Carlos Prada: el escultor que inmortalizó el dolor del 11A

Caracas, 11 Abr. ABN.- Transitar por las inmediaciones del Puente Llaguno, en el centro de Caracas, sin detenerse a observar el monumento revestido de bronce que honra a los caídos del 11 de abril de 2002, es casi imposible. Más que un homenaje, la obra simboliza los sentimientos y el coraje del pueblo venezolano.

El escultor Carlos Prada, autor del monumento a los caídos del Puente Llaguno, refiere como motivación para crear la escultura la importancia que tuvieron los sucesos acaecidos en el centro de Caracas durante esa fecha histórica, en la que a su juicio “las balas dejaron un profundo silencio”.

Prada, realizador de la obra escultórica titulada Entre el grito y el silencio, consideró que “luego de todos los caídos a manos de francotiradores y de la Policía Metropolitana (PM), se despertó la conciencia de ese pueblo heróico que no estaba dispuesto a perder su libertad en manos de la dictadura”.

La pieza, fundida en bronce y de más de cuatro metros de altura, está conformada por siete figuras que representan los caídos, la piedad, el grito, el dolor, el llanto, la angustia y la impotencia.

El nombre de la obra simboliza lo que vivió el pueblo venezolano y las personas que se mantuvieron cerca de las inmediaciones del Palacio de Miraflores protegiendo el despacho del Presidente de la República, Hugo Chávez Frías.

“El grito representa la algarabía, la confusión, la batalla que suscitaron los disparos de los efectivos de la PM contra el pueblo, mientras que el silencio alude a la muerte y el sufrimiento por los caídos” indicó Prada.

El artista plástico, comenzó a realizar la obra en diciembre de 2005 y fue develada el 11 de abril de 2006 por el ex vicepresidente de la República José Vicente Rangel y por el actual canciller Nicolás Maduro, quien para ese momento presidía la Asamblea Nacional.


Biografía de Prada

Carlos Prada nació en 1944 en Cumaná, estado Sucre. En 1962 recibe el Certificado de Arte Puro (Mención Escultura) de la Escuela de Artes Plásticas Cristóbal Rojas de Caracas.

Para los años 1966 y 1967, resulta ganador en el Premio Nacional de Escultura en el XXVII Salón Oficial de Arte Venezolano y en el Primer Premio Internacional de Escultura Renault Prix D' Achat, en Madurodan, Holanda, respectivamente.

Su obras han sido representadas en innumerables museos, galerías de arte y universidades de Venezuela como en la Universidad Simón Bolívar (USB) y la Universidad Pedagógica Experimental Libertador.

Igualmente, en el Museo de Maracay en el estado Aragua; Museo El Palmar, en el estado Falcón; Museo de Arte Contemporáneo de Caracas y de Porlamar; en la Federación Venezolana de Maestros y en la Ciudad Deportiva Horacio Estévez, en Yaracuy, así como en varias muestras particulares dentro del territorio nacional y en el exterior.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 15236 veces.


La fuente original de este documento es:
Agencia Bolivariana de Noticias (ABN) (http://www.abn.info.ve)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas