Comunicado Marea Socialista Caracas

De las máscaras del terror y las políticas de Seguridad Ciudadana: ¨La policia siempre es eficiente cuando se trata de los pobres¨

19/03.- A través de un comunicado público difunfido en sus redes sociales, la organización política Marea Socialista se pronunció en contra de la orientación de las políticas de seguridad ciudadana impulsadas por el gobierno en los últimos meses, entre las que se encuentra la "Operación de Liberación Humanista del Pueblo". En la última OLHP realizada en el Valle, Caracas, fueron ultimadas 9 personas. A continuación el contenido del referido comunicado.



Comunicado Marea Socialista Caracas


De las máscaras del terror y las políticas de Seguridad Ciudadana: ¨La policia siempre es eficiente cuando se trata de los pobres¨



La crisis nos ha expuesto a una enorme cantidad de situaciones extraordinarias. A la violencia económica, al atropello de nuestros derechos democráticos y políticos, a estar expuestos abiertamente a la delincuencia de todo tipo, hay que confrontar ahora un temor constante por nuestra vida ante la acción de los Cuerpos de Seguridad del Estado.

El pasado 10 de marzo, la acción de la OLP en los Jardines del Valle, arrojó 9 muertos y 50 detenidos, en las más extrañas circunstancias. En la acción, los funcionarios de “seguridad” utilizaron máscaras negras con formas de calavera, generando el rechazo significativo de la población.

La máscaras cumplen dos funciones: por un lado, ocultan la identidad de los responsables, y por otra parte, infunden terror sobre las “supuestas víctimas”. Uniformados de negro y empleando con armas sofisticadas, los funcionarios se enmascaran como si fueran a la guerra… pero, ¿cuál guerra?

El terror empapa al mundo, en operativos que por sus características ponen en vilo a todos los habitantes de los sectores sobre los cuales actúan. Infundir miedo es uno de los propósitos de los ejércitos activos, es parte del arsenal que se emplea en la guerra, para desconcertar al enemigo, confundirlo hasta aplastarlo por completo. Resulta que hoy ese ejército es cada vez más poderoso y discrecional, descontrolado se vuelve contra la sociedad que dice proteger, criminalizando y aplastando arbitrariamente a todo el que se encuentre a su paso. Todo quiere verse justificado con el discurso de una guerra, en la cual los contrincantes son desconocidos, no están definidos, no están caracterizados. Sin embargo, mucho dice la coexistencia de estas fuerzas con el pranato y la mafia, lo que se muestra como el hilo conductor de las políticas de seguridad.

Resulta absurdo que un gobierno que dice preocuparse por evitar que los canales de televisión transmitan una programación no apta para ciertas edades, al mismo tiempo marque la vida de esos mismos niños y jóvenes con dosis reales de violencia y agresión, que terminan sufriendo en carne propia. Un gobierno que se dice socialista, que reivindica el legado popular de Hugo Chávez, que busca su legitimación en una relación histórica con la izquierda, actúe como la dirigencia fascista, empleando como previsión una fuerza desmedida sobre los sectores más humildes y desprotegidos, que les revela el Estado como una amenaza y un enemigo.

No creemos que en Venezuela exista una dictadura, como dicen algunos, aunque sin duda, estamos ante un autoritarismo creciente, una intolerancia envolvente, una agresividad policial latente. Un gobierno que ni siquiera sabe sus propios límites, que asocia pobreza y delincuencia, que oculta lo aterrador de todo lo que es bajo terríficas máscaras, y que no sabe o dice no saber lo que es capaz a través de la violencia, no es un “gobierno del pueblo”, sino un instrumento de los prejuicios de las clases hegemónicas.

Por todo esto, Marea Socialista exige al gobierno del presidente Maduro que asuma la responsabilidad de lo que está sucediendo en el país por la acción de las fuerzas represivas. Que reconsidere la efectividad de la acción de estas OLHP, que se han tornado un peligro para la colectividad. Que sopese las consecuencias históricas, que caerán sobre su nombre y responsabilidad, de intentar detener la violencia que genera la crisis económica y moral que se ha instaurado desde los propios espacios del manejo del Estado, con la violencia policial, la arbitrariedad pública como recurso contra la arbitrariedad social, todo lo que más bien retroalimenta los males, genera nuevos odios y nuevas injusticias, acrecienta las calamidades que padecen los sectores populares. Las OLHP no resuelven el problema de la delincuencia, y para entenderlo, podemos tomar como ejemplo a países como México, que apelaron a “estrategias” similares y ahora están peor que antes, con problemas más complejos, más lejos de toda solución. Como dirían Augusto Monterroso y el poeta Ovalles, al despertar (“¿duerme Ud., Sr. Presidente?”), constate que los dinosaurios siguen allí.

Marea Socialista rechaza las políticas de criminalización de la población y la agresión indiscriminada, defiende los derechos ciudadanos, exige una profundización de la democracia y no su desaparición progresiva. Estamos seguros de que la arbitrariedad no logra ser la vía positiva para salir de la crisis, sino que más bien la profundiza, porque es un arma de doble filo, que en definitiva arrasa con la libertad individual y colectiva, paradójicamente produciendo todo lo que dice querer prevenir. ¿Qué hay detrás de todo esto, Sr. Presidente?




 

Marea Socialista exige la cancelación inmediata de las OLHP, de su enmascaramiento, de su violencia.

Respeto al debido proceso

Basta de asesinar arbitrariamente con las OL¨H¨P

Politicas de seguridad ciudadana en el marco del respeto a los DDHH



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2797 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US Y ab = '0' /actualidad/n305742.htmlCd0NV CAC = , co = US