto es necesario desarrollar tecnologías propias darle realmente valor agregado a la riqueza de las materias primas q posee nuestro país de lo contrario seguiremos siendo esclavos de lo que dicte el dólar pues, hoy más que nunca la táctica debe ser crear mecanismo para seguir brindándole calidad de vida a nuestro pueblo en base a la lógica histórica del manejo económico, pero la estrategia debe seguir apuntando a construir una verdadera liberación e independencia económica, a partir del control de los modos de producción estratégicos y del manejo real de la economía nacional, a los efectos de evitar el chantaje y la manipulación de los mercenarios financieros que tanto daño han causado a nuestro país.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2149 veces.



Hugbel Roa

Ministro para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología

 @hugbelpsuv

Visite el perfil de Hugbel Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hugbel Roa

Hugbel Roa

Más artículos de este autor