Simón Sáez Mérida, víctima de la violencia urbana


El pasado sábado y a plena luz del día, Simón Sáez Mérida, de 76 años, viajaba de copiloto - con su esposa al volante - por la Autopista Valle - Coche, con destino al Este de la Ciudad. Pasaban bajo el puente Longaray (ubicado en El Valle) cuando un objeto contudente impactó el parabrisas del vehículo.

Conmocionada, Inés de Sáez le comentó a su esposo que se había roto el parabrisas, pero Simón Sáez no respondió. Un trozo de tubería de aducción de aguas blancas, de hierro colado, y de unos 2 kilos de pesos había atravesado el cristal golpeando al profesor, historiador y dirigente político sindical en el rostro.

Inés de Sáez cuenta que en el momento, sólo pudo pensar en salvar la vida de su esposo. Como pudo, lo reincorporó sin detener el vehículo. Le hizo presión sobre el cuello, para mantenerle el cuello erguido impidiendo que se desangrara. Manejando con la mano izquierda, "y tocando la corneta con el codo" Inés de Sáez logró llevar a Sáez Mérida hasta la Clínica Atías, donde le atendieron con suficiente celeridad para preservarle la vida.

Simón Sáez Mérida progresa satisfactoriamente

El Dr. Francisco Cróquer, quien atiende al historiador en el centro asistencial de Los Rosales, dice que Sáez tiene buenas posibilidades de recuperación, aunque presenta una grave fractura en el maxilar inferior que se teme pueda privarle del habla. Su esposa, Inés de Sáez, comenta que los costos totales de las intervenciones y la prótesis que será necesario implantar en el rostro de Simón Sáez superarán con mucho los 100 millones de Bolívares, "pero será poco, si él queda bien".

Los familiares afirmar que el profesor está imposibilitado de comunicarse verbalmente, pero que, a través de gestos, han logrado comunicarse con él y determinar que sigue lúcido. Inés de Sáez se alivia de pensar que su esposo no será impedido de su pasión por la escritura: "Su cerebro está intacto, sus manos están intactas, él va a seguir trabajando y luchando".

Modus operandi

Varias bandas de delincuentes de la ciudad de Caracas han recurrido a la treta de lanzar objetos contra los vidrios de vehículos en movimiento, de forma que el conductor se vea en la necesidad de detenerse y, una vez baja la guardia, proceden a abordarlo y despojarlo de sus bienes. Ya son numerosos los casos de emergencia que han arribado a la Clínica Atías con contusiones en el rostro por causa de esta actividad delincuencial. Rubén, encargado del estacionamiento de la Clínica desde hace cuatro años, afirma que son muchos los casos que ha visto acudir al centro asistencial con lesiones de este tipo: "sólo en este año, cuatro o cinco". Sin embargo, el encargado afirma que el caso más grave que ha visto es del de Sáez Mérida.

La familia Sáez se indigna de la impunidad que persiste en la zona de Longaray. Hacen un llamado al Alcalde Barreto, oriundo de El Valle, a que tome en cuenta la situación de inseguridad extrema que viven los transeúntes y usuarios de la autopista Valle - Coche. También destacan que el lugar desde el cual el objeto fue lanzado está a escasos 30 o 40 metros de un puesto de control de la Base Militar Fuerte Tiuna. Al parecer, el aumento de los intentos de robo que se realizan con este modus operandi tiene relación con el inicio de las obras de la Línea 4 del Metro de Caracas, de donde los antisociales obtienen los escombros de tubería de hierro.


¿Quién es Simón Sáez Mérida?
Simón Sáez Mérida es dirigente político y sindical, docente de la Universidad Central de Venezuela - donde llegó a ser el máximo representante profesoral- , historiador y escritor. Presidente del MIR, militó y organizó el ala "combativa" de Acción Democrática. Activista en la clandestinidad durante la dictadura de Pérez Jiménez y uno de los protagonistas del "Carupanazo" que insurgió contra Rómulo Betancourt, Simón Sáez Mérida llegó a ocupar un lugar en el Congreso Nacional. Preso político en tres oportunidades, incluso siendo parlamentario sufrió persecuciones y allanamientos.

Su hija, Dolores, afirma que Sáez Mérida siempre ha sido un luchador social, un hombre de izquierda, "de verdadera izquierda", dice. Lamenta el terrible suceso que aconteció a su padre, sobre todo por esa condición de solidaridad que siempre ha tenido hacia los menos afortunados: "él siempre fue un luchador por los desposeídos, y es irónico, que un desposeído con licencia para matar es quien le hizo esto".

Actualmente, y con 76 años de edad, Sáez Mérida se dedica a escribir, y ha producido recientemente cuatro libros que ya están en el proceso editorial. Recientemente, conversó sobre su libro "Domingo Alberto Rangel, parlamentario" en una tertulia informal en el Centro de Estudios Sociales Libertarios de Sarría, donde afirmó "Hay gente que se ha molestado -afirmó Simón en su intervención- y me ha dicho "después de viejo jalándole a Domingo Alberto". Domingo es un hombre que tiene méritos propios. El es mi hermano. A pesar de nuestras diferencias y de las crisis que vivimos dentro del MIR, siempre hemos podido discutir sin calentarnos"

ULTIMO MOMENTO

A TODOS LOS AMIGOS

En la tarde del pasasado domingo le fue realizada una operación al profesor Sáez Mérida para reconstruirle la mandíbula inferior que había quedado parcialmente destruida como consecuencia del vandálico accidente del sábado antepasado. La operación –que duró cinco horas- fue realizada por un equipo de cuatro cirujanos máximo-faciales, bajo la coordinación del Dr. Alejandro Cáribas hijo, con la asistencia de dos cardiólogos, un nefrólogo, un intensitivista y un anestesista.

Había urgencia para la operación reconstructiva, porque existía amenaza de la pérdida de las funciones bucales que le permitan respirar y comer normalmente en el futuro. Se le instaló también un marcapasos externamente para evitarle las complicaciones provocadas por las arritmias que ha venido padeciendo Simón. La delicada situación cardíaca de Simón comprometía el éxito de la intervención, pero la misma no podía ser retrasada más tiempo.

Pese al desfavorable pronóstico inicial que le asignaba probabilidades de sólo un 30 %, la intervención fue un éxito y aunque la situación de Simón continúa siendo delicada, se ha dado un paso importante de avance para su recuperación definitiva. El Dr. Cáriba estima que dentro de cuatro a seis meses, una vez que se haya recuperado, podrá realizársele una segunda intervención para completar el trabajo iniciado hoy, pero ya esta operación garantiza la restauración de sus funciones respiratorias y alimenticias dentro de un corto período.

El profesor Sáez Mérida se encuentra en la terapia intensiva de la clínica El Paso, situada en el sector del mismo nombre en la ciudad de Los Teques, adonde había sido trasladado el día viernes para someterlo a esta necesaria intervención quirúrgica. Su esposa, la profesora Inés Castillo, se encuentra permanentemente a su lado y el teléfono de la clínica, para quienes deseen comunicarse con ella, es el 700 50 00. Hacemos los mejores votos por la pronta y definitiva recuperación de Simón y reiteramos a familiares y amigos nuestras expresiones de solidaridad y afecto en estas penosas circunstancias.

( información de Carlos Torres y Perla)






Esta nota ha sido leída aproximadamente 8873 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/n59772.htmlCd0NV CAC = Y co = US