Chavez propina nueva derrota a Bush, en Asamblea General de la OEA

Nota de Aporrea: Visite el sitio web de Radio Nacional de Venezuela en: www.rnv.gov.ve.
Fort Lauderdale, 07 Jun. Fuentes diplomáticas venezolanas presentes en la XXXV Asamblea de la OEA informaron que la propuesta del monitoreo sobre las democracias no fue incluida en la Declaración de Florida.

La propuesta, impulsada por la administración del presidente George W. Bush sobre un "mecanismo de supervisión" recibió un rotundo NO de la mayoría de los 34 representantes presentes en la reunión del organismo multilateral.

Al intervenir en una de las sesiones, el canciller brasileño, Celso Amorim, afirmó que "la democracia no puede ser impuesta, nace del diálogo". El Ministro de Relaciones Exteriores venezolano, Alí Rodríguez Araque, indicó que "la OEA no está facultada para hacer evaluaciones sobre el estado de la democracia en los diferentes países".

Contrapropuesta

La fórmula injerencista de Estados Unidos recibió este lunes el portazo de una propuesta alternativa, presentada por 11 países, entre ellos, Bolivia, Brasil, Chile, Perú y Colombia, los cuales propone sean los estados los que pidan ayuda a la organización cuando enfrenten una crisis de gobernabilidad.

El texto contestatario a Washington encarga al secretario general de la organización que "proponga recomendaciones y medidas específicas para prestar asistencia a los estados miembros que lo soliciten".

Sin embargo, el borrador inicial de la Declaración de Florida presentado por Estados Unidos solicita al Consejo Permanente que "desarrolle un proceso para evaluar" las situaciones que en los países miembros "puedan afectar el desarrollo" de la democracia.

Hasta ahora, en lo único que existe consenso entre Washington y las naciones "rebeladas" es en celebrar la Asamblea General de 2006 en República Dominicana.

Éxito diplomático venezolano

Esta negativa representa un nuevo éxito en la política internacional venezolana, ya que la posición del canciller, Alí Rodríguez Araque, fue desde un principio que la propuesta significaba una injerencia en asuntos internos de los países "en contradicción frontal con la propia carta de la OEA".

Cabe destacar que los argumentos esgrimidos por la delegación Venezuela para negarse a esta propuesta eran, en primer lugar, que deben ser los propios pueblos los que establezcan los mecanismos correctivos para sus democracias, cuando sea necesario hacerlo, y en segundo lugar, que la OEA o cualquier organismo internacional sólo puede acudir hacia un país ante una solicitud emanada por el Estado interesado en recibir la ayuda.


 
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5166 veces.


La fuente original de este documento es:
Radio Nacional de Venezuela (www.rnv.gov.ve)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter