Movimientos se organizan en Nueva York en contra de las vacunas obligatorias

Varios movimientos se organizan en contra de las vacunas

Varios movimientos se organizan en contra de las vacunas

Credito: Agencias

La página de Facebook se llama Marcha de Millones, pero tiene 12.000 miembros. Su objetivo: organizar una protesta en todo Estados Unidos para "correr la voz" sobre un movimiento en contra de la vacunación obligatoria, un tema que, para algunos padres, es de vida o muerte. "Estamos haciendo esto por tus hijos, tus nietos y sus hijos", dice la presentación.

Un comentario, repetido en diferentes posteos, pide apoyar la organización de Robert F. Kennedy Jr., un reconocido activista en contra de las vacunas. Algunos comentarios acusan a los medios de hacer "propaganda". Un mensaje pide a la gente que comparta ideas para los carteles para la marcha. "Inyecta enfermedad, espera enfermedad", respondió Erika Eck. Otra mujer, Mimi Hoff, sugirió mostrar una frase de Jesús sobre la imagen de un crucifijo: "Padre, perdónalos, no saben lo que hacen". Varios padres brindaron el mismo mantra: "Mis hijos, mi elección". Sin evidencias, Jo Aveiro propuso: "La vacunas causan cáncer".

Amanda Mickelson, de 25 años, madre de una hija que sufrió una lesión tras una vacunación y una de las organizadoras de esa marcha, descree de que la vacuna contra el sarampión, conocida en Estados Unidos por las siglas MMR, haya jugado un papel decisivo en la erradicación de la enfermedad. Dice que eso es algo "altamente debatible" y que, de hecho, la enfermedad ya estaba en declive antes de que apareciera la primera vacuna, en 1963. "Cada enfermedad tiene un período activo y un período de descanso", afirma.

En Italia, Massimialino Frediga, gobernador de Friuli Venezia Giulia, miembro del ultraderechista La Liga y un férreo opositor de la vacunación obligatoria, sufrió en carne propia el efecto de su prédica: debió ser internado al contraer varicela.

En España, el Colegio de Médicos de Madrid decidió suspender a una médica, Isabel Bellostas, reconocida activista contra la vacunación, durante 364 días, según informó el diario El País, por propagar una de las teorías falsas más populares sobre las vacunas: que causan autismo. Mickelson tampoco descree del todo de eso: "No estoy ni a favor ni en contra, porque la ciencia sobre eso no está resuelta", sostiene.

En la Argentina, D., que pide resguardar su nombre, se niega a vacunar a sus dos hijos más chicos y tiene el mismo temor. "Si ponés en YouTube 'autism after MMR' -advierte, pasando del castellano al inglés-, hay un millón de historias".

Las vacunas, uno de los mayores avances de la medicina, previenen millones de muertes todos los años. Han logrado contener o erradicar enfermedades como la poliomielitis, el sarampión o la varicela. Nunca se han vacunado tantos chicos como ahora. La evidencia científica es contundente: las vacunas son efectivas y seguras, y provocan efectos colaterales serios solo en casos muy excepcionales. Pero, así y todo, las vacunas están bajo escrutinio y son el blanco de un movimiento global "antivacunas", arraigado en el miedo, la desconfianza y, en última instancia, la desinformación. Para muchos científicos, las vacunas son víctimas de su propio éxito.

"La gente no ve el sarampión, no ve muertes por varicela o poliomielitis, entonces no entiende lo serias que eran estas enfermedades. Si no las ven, no les temen. Y como existe tanta información errónea sobre las vacunas, las vacunas se convierten en aquello a lo que se tiene miedo, más que las enfermedades", dice Tara Smith, profesora de Epidemiología de la Universidad Estatal Kent, en Kent, Ohio. "Ahí estamos ahora. La gente tiene mucho más miedo de las vacunas que de las enfermedades", cierra.

En 2014, Ohio fue el epicentro de uno de los últimos brotes de sarampión. Hubo 383 casos de 667 en todo el país, varios de ellos en comunidades amish. Este año hubo un nuevo brote, y fue peor: de enero a mediados de junio, el gobierno federal registró 1044 casos en 28 estados, la mayor cantidad desde 1992. Uno de los epicentros fue una comunidad judía ultraortodoxa en Williamsburg, en Brooklyn, Nueva York.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2041 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/n343745.html?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+aporrea%2Fnoticias+%28Aporrea.org+-+noticias%29Cd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO