Crónica de una gestión fracasada

La Gerencia siempre es la responsable del fracaso o del éxito de un negocio, Empresa o Instituto, tanto de carácter público como privado.

El Gerente posee las herramientas para coordinar de manera efectiva todos los recursos a través de procesos de organización, planificación, dirección y control, logrando así los objetivos establecidos.

Es casi normal en nuestro país que algunos personajes elegidos por el voto popular para ejercer funciones de gobierno, confundan la Gerencia Política con la Gerencia Pública o con la Gerencia Técnica y peor aun, con la Gerencia por Objetivos y la Gerencia de Procesos. Cuando la realidad es que; la primera es el resultado de la gestión que un funcionario ejerce en un alto cargo decisivo o administrativo para el que ha sido designado por lealtad a un partido político o a una fracción política. Mientras que; la Gerencia verdadera es aplicada por profesionales que manejan las herramientas Gerenciales, los principios de la Gerencia moderna y las técnicas Gerenciales, obtenidas, normalmente, en estudios de cuarto nivel y la habilidad para aplicarlas, desarrollada con años de experiencia.

Esa es la razón por la cual la gestión de un gobernante fracasa estrepitosamente en desmedro del pueblo que lo eligió. Un flaco favor hecho a quien se merece el mejor esfuerzo de sus gobernantes para mejorar su calidad de vida.

En algún momento, ejerciendo mi papel de Consultor Gerencial escuché a un “gerente” decir que sus colaboradores más cercanos no podían ser mejores que él, para que su cargo no peligrara. Otro me confesó que sus colaboradores no podían tener aspiraciones. En ambos casos la destrucción de los valores de la organización era evidente y la gestión, un total descalabro.

Todo el preámbulo anterior lo refiero por haber observado, en el primer trimestre del año a un Gobernador, elegido en diciembre pasado por una amplia mayoría, hablar prácticamente todos los días de la necesidad de incrementar la producción de alimentos para lograr la independencia alimentaria, ¡NADA MAS CIERTO¡. Sin embargo ha mantenido intocable al organismo que administra la gestión agropecuaria del estado, a todo el personal, incluyendo a la máxima cabeza, todos ellos protegidos del Gobernador saliente El Organismo exhibe una paupérrima gestión y múltiples denuncias por manejos sospechosos dentro del instituto. Se comenta en los pasillos de la Gobernación que esa Dirección es la cuota de la fracción del partido de Gobierno que controla el ex Gobernador. He allí nuestro ejemplo del Gerente Político.

Y cualquiera se pregunta, siendo tan evidentes las deficiencias en la gestión de la Dirección Agropecuaria de la Gobernación.

Como se convertirá el estado en una Potencia agropecuaria?

Como lograr la independencia alimentaria?

Como mejorar la calidad de vida de nuestro pueblo campesino?

Como alejamos a nuestro pueblo del umbral de la pobreza?

Como le rendimos cuenta a nuestro Comandante Eterno?

Donde queda la eficiencia?

Que estamos haciendo?

Era esto lo que nos pedía casi a diario Hugo Rafael Chávez Frías?

O acaso, queremos traicionar los ideales de nuestro Comandante?

Allí se los dejo mis queridos camaradas.



@ctovarcabello
ctovarcabello@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1769 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter