Estos cobros ilegales repercuten en el precio final de los productos alimenticios

Comerciantes y transportistas denuncian que les obligan a pagar hasta 10 veces en alcabalas de la Guardia Nacional

Alcabalas de la Guardia Nacional le quitan dinero a los transportistas de alimentos y a los viajeros de autobuses

Alcabalas de la Guardia Nacional le quitan dinero a los transportistas de alimentos y a los viajeros de autobuses

Credito: Agencias

Señor, ¿por qué están tan caros los plátanos?

— Bueno, le digo que el problema es que traerlos a Caracas cuesta mucho, no por lo que cuestan sino por lo que hay que pagar durante el camino— contesta el vendedor con cierta molestia.

¿Cómo es eso? no entiendo.

— Bueno que por todo lo que uno tiene que pagar en las alcabalas, cuando llegan a Caracas le tenemos que sacar alguna ganancia— ya se mostraba realmente molesto.

 ¿Y quiénes son los que montan esas alcabalas?

—Bueno las alcabalas, todo el mundo sabe de esas alcabalas— era evidente que no quería responder sobre las famosas alcabalas, pero seguí insistiendo y al final contestó lo que sopechábamos.

—Ah pues,las alcabalas que monta la Guardia Nacional por todo el camino...

¿Y cómo cuántas son?

—Como diez o doce por todo el camino.

Nos fuimos caminando por las afueras del mercado de Quinta Crespo, buscando plátanos a un precio razonable, pero casi todos tenían los mismos precios una pila de cinco plátanos 15 mil y un de 8 en 20 mil bolívares, lo mismo el cambur que también subió de precio, pero no tanto como el plátano, y por las mismas causas, según nos dicen los vendedores.

Y es que una de las causas de los elevados precios de los productos de la tierra, se debe al pago de las coimas en estas alcabalas de la Guardia Nacional Bolivariana. Manifiestan los distribuidores, vendedores y camioneros, que dichas alcabalas se han instalado por todas las carreteras y vías que vienen desde occidente y para nadie es un secreto que todo el que viene con mercancía por estas rutas es detenido con la excusa de que "este procedimiento se realiza por órdenes superiores para garantizar la paz y la seguridad del pueblo", y ya como una práctica aceptada, se tienen que "bajar de la mula", como dicen coloquialmente, y al final quien paga por todas esas picadas de las alcabalas de la Guardia son los consumidores, el trabajador que apenas si tiene para comprar algo para comer, y la "musacea paradisiaca" el plátano que es uno de los rubros tradicionales mas consumidos en la dieta del venezolano está ya por las nubes, inalcanzable para el bolsillo de los de a pié.

A este "robo o atraco" de los funcionarios, de forma flagrante, denunciado por los pequeños comerciantes se unen las denuncias llegadas a esta redacción, sobre las famosas alcabalas de la Guardia,  de pasajeros que vienen en autobuses desde Colombia, Perú y Ecuador, a quienes se les obliga dar una cantidad de dinero en cada alcabala a lo largo de la ruta, que pueden ser entre 10 y doce retenes y si no tienen dinero, le decomisan, por decir un eufemismo por robar parte de sus pertenencias o mercancía si tienen alguna, ya últimamamente piden en dólares, denuncian los pasajeros de las unidades de transporte.

Ahora, ¿Desde cuándo esta práctica aberrante se hizo común? ¿Quién o quiénes las controlan? ¿El Ministerio de la Defensa, no tiene conocimiento de estos robos, o se hace el ciego, sordo y mudo ante esta violación de la ley, ante este delito cometido por decenas de funcionarios en estas carreteras donde se supone deben defender a los ciudadanos que por allí se desplazan y en vez de protegerlos los roban y atropellan sus derechos? ¿En qué momento se pervirtieron y degeneraron quienes alguna vez pasaron por una academia donde hicieron juramentos para  mantener la integridad y seguridad de la población y el territorio? ¿Acaso estos funcionarios han sido formandos mas para el tema de la defensa y soberanía de la nación que para la seguridad y defensa del ciudadano? ¿Acaso no tienen la suficiente formación ética y moral que los inhiba a cometer tales delitos?

Esta práctica condenada por la mayoría que la padecen cuando tienen que transportar su mercancía, en el caso de los comerciantes; y por otro lado, los viajeros que se trasladan por tierra en unidades colectivas debido a que no tienen los fondos suficientes para viajar por avión o carecen de vehículos propios, piden que se haga una investigación exhaustiva sobre la "matraca"en los puestos de la Guardia Nacional, ante quienes no pueden protestar o reclamar sus derechos por temor a ser arrestado o a acciones de mayor gravedad.

Esta situación ha llegado a los extremos que la ciudadanía cuando ve una alcabala reacciona con temor porque no saben a que atenerse.

Ministro de la Defensa, General Vladimir Padrino López; Comandante del Ceofanb Remigio Cabello Ichazo; Comandante General de la Guardia Nacional Fabio Zavarse Pabón; M/G Jesús Delgado Ramírez Comando de REDI Occidente; M/G Federico Guillermo Guzmán Bornia Comando de REDI Los Andes;  M/G Juan Carlos Du Boulay Perozo; Comando de REDI Central; los ciudadanos que transitan día a día por estas rutas piden que se investiguen estas alcabalas que tienen azotados el bolsillo de los que por allí transitan y a todo el pueblo en general que paga los precios inflados de los productos alimenticios debido a esta cadena de retenes que han desvirtuado sus funciones y objetivos y que violan los mas elementales principios éticos y de moral.

El pueblo además de sufrir una fuerte inflación por distintos factores, encima debe pagar mas de la cuenta por un producto a causa de estas alcabalas.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 11291 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/n347895.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO