La guerra mediática ¿un componente de la Guerra de Cuarta Generación?

Una de las nuevas formas de dominación implementada en el mundo moderno por las fuerzas imperialistas corresponde a la guerra mediática, la cual algunos pudiesen asociarla con la denominada Guerra de Cuarta Generación. Se puede señalar que ambos concepto se complementan, ya que en algunos casos parten del hecho de manejar y manipular información para deformar el sentido real de las cosas. Buscan de manera desenfrenada a través de la propaganda manejar la psiquis de cada uno de los ciudadanos a fin de que respondan a objetivos previamente establecidos, los cuales en su mayoría tienen que ver con la defensa de los intereses económicos de los grupos propietarios de los medios de producción, entiéndase capital y recursos naturales. Un ejemplo de tal situación, se puede apreciar, en la feroz campaña comunicacional que llevan adelante la oposición en torno a la supuesta eliminación, por parte del gobierno bolivariano,  de la propiedad privada y por consiguiente del ejercicio libre de cualquier actividad económica. Estas circunstancias en ninguna proyecto de ley está previsto, incluso han llegado a la desfachatez de reproducir leyes falsas para inducir al venezolano para que salga a defender la propiedad privada de su bodega, carnicería, casa o cualquier otro bien personal; en verdad, lo que buscan es la defensa de los medios de producción de la oligarquía. El elemento de la propiedad privada lo enlazan con la falacia de la pérdida de los padres de la  patria potestad, elementos falsos puesto que en ningún momento estos derechos están en discusión. Es una especie de  sexto poder que intenta legalizarse a través de la mentira y del engaño, lamentablemente una parte de la población ha sido presa fácil de estos  mensajes distorsionadores; producto de una guerra que no cuenta con armas, pero si con el propagandismo  perverso orientado desde el imperio, donde inclusive ni el Presidente de USA Barack Obama se ha salvado, de las acciones agitadoras de la cadena Fox News.

Resulta interesante en este punto citar al profesor Yrne Gil, quien en su artículo, Estamos viviendo una guerra de Cuarta Generación, señala: “Un ejército invisible se está apoderando de su mente, de su conducta y de sus emociones. Su voluntad está siendo tomada por fuerzas de ocupación invisible sin que usted sospeche nada. Las batallas ya no se desarrollan en espacios lejanos, sino en su propia cabeza. Ya no se trata de una guerra por conquista de territorios, sino de una guerra por conquista de cerebros, donde usted es el blanco principal”; es decir, estamos en guerra y quizás no nos hemos percatado de tal situación. De allí la importancia de la actividad que durante la presente semana está desarrollando el Ministerio del Poder Popular para la Cultura, la cual se ha denominado, la Artillería del Pensamiento, donde se debe obtener herramientas para establecer planes de acción que permitan contrarrestar la guerra psicológica que lleva adelante la burguesía nacional e internacional en contra de la propuesta socialista que impulsa la revolución bolivariana.

De igual forma, el estado por medio de la instancia correspondiente debe regular la emisión de mensajes falsos e instigadores al desconocimiento de la autoridad y promotores del odio; en ningún momento, este proceder necesario puede ser catalogado como una amenaza a la libertad de expresión, por el contrario, se puede considerar que este concepto los mismos medios lo han vilipendiado con su accionar, al convertir esta premisa fundamental de la democracia en un libertinaje de expresión. Constantemente se agreden a los gobernantes y al pueblo con sus falacias, recuerden la participación activa de los medios en el golpe de estado y paro petrolero. Pero no se vaya a juzgar algún propietario de algún medio de comunicación, porque de manera inmediata surge en red el titular  “En Venezuela se atenta contra la libertad de expresión”; contra la vida humana atenta Guillermo Zuloaga al estimular la caza de animales en peligro de extinción, también atenta contra el bolsillo de parte de sus televidentes hipnotizados  al acaparar vehículos para luego vendérselos con un sobreprecio importante. Este tipo de conducta  es propia de los dueños y directores que en su mayoría dirigen los medios de comunicación en Venezuela.

Debemos reforzar y apoyar la fuente comunicacional alterna que viene edificándose en las comunidades a través de la radio, tv e impresos comunitarios, con enfoque periodísticos vanguardista y consustanciado con la realidad que se vive, donde el debate real y la crítica constructiva sea el día a día. Adicionalmente, tiene que combatirse la desinformación y desenmascarar el objetivo real de la oligarquía como lo es la defensa de sus intereses económicos y estatus alcanzado, en detrimento de las grandes mayorías. Sólo así, liberaremos al pueblo de la opresión informativa que generan los grandes medios. Estamos en guerra, aunque usted no lo crea, hoy enfrentamos nuevas batallas, en nuevos espacios,  a favor de la liberación de nuestros pueblos. 
 

ramonlobo24@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 18051 veces.



Ramón Lobo

Diputado a la Asamblea Nacional por el Estado Mérida. Coordinador Estadal del PSUV. ramonlobo.psuv.org.ve

 ramon.lobo2014@gmail.com      @RamonLoboPSUV

Visite el perfil de Ramón Lobo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a80876.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO