En comunicado la organización toma posición sobre el evento

Marea Socialista rechaza la convocatoria de la MUD al Plebiscito del 16-J

14/07.- El movimiento político Marea Socialista emitió un comunicado en el cual expresa su rechazo a la convocatoria que realizó la MUD para el próximo 16 de julio en el que se plantea la realización de un plebiscito o ¨consulta popular¨. En el comunicado la organización de izquierda plantea que esta consulta es un desconocimiento a la constitución y que sus preguntas son de caracter ¨destituyente¨, profundizando en el analisis de cada pregunta y las condiciones y caracter de dicha iniciativa. A continuación reproducimos el comunicado:

 

 

 

Ni Plebiscito de la MUD, Ni ANC de Maduro

¡Ningún apoyo a las cúpulas!

 

2014 fue el punto de partida en que el gobierno comenzó un rumbo entrega de soberanía y la consolidación de negocios con el capital financiero internacional. La "Ley de regionalización integral para el desarrollo socio productivo de la patria" para la creación de zonas económicas especiales, es el ejemplo más concreto. Para viabilizar dicho ajuste económico, que ha implicado el sacrificio de importación de alimentos y medicinas para pagar miles de millones de dólares de deuda externa el gobierno fue afianzando progresivamente un claro avance autoritario, antidemocrático y de violación de la constitución.

Desde abril de 2017 se ha desatado un nivel conflictividad social y política importante, que a más de tres meses de protestas con casi 100 personas asesinadas, se empiezan a desarrollar fenómenos de violencia que pueden conducir a un lamentable escenario de guerra y mayor derramamiento de sangre. La violencia, incentivada y asimilada por las cúpulas del PSUV y la MUD, ha desatado la irracionalidad y fanatismo en sectores sociales, y ha actuado como un gran muro de contención para encubrir los problemas estructurales de la crisis y el debate de las medidas de urgencia necesarias para hacerle frente a la misma.

La iniciativa de Asamblea Nacional Constituyente (A.N.C), realizada por el presidente Maduro el 1 de Mayo, intensificó el malestar y los niveles de confrontación física, al representar la posible concreción de un poder supra-estatal con poderes plenipotenciarios y la desaparición de la Constitución del 99´. Más allá de los deseos que puedan tener algunas candidaturas honestas de hacer propuestas para debatir, la A.N.C sería el espacio en que las camarillas burocráticas del gobierno-PSUV debatirían un nuevo régimen que eliminaría los derechos políticos y democráticos universales y mecanismos de entrega de la soberanía.

Casi dos meses después la Mesa de Unidad Democrática (MUD) lanza una propuesta de "Plebiscito", ahora denominada "Consulta Popular", como una acción "participativa" que le hará frente a la propuesta del ejecutivo y trazara un supuesto camino por el "rescate de la democracia".

¿Qué se esconde detrás del Plebiscito?

Bajo la misma lógica mafiosa y confrontativa de la política de cúpulas, el Plebiscito pasa a ser la contrapropuesta a la A.N.C por parte del otro polo que busca intervenir en esa disputa por las divisas que ingresan a PDVSA. Dicha iniciativa pretende legitimar un nuevo poder factico en el país, que le permita a la dirigencia de derecha ser parte de esa disputa: sea mediante la violencia armada en la calle o en un posible pacto y/o gobierno de transición, escenarios en los cuales el pueblo estaría excluido de participar protagónicamente en cualquier decisión. Esto se puede evidenciar en el cuerpo de preguntas del plebiscito y el objetivo que cumple cada una:

  • 1.¿Rechaza y desconoce la realización de una asamblea nacional constituyente propuesta por Nicolás Maduro sin la aprobación previa del pueblo venezolano? Sin duda alguna esta pretende ser el gancho para atraer sectores del pueblo a participar. El masivo repudio popular a la constituyente y el hecho de que se está pasando por encima del poder originario para imponer una nueva constitución, motiva a que la ciudadanía busque cualquier mecanismo para expresar su rechazo y desencanto a la constituyente.
  •  
  • 2.¿Demanda a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana obedecer y defender la Constitución del año 1999 y respaldar las decisiones de la Asamblea Nacional? Se apuesta a concretar una división en la FANB y consolidar un sector militar que apoye las iniciativas de la MUD (mayoría en la A.N). Para esta dirigencia, defender la Constitución es concretar la desobediencia civil, y ahora militar, respaldándose en el art. 350 de la CRBV. Buscan apoyo de la Fuerza Armada para cualquier acción y/o maniobra que lleven a cabo.
  •  
  • 3.¿Aprueba que se proceda a la renovación de los Poderes Públicos de acuerdo con lo establecido en la Constitución, así como la realización de elecciones y la conformación de un nuevo gobierno de unidad nacional? Sumada a la segunda, esta es la interrogante que sintetiza la política de fondo de la MUD. La renovación ilegítima de Poderes Públicos y la estructuración de un mal llamado "gobierno de unidad nacional", se traduce en la instalación de un doble poder que de alguna u otra forma apuesta a jugársela en cualquier terreno, aun cuando deban morir miles personas. Esta iniciativa política tiene un claro carácter destituyente.

Ya no es un problema de las preguntas y si estas deberían cambiarse. La verdadera intención de las cúpulas de la MUD ha quedado develada. La A.N.C y la "Consulta Popular" son las propuestas concretas para desconocer y desechar La constitución del 99 que hoy es aceptada por todo el pueblo. Llamamos a los ciudadanos que honestamente creen que esta es una salida democráctica a reflexionar sobre las consecuencias que traería esta "consulta" y no participar.

Actualmente estamos ante una disputa entre un sector empresarial que se consolidó en los últimos años mediante un patrón mafioso de acumulación y parte de un sector empresarial que ha sido desplazado en los últimos 17 años. Ninguno pretende ceder. Ambos apuestan al control total y pleno de la renta. Es por ello que dependiendo del transcurrir de los hechos políticos esta confrontación puede deparar en una confrontación civil y militar y/o en un acuerdo de cúpulas en las que algunos de esos sectores empresariales se vean desplazados y se apueste a consolidar un nuevo régimen de acumulación mafioso de renta.

Los atajos que conducen al vacío

El escenario de incertidumbre, inestabilidad, caos, conflictividad y sobretodo de restricción de derechos sociales y de ausencia de alternativas claras, genera las condiciones para que cualquier maniobra política pintada de "democrática" aparente ser una salida progresiva, como es el caso del "Plebiscito" o "Consulta Popular" convocada por la MUD. La postura de algunos sectores que provienen del Chavismo lo demuestra, y ratificamos que esta es una postura equivocada. No debemos confundirnos. La Consulta Popular no es una táctica de unidad de acción de distintos sectores en defensa de una lucha política de interés nacional, como lo podría ser la derogatoria del decreto del Arco Minero, ni contempla una lucha reivindicativa. La Consulta del 16-J es una iniciativa política de una dirigencia con intereses contrarios a la de los venezolanos que padecemos la crisis, y que de llegar al gobierno aplicaría un paquete de ajuste económico similar al que viene ejecutando el gobierno actual.

Participar o reconocer esa iniciativa como una herramienta democrática, es una ilusión política que conduce al precipicio y a barnizar de democrática a una dirección reaccionaria. Más allá de las intenciones que puedan tener estos sectores provenientes de la izquierda, concretamente se contribuiría al escenario polarizador que busca aniquilar la gran diversidad de voces en el país, entre ellas las del chavismo crítico, y, principalmente, esconder los problemas económicos de fondo relacionados al colapso del rentismo petrolero y al manejo mafioso de la renta.

La MUD desecha la constitución, no la defiende

Con la sistemática violación de derechos constitucionales, la represión estatal y la instalación de un estado de excepción permanente, como hemos explicado en documentos anteriores, la mesa de la unidad democrática ha logrado instalar en la opinión pública, de manera demagógica y superficial, que el principal y único conflicto es la contradicción democracia-dictadura. Mediante una lectura polarizada y maniquea esta cúpula coloca al gobierno como la dictadura clásica, y que todo lo que se oponga al mismo contempla la "democracia".

Ciertamente, la contradicción está presente y no es menor. Los rasgos claramente totalitarios del gobierno y la pérdida de derechos democráticos señalan un rumbo autoritario. Pero cabe la pregunta: Si la democracia republicana está en riesgo ¿Cómo se defiende la democracia? He aquí el asunto. Desde nuestra perspectiva, la única manera de defender la democracia es defendiendo la constitución, y la MUD es una coalición de partidos cuya dirigencia se ha encargado de desechar y entregar la lucha en defensa de la CRBV. Además, de su pasado neoliberal, golpista y conservador, vale hacer una revisión rápida de sus acciones en el último año y medio para corroborar esta afirmación:

  • a. Capitulación en las luchas: Desde su llegada a la Asamblea Nacional (A.N) la MUD ha capitulado ante acciones arbitrarias del gobierno. Denuncian los abusos discursivamente pero nunca emplearon acciones coherentes para evitar las arbitrariedades y a las pocas semanas dejaron el tema a un lado como si nada hubiese ocurrido. La entrega del referéndum revocatorio y la indiferencia en la realización de las elecciones regionales en el plazo constitucional, son pruebas de ello. A esto se suma el desconocimiento de los diputados de Amazonas por parte del TSJ, en el que se desconoce la voluntad de los ciudadanos de dicha región. Hoy las elecciones de Amazonas es una exigencia que ha quedado en el olvido.

 

  • b. Doble Discurso: el ejemplo más claro es el del Arco Minero del Orinoco. La bancada de la MUD en la Asamblea Nacional rechazó unánimemente en junio de 2016 el decretó 2248. Posteriormente, en mayo de 2017 se hizo pública una carta de Julio Borges, actual presidente de la A.N y cabecilla de la coalición, dirigida a los organizadores del "Latin America Down Under" en Australia que contaba con la participación del ministro de Minería Ecológica. En dicho escrito Borges expresaba que los acuerdos firmados con el actual gobierno no tenían validez, pero que una vez "se restablezca la democracia en nuestro país, nuestras puertas estarán abiertas para recibir las inversiones, con la debida seguridad jurídica, que el país necesita para re-direccionarse a lo largo de un camino de progreso y desarrollo"

 

  • c. Propuestas Inconstitucionales o sin sustento: el juicio político al presidente de la república, el cuestionamiento de su nacionalidad o el acuse de abandono de cargo han sido algunas de las acciones que la bancada opositora han intentado llevar adelante. Propuestas completamente desubicadas y alejadas de las necesidades más sentidas de la población.

 

  • d. Desecho de iniciativas en el marco constitucional: aunque abundan los casos de este tipo, las acciones contra la A.N.C son las más claras. Ante dicha medida del ejecutivo la propuesta de la MUD es una "consulta" de carácter insurreccional. Simultáneamente desde la "Plataforma en defensa de la Constitución" se han tomado iniciativas concretas en el marco constitucional: 1) la adhesión a una demanda de nulidad de las bases comiciales de la A.N.C, admitida en el TSJ; 2) la solicitud de Referéndum Abrogatorio de dichas bases comiciales ante el CNE. Sumadas a estas, algunos sectores independientes de las cúpulas han propuesto que el mismo 30-J se realice la consulta previa. Estas son acciones que pueden orientar una lucha democrática clara y que incluya a todos los sectores sociales, independientemente de la diversidad ideológica, pero evidentemente la mesa de unidad democrática prefiere optar por otros caminos.

 

Medidas Urgentes para detener el desastre

Por todas las razones antes expuestas desde Marea socialista estamos convencidos que la única manera de defender la democracia y evitar un derramamiento de sangre mayor es VOLVER A LA CONSTITUCIÓN DEL 99´. Por ello reiteramos las siguientes medidas de urgencia:

En lo Político:

- Suspensión del plebiscito propuesto por la MUD

- Suspensión de la A.N.C propuesta desde la presidencia de la República.

- Cumplimiento estricto de las elecciones regionales

- Cronograma público de las elecciones presidenciales con lapsos bien delimitados

- Inscripción libre de todas las organizaciones políticas que opten por participar en comicios electorales.

En lo Económico:

- Prioridad del uso de divisas para importación de alimentos y medicinas, por encima de cualquier otro compromiso.

- Suspensión del Pago de deuda externa durante un lapso determinado. Auditoria publica y ciudadana a dicha deuda para determinar su legitimidad y legalidad.

- Repatriación de capitales venezolanos en el exterior. Nuestras investigaciones certifican que se han fugado más de 500.000 millones de dólares ($). Voceros del gobierno y de la MUD han certificado que se han fugado más 300.000 millones ($).

- Cambiar la distribución en el presupuesto nacional. En 2017 se destina más del 17% del presupuesto para el Ministerio de Relaciones Interiores, Justicia y Paz superando ampliamente a aquel destinado al Ministerio de Salud, sector que actualmente atraviesa una grave crisis.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6594 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US Y ab = '0' /actualidad/n311489.htmlCd0NV CAC = , co = US