¿Qué comen los magistrados?

Antes que nada debo decir: sé que estas notas, sumadas a otras, que fueron y son dirigidas contra quienes abusan de su posición administrativa para hacerse de lucros y privilegios vulgarmente ofensivos contra un pueblo, un proceso y la dignidad humana del país, por lo tanto, se que serán una limitante más en mi vida de abogado. Serán más puertas cerradas y mayores obstáculos a vencer, pero en verdad, no me importa. 

 Un profesional medio en nuestro país, debe superar los mismos niveles de estudio que cualquier funcionario de la Magistratura o del TSJ. Mientras un Médico, un Profesor,  administrador, con doctorado y otros diplomados,  gana un promedio de seis a diez mil Bs, y si recibe Cesta ticket, no pasa de 3000 Bs nuestros magistrados se fijan unos sueldos, que para destacar el cache, denominan honorarios que pasan de los sesenta mil Bs. Estos, exceden lo contemplado en la ley de emolumentos nacionales, igualmente en una franca bofetada al pueblo trabajador, se asignan la bicoca de doce (12) mil Bs de cesta ticket que para ellos seguro se deben denominar "sustentos necesarios para la vida útil".

 Es procedente la pregunta ¿Qué comen nuestros magistrados, que se auto asignan semejante cantidad de dinero? Me pongo a cavilar y concluyo que deben desayunar diariamente con caviar, meriendan a media mañana con pinchos de salmón ahumado, almuerzan con un suculento Churrasco o filetes de mingón ¿será así que se escribe?, toman de entremés de ocaso unos picoteos generosos de Bacalao Noruego a la vinagreta y en la cena, para prevenir sueños perturbadores, solo consumen frutas exóticas importadas generosamente procesadas y disecadas para no alterar los niveles de colesterol malo y evitar los excesos de grasita en el abdomen, por supuesto que todos esos alimentos deben ser acompañados con agua mineral importada (la misma que consume la novia de un conocido intelectual y estrella fulgurante de la tv dominguera, de un súper programa; líder indiscutible de la oposición venezolana y que si reconoce sus acciones. Los domingos nuestros magistrados abnegados deben cuidar su delicada piel con un sano y refrescante baño de leche de burra, que por supuesto debe costar un dineral y debe ser sufragado por los afortunados habitantes de esta nación). Así mismo los domingos para deleitar el exquisito paladar, deben tomar unas cuantas raciones líquidas de “la viuda alegre” o de “gran duque de alba”, para sostener la lucidez necesaria poder así tomar las decisiones mas adecuadas para el bienestar popular y la buena marcha de la república, que seguramente los sostendrá “preñados de buenas intenciones” por un tiempo más.

 ¡Viva la patria socialista, popular, revolucionaria y marxista desde las cumbres del poder!

javiermonagasmaita@yahoo.es javierdelvallemonagas@gmail.com

www.planetaenpeligro.blogspot.com  / lo que será



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1973 veces.



Javier Monagas Maita


Visite el perfil de Javier del Valle Monagas Maita para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: