Amenaza mundial

Hambre y miseria

Algunos aspectos históricos importantes

A partir de los acontecimientos de circunnavegación de 1492 y de 1521, es decir, desde las experiencias de Colón y Magallanes, respectivamente, se revolucionaron casi todos los sistemas de cálculos matemáticos y de su aplicación en estudios que con anterioridad se consideraron insignificantes. Una de las áreas que adquiere mayor fuerza son las estadísticas como necesidad del estudio de los mercados por parte de la comercial clase burguesa emergente.

Para 1600, período de Galileo Galilei, según los registros de la época se calcula a la población mundial en 500 millones de habitantes. Para el año 1.900, se duplica llegando a 1000 millones. En el año 1985 se da la cifra de 4.500 millones, es decir, se cuadruplicó la misma. Para el año 2.008 llegamos a casi 6.500 millones de seres humanos en el planeta aproximadamente.

Algunos analistas ingenuos, al estudiar el problema del hambre y la miseria, consideran limitadamente el crecimiento poblacional como la causa fundamental de la tragedia. Pues bien, firmemente les digo que no es así y que se trata de un tremendo equívoco el sostener esa apreciación.

Claro que Podemos decir, que las cifras anteriores son un aspecto bastante importante a considerar, pero lo que realmente es determinante y esencial, viene a constituirlo el sistema o modo de producción socioeconómico de relaciones de explotación capitalista en el trabajo, del cual se derivan toda una gama de problemas, y es este sistema el cual sigue dominando hasta hoy a gran parte de la sociedad mundial.

¿Cómo se explica lo anterior?

Un ejemplo fresco, que nos sirve para aclarar es que a partir de la mal llamada guerra fría, mas exacto aún, desde la década del 60 hasta ahora, la producción cerealera internacional se triplicó, con un además, ligero pico ascendente.

Para que sepamos, las reservas mundiales de dichos cereales siguen estando por encima de la demanda total poblacional humana en el planeta, sabiendo que tal población, sólo se duplicó cuantitativamente en relación a la producción cerealera general.

En el planeta Tierra donde se producen alimentos suficientes, se considera absurdo que los precios de la leche, los aceites comestibles, las frutas y verduras, carnes, etcétera, se hayan triplicado en los últimos tiempos, limitando e impidiendo según sean los casos el acceso a tales productos.

¿Qué ha pasado?

El agronegocio, raíz de la agricultura industrial de las grandes transnacionales, el cual se sustenta en el avasallante latifundio, principio esencial socioeconómico dominante, el cual desde el esclavismo fue lo que mantuvo en el poder en épocas anteriores a los grandes emperadores y monarcas; hoy sigue siendo la base que heredaron de estos, pero, dimensionada hacia la propiedad privada del mundo global, es el soporte principal del poder de los magnates imperiales capitalistas actuales. Ese poder ha ido destruyendo la economía agrícola de numerosa cantidad de países del orbe, los cuales por sus características geográficas y sociales, son un potencial alimentario para la vida.

Históricamente, el despojo con la invasión directa ha sido el método tradicional de los potentes imperios, como son por ejemplo, las conocidas acciones dirigidas por la United Fruit and Company, en Guatemala, Honduras, Colombia, Panamá, para nombrar algunas de estas invasiones. Actualmente operan con fuerza arrolladora dichas grandes transnacionales, disparando miseria desde las neoliberales Bolsas de valores y negocios mundiales, pasando por la de Chicago, la de New York, Londres, Paris, la de Madrid, etc. Es tan voraz la acción, que los grandes magnates a través de las bolsas compran y venden en el negocio virtual llamado “Mercado a futuro”, en función a previsiones determinadas por proyecciones de demandas y ofertas en perspectiva futura, es decir, son las grandes estafas y especulaciones que tienen al mundo en la más grave crisis socioeconómica por la cual pasa la humanidad en nuestros días.

Ya el capital industrial fue sustituido como punta de acumulación del gran Capital, por el capital financiero y especulador, a nivel de toda la geografía y el área de influencia de la mal llamada libertad neoliberal occidental.

La apropiación privada de la Plusvalía es la esencia del capitalismo. Lamentablemente es toda la clase trabajadora la que sostiene al capitalista y al capitalismo, pero también la que lo puede derrumbar, ya que ésta es la que produce la plusvalía que le usurpa el explotador y a la vez es ella junto a otros grupos sociales, la cual adquiere y consume los productos que sudorosamente elabora. Esta es la gran paradoja de alineación que tiene que resolver la Revolución Socialista, hacia el surgimiento de una toma de conciencia proletaria por parte de la clase obrera en su condición histórica de clase dirigente para la transformación revolucionaria.


La Revolución Socialista Bolivariana como respuesta a la crisis

Cuando esta Revolución plantea dentro de sus fundamentos esenciales el establecer una nueva geometría nacional e internacional del poder social, basado en el Poder Popular de los pueblos, como principio fundamental, está planteando una reestructuración de las relaciones de poder hacia un Estado de nuevo tipo, o sea, unas nuevas relaciones de producción y nuevas relaciones de propiedad sobre los medios de producción; basadas en la propiedad socialista comunitaria, mejor dicho la verdadera democracia humana la cual obligatoriamente debemos construir en el siglo XXI.

La Revolución Socialista será la que dé respuesta a la denigrante situación de miseria de los 1000 y más millones de hambrientos en el planeta y a los 5.000 millones de personas que sólo obtienen diariamente 2 dólares, con lo cual tienen que cubrir lo que pueden. Todos los días desaparecen debido a la desnutrición y el hambre, 18.000 seres infantiles, según las cifras de la FAO.

Ahora en paralelo a todo esto, nuestro mundo se ve amenazado por las botas guerreras de George Bush y sus halcones. No les importa el problema del cambio climático planetario, han dado luz verde a las tropas y sus aliados para que emprendan la destrucción biosférica terrestre, la cual es la madre y aposento de la vida tal cual como la conocemos hasta nuestros días.

Desde el 3 hasta al 18 de mayo del 2001, en un ejercicio militar, España simula una guerra de invasión de la Europa occidental y USA, a la República Bolivariana de Venezuela desde Colombia y Panamá. Las operaciones, se emprenderían por aire, tierra y mar, en combinación con las fuerzas de Estados Unidos de Norte América dirigidas a invadir y tomar el Occidente petrolero de Venezuela en el Edo. Zulia. La información y dirección de la operación queda bajo el control de USA con el apoyo directo de la OTAN.

La Santa Alianza Mundial Imperial, dirigida ahora por el imperialismo estadounidense (USA), ha reactivado la Cuarta Flota (IV Flota) y bases militares, orientadas hoy a combatir en estos nuevos tiempos, las acciones y avances revolucionarios de los pueblos que comparten geográficamente con dicha potencia imperial el territorio del Continente de América. Se trata de una fuerza naval, constituida por buques de guerra, acompañados de submarinos y una flota de aeronaves, todas ellas dotadas con baterías y armas sofisticadas nucleares de guerra y numerosos contingentes de infantes de marina, la cual será desplegada en el área del Caribe y la zona del Atlántico Sur.

¡Fracasarán, pero alertas camaradas¡

Decididamente

¡Patria, Socialismo o habrá la Muerte de la Vida en el Planeta, tal cual como la conocemos hoy¡


ronaldromero_orion@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1238 veces.



Ronald Romero Peña (El Jirajara)


Visite el perfil de Ronald Romero Peña para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: