Ninguna mujer murió por realizarse abortos en Cuba tras despenalización

Este país fue pionero en América Latina y el Caribe en despenalizar el aborto. De acuerdo a LatFem, la mortalidad gestante por abortos inseguros disminuyó a cero, a más de medio siglo de la aprobación de la norma.

Cuba fue el primer país de América Latina y el Caribe que despenalizó el aborto sin causal hasta la semana 12 de gestación. Desde 1965, la isla institucionalizó esta práctica a través de su sistema de salud público con el fin de disminuir las muertes maternas.

Una realidad que se ha concretado tras más de medio siglo de la aprobación de la interrupción voluntaria del embarazo en toda la isla. Según LatFem, la mortalidad gestante por abortos inseguros cayó a cero. Un panorama que entendió Cuba cuando aprobó la medida y lo consideró como un problema de salud pública.

En la actualidad, más de medio siglo después de su despenalización en toda la isla, colectivas feministas cubanas buscan que se convierta en ley para garantizar este derecho legítimo.

"Con una ley, venga quien venga tiene que respetarlo, además de que se podría echar mano si un médico se niega, o con el tema del método, o respecto de la educación sexual, que hoy en día es muy biologicista", indicó la periodista feminista y activista Marta María Ramírez a LatFem.

Si bien no existe una ley de aborto libre en Cuba, promulgarla en el país permitirá que la población femenina decida sobre sus cuerpos y sus vidas.

Despenalizado sin causal hace más de medio siglo

El primer paso que dio la isla para despenalizar del aborto y sacar de la clandestinidad esta práctica fue en 1961 con la aprobación de la medida. Pero sería cuatro años más tarde, en 1965, que se crean las bases legales para que se pudiera llevar a cabo en el marco del Sistema Nacional de Salud.

Aunque lo permitido es hasta la semana 12 de gestación, las personas que deciden interrumpir su embarazo pueden extender el plazo hasta la semana 22 por razones médicas o de salud, siempre y cuando un médico supervise el proceso.

Además, la norma precisa que solo está penalizada esta práctica cuando el aborto se lleva a cabo por fines de lucro, sin el consentimiento de la mujer o en condiciones que pongan en riesgo la vida de la gestante.

Antes de ello, en 1936, Cuba solo había autorizado los abortos bajo tres causales: violación, riesgo de muerte para la madre y la posibilidad de heredar a la descendencia una enfermedad riesgosa. Una situación similar que hoy en día ocurre en muchos países de América Latina.

Nuevos retos

A pesar de que el aborto lleva más de medio siglo despenalizado, algunas feministas y organizaciones buscan que sea legal en la isla, más allá de una disposición ministerial.

Sobre todo, con el avance de grupos antiderechos, conformado principalmente por religiosos y católicos, quienes han insistido en que se penalice, criminalice y persiga a las mujeres que deciden abortar. Un grupo en el que también están algunos médicos y médicas que estigmatizan la práctica.

Además de ello, algunas organizaciones han alertado sobre el acceso al aborto como un método anticonceptivo, a pesar de no ser catalogado como tal. Ello, en gran medida se da por la situación económica, social y política que atraviesa la isla, en la cual faltan insumos y medicamentos para el cuidado sexual. Por ejemplo, hay una "crisis de condones recurrente", señala Ramírez a LatFem.

Diversas colectivas agregan que existen vacíos sobre la educación sexual integral en la isla y es necesario trabajar en su desarrollo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2559 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter