Vehiculos: Refugio para especuladores

 


El espiral de especulación desatado en Venezuela desde hace algunos meses, tomo como principal refugio la comercialización de los vehículos, camionetas, sedan autobuses, y todo aquel medio de trasporte que exista, la pregunta es ¿porque ocurre esto en Venezuela? ¿Y cómo pueden hacerlo? Lo primero que debemos aclarar es que en nuestro país la industria automotriz con más de 30 anos en Venezuela, jamás busco desarrollar internamente. La producción nacional es decir, el estado venezolano nunca exigió que las grandes trasnacionales ensamblaran, sino que fabricaran en el país las maquinas que realizan los componentes de un vehículo, ha sido solo con la llegada de la Revolución Bolivariana que se han podido establecer convenios de transferencias tecnológicas con países como China, Irán y Bielorrusia, entre otros, a los efectos de poder lograr avanzar en la construcción de la independencia industrial y tecnológica, en 2 lugar a pesar que en el país existen un control de divisas, se debe revisar de forma minuciosa los verdaderos costos y la producción real de cada vehículo que reportan las ensambladoras a la hora de solicitar divisas ante CADIVI, pues nos surge una duda porque si un vehículo que recibió dólar preferencial 4,30 por ejemplo si cuesta una camioneta 560 mil bs fuertes, su costo seria 115 mil dólares y cuando revisamos y evaluamos el mercado internacional, ese vehículo no llega a costar más de 40 mil dólares, sin embargo CADIVI les termina liquidando el 90 porciento del componente de ese vehículo en dólar oficial. Otro elemento a evaluar, es que las ensambladoras usan un pequeño porcentaje de componente nacional y que según sus números eso hace que el carro sea más costoso, es decir, es más caro hacer las cosas con materia prima nacional mano de obra venezolana que les dispara el costo a las ensambladoras, ahora bien eso a nivel de lo que formalmente ocurre en las ensambladoras de vehículos. Cuando vamos a las redes de comercialización y servicio de concesionarios el problema es peor, un porcentaje importante de lograron constituir mafias cuasi perfectas de las especulación en la compra y venta de vehículos, en primer lugar las llamadas flotillas para empresas que en teoría sustituyen anualmente sus flota automotriz, pero que en el fondo logran es triangular la venta en el llamado mercado secundario agregándole desde 100 hasta un 300 porciento por encima del costo real del vehículo de igual forma, las llamadas paginas en línea donde se colocan precios referenciales que disparan el espiral inflacionario, son estas algunas de las características que el llamado mercado debía resolver y que por el contrario genero un campo de cultivo para las mafias de la especulación en Venezuela es por ello que se ha diseñado un instrumento legal para crear las regulaciones necesarias y proteger los intereses de la población, que en definitiva es quien más se ve afectada cuando ocurre estos descontroles y desbalance en el mercado aquí se evidencia como la llamada mano invisible del mercado por sí sola no resuelve nada y es necesario un estado fuerte, con una legislación que permita sancionar a quienes atenten contra los intereses de la economía nacional ya que para la revolución bolivariana la economía debe estar al servicio de la sociedad y no en al servicio del los intereses de las mafias especulativas que permanentemente juegan al caos y a la desestabilización económica del país.

roahugbel@gmail.com

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2053 veces.



Hugbel Roa

Ministro para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología

 @hugbelpsuv

Visite el perfil de Hugbel Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hugbel Roa

Hugbel Roa

Más artículos de este autor