Pdvsa hay que revisar, rectificar y reimpulsar

Hace ya cuestión de un año escribí sobre la situación de desempleo de profesionales muy bien capacitados en áreas como ingeniería mecánica, química, etc., así como técnicos en infinidad de campos: instrumentalistas, informáticos, laboratoristas, y pare de contar. En aquella oportunidad me referí a recursos humanos y su rol de intermediarios entre la gerencia y los requerimientos necesarios para empleos productivos y eficientes.

Pienso que pequé de ingenuo y en realidad todo ese proceso es algo que a mi entender está absolutamente burocratizado. Basta entrar en Aporrea y en la columna a la izquierda echar una mirada al título: “Energía y Petróleo para el Pueblo”, luego leer los artículos en la columna de opinión para darnos cuenta que la situación administrativa, gerencial y de administración de recursos humanos conforma un caos dentro de la empresa. No son artículos aislados ni mal intencionados, son reclamos de toda índole, desde pagos atrasados hasta ¡personal enviado al extranjero a formarse para luego ser desechados y decirles que no hay empleo!

¿Qué está pasando realmente? Imagino que el señor ministro del Poder Popular para la Energía y Petróleo no sabe nada de esta situación Hablamos de quintas columnas (como en la Guerra Civil Española) y no cabe duda de que existen, pero también siento que hay “chavistas” que se creen más revolucionarios que el Presidente Chávez y con su actitud incapaz están generando una conflictividad muy peligrosa que puede llevar a nuestra empresa de petróleo al declive. Señores estoy presintiendo que Pdvsa se ha convertido en la misma vieja Pdvsa, clasista, arrogante y exclusiva. Gerentes que se creen dioses del Olimpo y que no están oyendo al pueblo trabajador que somos todos.

He recibido correos de colegas que quieren ayudar a que consigamos empleo pero su respuesta impotente y a la vez absurda es que ¡hay trabajo a montones pero no se quiere emplear a nadie!

Señor ministro, tome la batuta y comience con las 3 R y con ello se dará cuenta que todo el aparataje burocrático e ineficiente que existe está (en gran parte) en manos de incapaces que sólo quieren adular y no darse cuenta que una empresa de esta magnitud depende de seres humanos capacitados y con ganas de aportar lo mejor de ellos para dar a Venezuela el impulso que merece.

“En los revolucionarios hay dos clases de personas; las que las hacen y las que se aprovechan de ellas”

Napoleón Bonaparte

luisortega69@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2045 veces.



Luis Ortega Segovia


Visite el perfil de Luis Ortega para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Ortega

Luis Ortega

Más artículos de este autor