Grupo armado robó fusil durante asalto a una estación de gasolina

El presidente de la Asociación de Empresarios Gasolineros del estado Zulia, (ASDEGAS), Edinson Andrade, denunció que en horas de la mañana de este miércoles, individuos no identificados que portaban armas de fuego y se movilizaban en una lujosa camioneta asaltaron a un efectivo militar que proporcionaba seguridad y protección en una estación de servicio ubicada en la zona oeste de Maracaibo.

El portavoz gremial no aportó información más precisa, pero advirtió que el suceso ha generado temor e incertidumbre en esta comunidad económica sobre la cual descansa la estratégica responsabilidad de suministrar combustible a un parque automotor superior a los setecientos mil vehículos en toda la geografía regional.

También hubo información acerca del robo en otra bomba de la capital zuliana de un Fal propiedad del stock de la Fuerza Armada Nacional , pero esto quedó en conjeturas porque no hubo confirmación oficial sobre el caso.
Los empresarios gasolineras no están plegados al paro, pero han recibido presiones para que se sumen a esta acción golpista y desestabilizadora. Uno de estos mecanismos tiene que ver con rumores sobre desabastecimiento. Pos instrucciones del Gobierno Nacional, efectivos de la Guardia Nacional y del ejército, custodian tanto las bombas que surten gasolina como los centros de PDVSA que abastecen a la red occidental de estaciones de servicio.

Para investigar este incidente, el Comando de la I División de Infantería y Guarnición de Maracaibo comisionó a la Dirección de Inteligencia Militar. Aún se desconocen los resultados de la averiguación que transcurre dentro de un marco de reserva y hermetismo.

El incidente ocurrió en el sector El Amparo, cerca de donde opera el principal centro logístico y operacional de la empresa Energía Eléctrica de Venezuela, que suministra este servicio a la capital zuliana.

Otro hecho similar ocurrió en el eje agropecuario de Perijá
Otro incidente que tiene que ver con grupos armados se suscitó el martes último en la ciudad de Machiques, municipio del eje agropecuario de Perijá, donde varios ganaderos acompañados por individuos fuertemente armados salieron para intimidar a los comerciantes que desacataron el paro convocado por Carlos Ortega y Carlos Fernández y que en la región zuliana están muy por debajo de la incidencia que habían calculado estos dos voceros del aparato golpista.

En este poblado fue denunciada hace dos meses la presencia de una asociación armada- Autodefensas Unidas de Perijá- que amenazó de muerte a tres líderes campesinos de la zona que tramitan ante el Instituto Nacional de Tierras parcelas para comunidades de labriegos que desean producir rubros agrícolas a escala local y para el abastecimiento municipal.

Unos días antes de este episodio- finales del mes de agosto de este año- sicarios presuntamente contratados por el conocido ganadero Omar Contreras Barboza, supuestamente ligado por vía del testaferrato al ex presidente Carlos Andrés Pérez, mentor de Carlos Ortega en la conspiración contra el gobierno de Hugo Chávez Frías, emboscaron y dieron muerte a tiros al médico Pedro Doria, quien atendía la medicatura de la Parroquia de San José de Perijá y presidía el comité de tierras El Bajo San Luis.

Este líder social había ganado una batalla legal al ganadero Contreras Barboza, quien mantenía ociosos estos predios en los cuales los campesinos ya desarrollaban cultivos.

ANPA/ Agencia de Noticias del Pueblo


Envía ANPA
Juan Carlos La Rosa

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2899 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas