“En una pandemia y crisis social, el gobierno gasta en un circo electorero”, Thony Navas

Caracas, 11 de julio de 2020.- En las últimas semanas, han proliferado los pacientes contagiados de covid-19 en el país registrados de manera oficial por el gobierno de Nicolás Maduro, llegando hasta un pico de 431 casos el día de ayer para un total de 8803, con 83 fallecidos. Incluso, altos jerarcas del bloque gubernamental chavista han anunciado su contagio, entre ellos Diosdado Cabello, Tareck El Aissami y Omar Prieto.

En ese marco, de crecimiento exponencial de los casos de covid-19 y la aplicación de la llamada cuarentena radical, conversamos con Thony Navas, Presidente del Sindicato Regional de Trabajadoras y Trabajadores del Salud del Distrito Capital (Sirtrasalud DC).

  1. ¿Cómo valoras la respuesta del gobierno de Maduro ante el crecimiento exponencial de casos de covid-19?

La respuesta del gobierno ha sido completamente irresponsable porque hace un mes llamaba a una flexibilización en el marco de una llamada normalidad controlada, sostenida por supuesto en la presencia autoritaria de los cuerpos represivos. Ahora, realiza un abrupto viraje, después de no valorar el comportamiento de la pandemia a nivel global y todas las voces que apuntaron el crecimiento exponencial de contagios como la OMS y las propias Academias del país, que por cierto recibieron como respuesta una amenaza de un troglodita encumbrado en el Estado.

Desde junio, empezó un brote con un crecimiento exponencial que sin querer caer en alarmismo se va a agravar en los próximos meses, porque las estimaciones de las Academias y los datos que se presentan ahora evidencia un pico para agosto y septiembre. Estamos viviendo una situación de extrema peligrosidad para la población, y por supuesto el gobierno intenta escurrir el bulto cuando responsabiliza al propio pueblo de los contagios y cuando con una actitud xenófoba habla del "virus colombiano". Esa última afirmación de Maduro es grotesca, porque una pandemia refleja que es una enfermedad que no es autóctona, de lo contrario fuera una epidemia.

Además, todos sabemos que el pueblo cuando sale de sus casas es para tratar de rebuscarse, porque necesita ingresos para el sustento propio y de su familia, ante la falta de condiciones adecuadas para el cumplimiento de la cuarentena. En un sentido progresivo la cuarentena sería que el pueblo tuviera acceso a alimentos y servicios públicos para que se pudiera quedar en sus casas, porque de lo contrario es hacer lo mismo que en la edad media, que era empedrar a las personas que estaban contagiadas o se presumía su contagio de enfermedades como lepra.

¿Esa es la solución del gobierno? Parece que sí, porque usa a los cuerpos represivos para que sometan al pueblo al cumplimiento de la cuarentena, sin importar las condiciones materiales. Eso es totalmente reaccionario y autoritario, y toda persona con conciencia democrática y humanista lo tiene que rechazar, más aun lo debemos rechazar los socialistas.

También, el talante autoritario e irresponsable de la respuesta del gobierno se observa en la emisión de cifras de contagiados, que no tenemos dudas son maquilladas y el pueblo lo asume así porque tiene desconfianza en cualquier información presentada por el gobierno, ante la falsedad del discurso gubernamental.

Por ejemplo, el pasado 8 de julio, Maduro volvió a repetir por enésima vez que va a recuperar el Sistema Público de Salud, y nadie le cree porque estamos sufriendo esa retórica desde el comienzo de su gobierno, como el cuento del combate a la inflación y la prosperidad económica. Entonces, como el pueblo puede acatar las normas y medidas que emanan de un gobierno al cual no le tiene la más mínima confianza y que le impone una cuarentena con hambre y sin servicios públicos.

Pero, además de esa falta experticia y autoritarismo, también hay una actitud criminal porque no se dejan asesorar y tampoco atienden los reclamos de las trabajadoras y los trabajadores del sector salud, que exigimos test PCR, materiales de bioseguridad y la rehabilitación de las unidades de cuidado intensivo.

¿Por qué el gobierno no escucha? Maduro y la cúpula militar y policial deben entender que el problema de la salud no es un secreto de Estado y dejar de encarcelar a trabajadoras y trabajadores del sector salud que alertan sobre las cifras de contagios y la falta de materiales de bioseguridad en los centros hospitalarios. Nosotros como pueblo y trabajadores debemos tener la libertad para expresar e informarnos de un tema que afecta a la vida de todas y todos como es la salud.

Y, por eso, nosotros vamos a seguir opinando aunque haya una cantidad de tribunales al servicio de la represión del gobierno de Maduro, y exigiendo la liberación plena e inmediata de las trabajadoras y trabajadores presos, como parte de la defensa de las libertades democráticas de todo el pueblo. En ese marco, continuamos denunciando el uso de cuerpos represivos como el Faes y los colectivos armados que no tienen ninguna competencia y capacidad en materia de promoción y prevención de la salud, y solo saben someter a la población con terror como ha venido ocurriendo en la parroquia 23 de Enero.

  1. ¿Cuáles son las demandas y planteamientos de Sirtrasalud Distrito Capital en la actual coyuntura?

Una demanda fundamental tiene relación con la protección de las trabajadoras y trabajadores del sector salud y del pueblo en general, que se encuentran imbricados; porque nosotros tenemos contacto con nuestras familiares y comunidades, y en caso de contagio podemos convertirnos en transmisores del virus. Sin embargo, el gobierno no garantiza en los hospitales materiales de bioseguridad ni las condiciones de infraestructura adecuadas para cumplir los protocolos sanitarios.

En una situación sanitaria y social claramente alarmante, el mismo gobierno tiene ingentes recursos para temas que en este momento carecen de pertinencia como por ejemplo el circo electorero, que ya el Ministro de la Defensa declaró el resultado, reconociendo el Estado de facto que existe en el país. Cuando estamos en una pandemia, con enormes privaciones de alimentos, medicinas y servicios básicos agua y gas doméstico, el gobierno va a realizar un gasto dispendioso en un circo electorero, que tiene un resultado cantado y solo le sirve a sus intereses políticos.

Nosotros, reafirmamos que debemos seguir luchando para exigir que todos los recursos del Estado se orienten al combate a la pandemia, con la creación de condiciones para el cumplimiento de la cuarentena y la protección de las trabajadoras y trabajadores del sector salud. No hay cuarentena con hambre y sin servicios públicos, ni hay garantías sanitarias con hospitales sin materiales de bioseguridad, insumos de higiene, test PCR y unidades de cuidados intensivos.

Pero, además, como trabajadoras y trabajadores insistimos en la necesidad de un salario acorde con la canasta básica, como lo estable el artículo 91 de la Constitución, y la creación de una Renta de Cuarentena para los compañeros del sector informal. Esas demandas serían financiadas con un planteamiento que venimos haciendo con los compañeros de Ccura y el PSL, en el sentido de proponer un Plan de Emergencia que tenga un Fondo Económico Popular que se nutra de la confiscación y repatriación de los bienes de los corruptos en el exterior y en el país, el no pago de la deuda externa, la estatización del 100% de la industria petrolera, un impuesto a las empresas transnacionales, y la eliminación del gasto militar, represivo y suntuario.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3954 veces.


La fuente original de este documento es:
Laclase.info (https://laclase.info/content/cuando-estamos-en-una-pandemia-con-enormes-privaciones-de-alimentos-medicinas-y-servicios-basicos-el-gobierno-va-a-realizar-un-gasto-dispendioso-en-un-circo-electorero-thony-nava/)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas