Alertan sobre plan de desincorporación de otras 30 celdas en Venalum a partir de julio

Los trabajadores decidieron reagruparse y servir de canal de denuncia del descalabro de la empresa y la situación laboral

Los trabajadores decidieron reagruparse y servir de canal de denuncia del descalabro de la empresa y la situación laboral

Credito: William Urdaneta

17 de junio de 2018.-

La crisis en la reductora de aluminio CVG Venalum los ha motivado a reagruparse. Los trabajadores Douglas González, José Villazana y José Pacheco retomaron la voz de denuncia, debido a la criticidad de la planta y el plan, según denunciaron, de desincorporar 30 celdas más a partir de julio.

Precisaron que la reductora cuenta con 139 celdas activas de un parque de 905 en total, de modo que opera a 15% de su capacidad instalada. Los trabajadores señalan que cuando la actual presidencia, liderada por Edgardo Zuleta Rausseo, recibió la conducción de la estatal había 350 celdas en servicio.

Ahora, el plan de desincorporación de al menos 30 celdas que llevaría al cierre temporal del Complejo I es atribuido a la necesidad de instalar equipos transforrectificadores en un largo proceso que, estiman, podría extenderse por dos años "o mucho más considerando la eficiencia de este gobierno", advierte Villazana. Este proceso, alertan, llevaría a una reorganización del personal "y no sabemos dónde van a colocar a los trabajadores del Complejo I", añadió González.

"En Colada dicen que van a elegir a los trabajadores que van a trabajar y los más afectados seremos los de Upata y Ciudad Bolívar", señaló.

Para contrarrestar el impacto de la desincorporación de celdas, el trabajador propone activar el laminador que llegó a la empresa a finales de 2015 como parte de los proyectos del primigenio Plan Guayana Socialista y que tres años después sigue sin instalarse y, a la par, agilizar la reactivación del primer eslabón del aluminio, Bauxilum, que va rumbo a los nueve meses de paralización. "¿Por qué no la reactivan?", cuestionó, al manifestar que plantas como la de Venalum no se han paralizado totalmente por el esfuerzo de sus trabajadores.

Sin dirigencia sindical

Mientras la situación productiva se agudiza, el trabajador José Villazana resaltó que los trabajadores se quedaron sin dirigencia sindical, pues el incumplimiento de los beneficios establecidos en la contratación colectiva se mantiene en crecimiento. "El patrón hace lo que le da la gana, hay insalubridad en el servicio de agua y hielo; el transporte y el HCM están decadentes; y los comedores muy costosos. Hemos dejado que la dirigencia sindical haga su trabajo pero ese es el escenario", recalcó.

"Los trabajadores quieren una empresa productiva, pero presidentes van y vienen y Venalum está sumergida en el núcleo de la tierra", añadió.

El trabajador criticó que se lance el "refrito" del Plan Guayana Socialista, pues la experiencia de los últimos años indica que "empresas que se construyeron en la cuarta fueron destruidas en la quinta". "Esto está demasiado crítico", agregó. A González, por su parte, le parece un contrasentido que en este contexto se hable de relanzar al Plan Guayana Socialista "con los mismos actores" y vicios.

"Es hora de que los trabajadores despierten y dejemos de ser tontos útiles para ellos, cada día estamos pensando más con el estómago, pero ¿qué más podemos perder? Si hemos perdido dignidad y calidad de vida", sostuvo.

El trabajador José Pacheco, con 23 años de servicio en la planta, enfatizó que si la dirigencia del Sindicato de Trabajadores del Aluminio (Sutralum), presidido por Pedro Perales, no está comprometida para asumir la lucha, es necesario que los trabajadores llamen vía referendo a nuevas elecciones sindicales. "Necesitamos personas capaces en la representación de los trabajadores", puntualizó.

En septiembre de 2017, más de 137 celdas de Venalum fueron desincorporadas por una falla eléctrica de 10 horas. El cuerpo técnico de la estatal presentó un plan para cerrar el año con 195 celdas en servicio, pero la indisponibilidad de equipos e insumos no permitió ejecutarlo. Ese mismo mes se detuvo Bauxilum por completo, lo que ha llevado a la empresa a importar alúmina, un insumo vital para mantener la producción de aluminio primario.

Mientras el retroceso se acentúa, el gobierno mantiene silencio en torno a la caída de la producción de metales y la progresiva paralización del cordón productivo que configuró a Guayana, hace décadas, como la alternativa no petrolera del país.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3520 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US Y ab = '0' /actualidad/n326712.htmlCd0NV CAC = Y co = US