Solo tenemos una Tierra y debemos cuidarla

Investigador del IVIC: Reducir las emisiones de CO2 salvará millones de vidas

Investigador del Centro de Ecología del Ivic, Carlos Méndez

Investigador del Centro de Ecología del Ivic, Carlos Méndez

7 de marzo de 2019.- El llamado "efecto invernadero" es una evolución natural que se debe a la existencia de ciertos gases en la atmósfera, como el dióxido de carbono (CO2). Este fenómeno permite mantener una temperatura adecuada para la vida, al retener parte de la energía que proviene del Sol.

Sin embargo, debido a la actividad humana recientemente se han liberado grandes cantidades de carbono a un ritmo mayor que durante la era preindustrial, lo que provoca un aumento en el calentamiento planetario.

El investigador del Centro de Ecología y jefe del Laboratorio de Ecosistemas y Cambio Global del instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic), Carlos Méndez, enfatizó que la producción de energía y el transporte han perturbado el balance global del carbono, incrementando en forma acelerada y continua el CO2 atmosférico.

Asimismo, dichas actividades propician alteraciones en el clima con consecuencias en el ascenso del nivel del mar, cambios en el patrón de lluvias, desaparición de bosques, extinción de especies y problemas para la agricultura, así como para el desarrollo de la vida en general.

La influencia de las acciones humanas en el potenciamiento del efecto invernadero ha sido objeto de estudio por parte de la comunidad científica. De allí que el 28 de enero haya sido escogido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para celebrar el Día Mundial por la Reducción de las Emisiones de CO2.

El calentamiento global puede causar gravísimos problemas en todo el planeta. Por lo tanto, es especialmente importante reducir las emisiones antropogénicas de los gases invernadero.

Todas las acciones de un núcleo familiar tienen impacto sobre el ambiente: cocinar, lavar ropa, bañarse. Es irreal pensar que se pueden suspender, pero sí ajustar y reducir.

Es por ello que el jefe del Centro de Ecología del Ivic sugirió las siguientes acciones para reducir las emisiones de carbono: cambiar el modo de vida, consumir menos, producir los alimentos de forma diferente y modificar la relación del hombre con el ambiente, como medidas de transición y transformación hacia una sociedad sostenible.

"Tengo más esperanza en la transformación de la sociedad que en la tecnología. Aunque no es excluyente, la tecnología es complementaria a una transformación del modo de vida", precisó Méndez.

El CO2 es absolutamente indispensable para que la vida en la esfera celeste pueda tener lugar. Sin el CO2, ningún ser vivo estaría aquí.

Méndez hizo hincapié en la necesidad de pensar en cómo consumir menos, cómo reducir el uso del vehículo particular y optar por el transporte masivo, así como disminuir el consumo de plástico, por ejemplo, empleando bolsas de tela.

También habló acerca de la economía circular, de la urgencia de alargar la vida útil de las cosas. "Mientras tengamos menos cosas que fabricar, menos emisiones vamos a tener. Debemos empezar a pensar en reusar, reciclar y reparar" acotó.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1932 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/n339167.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO