Leocenis García: cuando el periodismo se paga en dólares

3 millones de dólares en la cuenta de un mortal, en un banco de Suiza, no son conchas de ajo.

Hay que verle la cara reunir 3 millones de dólares, ganando en bolívares, y más aún, con control cambiario en el país.

La cifra corresponde a Leocenis García, empedernido antichavista, director del semanario 6to. Poder, comunicador aún sin licenciatura, quien fuera denunciado por el diputado Julio Chávez de poseer una cuenta bancaria en el exterior, de 3.498.000 dólares.

Este hecho, corrobora lo que casi todos sabemos respecto a muchos periodistas en el país: son tarifados que cuidan intereses empresariales, burocráticos o partidistas.

Como el de García, hay numerosos casos de comunicadores que reciben financiamiento por vías como transferencias electrónicas en moneda nacional o extranjera, contratos publicitarios, por asesoría o imagen, como asesor personal o de comunicaciones, donaciones a sus fundaciones o empresas personales, entrega de efectivo, regalos como apartamentos, yates, costosos relojes, prendas, viajes, comidas en lujosos restaurantes, entre otras especies.

Son los llamados periodistas tarifados o palangristas, que se venden al mejor postor.

Muchos hicieron del ataque artero, despiadado, desprovisto de todo principio ético y moral hacia el Presidente Chávez y su gobierno, un negocio que aún luego de su muerte, sigue rindiendo frutos.

Crear contenidos, informaciones verdaderas o falsas, inventadas, no confirmadas, frutos de chismes o elucubraciones, cualquier cosa vale para colocarla en el cañón de los principales medios.

Actúan como arietes para destronar cualquier político que no esté en su órbita de intereses. Son llamados periodistas guardianes del status quo, del poder, del establisment, del orden mundial y global.

En el caso de García, no es de extrañar que tenga una cuenta personal desde donde recibe transferencia en dólares tanto de venezolanos como de empresas extranjeras.

Desde allí, cree el diputado que realizó la denuncia, centrifugó pagos para desestabilizar el país, como financiar marchas, transferencias a determinados personajes extranjeros, así como a activistas nacionales.


Es decir, García pasó de ser un simple personaje que recibía dinero por sus “trabajos periodísticos”, a financista de actividades políticas para desestabilizar al país, según el denunciante.

García es uno de los periodistas más cuestionados en el país, por su pasado, el cual es ligado, presuntamente, a mafias financieras y trabajo sucio desde el punto de vista comunicacional.

Reconoció públicamente que no tiene miedo ir a la cárcel nuevamente, y tal parece que ha sido su mejor sello publicitario para conseguir financiamiento.

Rubén Marcano, periodista


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2649 veces.



Rubén Marcano

Periodista, graduado en la UCV. TSU en Informática, con estudios sin culminar en Sociología y Derecho en la UCV. Con maestría de Periodismo y Comunicación Institucional en la Complutense de Madrid, Autónoma de Barcelona y UPEL. Ha escrito dos libros. Es profesor universitario y articulista.

 rubenmarcano@gmail.com      @rubenmarcanob

Visite el perfil de Rubén Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: