Rectores universitarios plantean preocupación por el decreto 3.444

Barquisimeto, 08 Mar. ABN (Félix Gutiérrez).- La presidenta de la
Asociación Venezolana de Rectores Universitarios (Averu), Rita Elena
Añez señaló la preocupación del gremio por la aplicación del decreto
3.444 que le otorga al viceministerio de Políticas Académicas de
Educación Superior la potestad de asistir a las reuniones del CNU para
analizar, coordinar y evaluar las acciones referidas a la ejecución e
integración de las políticas académicas del sector universitario.

Por tal motivo los rectores de las universidades nacionales se
reunirán este miércoles con una comisión de la Asamblea Nacional (AN)
para plantear su preocupación con respecto al decreto 3.444 aprobado por
el Ejecutivo Nacional.

La rectora de la Universidad Nacional Experimental Politécnico
(Unexpo) de Barquisimeto, Rita Elena Añez explicó que el decreto 3.444,
publicado en Gaceta Oficial Extraordinaria 5.758 el pasado 27 de
febrero, transfiere al viceministerio de Políticas Académicas de
Educación Superior algunas de las funciones del Consejo Nacional de
Universidades (CNU).

Áñez declaró en compañía del rector de la Universidad
Centro-Occidental Lisandro Alvarado (Ucla) Francesco Leone y el
director de Investigación de la Universidad Pedagógica Experimental
Libertador (Upel) de Barquisimeto, Wilfredo Jiménez.

Estas acciones -señaló- permitirían al Ministerio de Educación
Superior tramitar, evaluar y acreditar los proyectos de creación de
programas e instituciones de educación superior, así como el seguimiento
y rendición de cuentas.

La Averu considera que estas acciones, de fundamental importancia
para la educación superior, se han venido tomando en el CNU con la
participación de los rectores de las universidades del país, y no de
manera unilateral, como lo estipularía el decreto 3.444, violando de
esta manera el principio de autonomía universitaria.

Agregó que no se puede dejar en manos de una sola persona, en este
caso el viceministro de Ecuación Superior, políticas académicas de las
universidades.

Considera que la actual estructura colegiada compuesta por el CNU
garantiza una mayor representatividad y participación democrática.

Áñez afirmó que la aprobación de este decreto fue una especie de
"madrugonazo". Sin embargo, dijo que han sido cuidadosos en el manejo
del problema para no "politizarlo" o que pueda ser "secuestrado" por
algunos de los actores políticos del país, de los factores de oposición
o del Gobierno.

Lamentó que la situación se presente en este momento cuando se
respiraba una atmósfera de respeto entre el sector universitario y el
Gobierno nacional, que se manifestaría con el apoyo a las políticas
rectoras del Estado en materia de educación.

Por su parte el rector de la Ucla, Francesco Leone, señaló que el
decreto es un tema preocupante. No se pueden violentar normativas y
leyes existentes con rango superior, como sucedería con este decreto,
enfatizó.

Según expresó Leone este decreto le quita autonomía al CNU, en
virtud de que pasaría a ser una especie de instancia dependiente del
Ministerio de Educación Superior.

"Debemos clarificar con la mayor brevedad esta situación y darle
orden a las reglas del juego", dijo el rector de la Ucla.

El representante de la Upel, Wilfredo Jiménez, igualmente se mostró
preocupado por la aprobación de este decreto e hizo un llamado al
diálogo para que las partes involucradas puedan entenderse y llegar a un
acuerdo con respecto a este tema que inquieta a los universitarios.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6945 veces.


La fuente original de este documento es:
Agencia Bolivariana de Noticias (ABN) (http://www.abn.info.ve)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter