A los ahorristas del Banco Federal

El año pasado, cuando reventó la crisis de algunos bancos privados en el país, daba asco la forma tan visceral como la oposición plagó el centimetraje de radio, prensa y tv, para acto seguido, pronosticar la caída del rrrègimen queriendo comparar ese episodio con lo acontecido en la cuarta república cuando miles de ahorristas quedaron guindando, arruinados producto del accionar de los banqueros de distintas entidades financieras, que luego de mal administrar el dinero ajeno, se fueron del país, dejando en su fuga a buena cantidad de personas en una muy mala situación económica.

En esa ocasión tuve la oportunidad de dirigirme a todos mis lectores, para decirles que tuvieran confianza en el gobierno, que esa situación no traería consigo la hecatombe, ya que aquí contamos con un gobierno revolucionario que no busca el lucro de sus burócratas, sino el bienestar del pueblo; para lo cual, día a día, construye patria, aplicando distintas iniciativas. No pasó la situación de una campaña mediática tendiente a desquiciar al más equilibrado de la oposición y esto no por obra y gracia del espíritu santo, sino por el accionar del gobierno revolucionario y socialista que dirige HUGO CHAVEZ, quien de manera magistral, superó la situación, sin que los miles de ahorristas venezolanos que tenían sus ahorros en todos los bancos intervenidos se vieran afectados. Todas las profecías del desastre se esfumaron junto a sus profetas. Pero esta gente no escarmienta, continúan como dignos discípulos de Goebbels, a la caza de cualquier otra situación o circunstancia que les permita implementar su propaganda de guerra; eso es precisamente lo que estamos viendo en este momento con la situación del Banco Federal.

El hampón Nelson Mezerahne, huyó con la cabuya en la pata, se fue y pretendió dejar guindando a todos los incautos que habiendo presenciado el año pasado la situación de los bancos privados, continuó aferrado al Banco Federal a pesar de que dicho banco estuvo involucrado en la situación presentada y fue asistido por el gobierno. Hay que resaltar también que en el cúmulo de delitos cometidos por este choro de cuello blanco, debemos contar con el de la oferta engañosa, que nunca cesó (para ello contaba con precios especiales en las cuñas de globoterror) con el ánimo de mantener su cartera de clientes y seguir enriqueciéndose con el dinero ajeno. Su hijo, está involucrado en un delito cambiario, el hijito de papá banquero y ratero, otorgó indiscriminadamente tarjetas de crédito visa y mastercard, a toda la nómina del banco, sin que estos las solicitaran o reunieran los requisitos exigidos por los bancos para otorgar este instrumento de crédito, es decir a todo aquel cuyos datos estuvieran en la nómina de trabajadores a su servicio, les sacó tarjeta de crédito. Pero no se me emocionen ni confundan, no fue por un gesto de buena voluntad ni por el ánimo de ayudar a sus empleados; este pichón de rata lo hizo para obtener el cupo en dólares autorizado por CADIVI y traerlos al país para ponerlos a circular en el mercado paralelo; el asunto se descubre con la investigación, que adelantó el Estado, al llamar a los tarjetahabientes que aparecían gastando su cupo en el exterior sin haber salido del país, fue en ese momento que estas personas se enteraron que tenían tarjetas de crédito a su nombre. Par de choros, Mezerahne y familia, me huele que estos tampoco volverán.

irisvr8@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2723 veces.



Iris Varela


Visite el perfil de Iris Varela para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iris Varela

Iris Varela

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a103082.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO