“El niño" no llora; Gruñen los berracos

Hemos perdido un tiempo precioso, es verdad. Socialistas, creímos que muerto el perro rabioso mayor se acabaría la rabia de los que comieron manteca. La experiencia del 11-04-2002, al parecer, solo sirvió para la seguidilla de un perdón tras otro, cual ramo de olivo a un berraco oposicionista que no está dispuesto a transigir con la lógica de los cambios, sino con el “argumento” de sentirse guapo y apoyado por la superioridad armamentista del gobierno de Uribe y la rancia oligarquía colombiana, por ejemplo.

Es la de Venezuela una oposición gruñona que en realidad gruñe para hacerse oír entre ellos mismos, pero en obediencia a los que tienen el puñal en la espalda para que sigan con el grito destemplado en cuanto a que “…se van a tener que comer los cables” y así tratar de distraer, mientras los mas berracos nos están metiendo, por la frontera caliente, los miles de paramilitares entrenados por el Mossad del judío Yair Klein, preso en Moscú el 29-08-2007, cuando viajaba a disfrutar unas vacaciones “bien merecidas”

Hemos perdido el tiempo en tender puentes para el dialogo. La jerarquía eclesiástica llama, solo llama, pero firma los golpes de estado contra Chávez. Los gobernadores fascistas, no solo botan a nuestra gente, los agreden y hasta los matan. Para ellos, los chavistas somos una escoria, no tenemos derechos humanos. Pero de esa vieja burocracia, que está enquistada desde cuando se alternaban adecos y copeyanos, y que hoy “razonan” con que “Chávez allá y yo aquí”, no se puede ni hablar porque seríamos retaliativos con una “pobre” y vieja burocracia, delatada por la lista de Tascón.

Acabazon de mundo para la atomizada oposición venezolana. Se apresuran los niños adecos y copeyanos (lo que queda) en formar madrinaje con el fenómeno”El niño” para salir de Chávez. Si “la niña” les moja el pañal es culpa de Chávez. Sin hacer diferenciación en cuanto a que ésta es mas terrible. Pero ella es así “por culpa de Chávez”. Que las nubes las distrae el viento por varios meses, es culpa de la imprevisión de Hugo Chávez.

Por ahí dijo el compañerito Omar Pérez (saludos amigo), que Leoni le dejó a Venezuela agua y luz hasta que se fuera el ultimo de los paisanos. Lo que no dijo Omar fue que, cuando “su” mejor Presidente, no bebían agua potable ni la misma gente de San Félix, ni de San Fernando, ni de San Mateo, ni de San Casimiro, ni de San Cristóbal.

Ahora acá, entre camaradas. La noche del miércoles escuchamos a Mario Silva cuando dijo que Chávez no es tan ingenuo para cortar la luz a ningún estadio cuando se esté jugando. Es razonable. Pero, como a los grandes comercios, se les debe invitar a que los juegos se lleven a cabo en las horas diurnas, como ahora mismo lo están haciendo en Brasil, a manera de economizar energía.

Por nuestra parte, con la luz del día, le hacemos una sugerencia al presidente Chávez. Ordene (la circunstancia lo pide) que los grandes comercios, si no tienen generación propia, cierren a las 7 PM. Reparar urgentemente los “moños” de cables que, por lo delgado en sus filamentos, ocasionan recalentamiento en las acometidas. Y, por ultimo reciclar las aguas de los embalses con potentes motobombas a gas. Un ejemplo: de la desembocadura del Caroní al Guri (100 kms.) por ambas riberas, con tuberías guayanesas de 20 centímetros o más.

Patria, Socialismo o barbarie.

*pedromendez_bna@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1558 veces.



Pedro Méndez (*)


Visite el perfil de Pedro Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Méndez

Pedro Méndez

Más artículos de este autor