El gran desafio

 La crisis impactará a todos. En la región, el impacto será diferencial pero generalizado. Algunos países como Venezuela, Bolivia, Argentina, Ecuador, Uruguay y Brasil, de regreso de las políticas neoliberales están mejor preparados para enfrentarla, por haber recobrado el ejercicio soberano de su política económica al salir de la órbita del FMI y tener un mayor control sobre sus recursos naturales. No es el caso de los países que avanzaron en TLC´s con USA como Colombia, Perú y México y que por ello son más vulnerables. La ventaja de los primeros, les permitirá disponer de un margen de tiempo para maniobrar la crisis, pero no para evadir sus consecuencias.

Crédito caro; bajón en las remesas, en el precio de materias primas, comodities y en el crecimiento económico; desempleo; devaluación; déficit fiscal y en la balanza de pagos; repunte de la inflación; son algunos de los efectos esperados. Históricamente, la élite dominante “corrigió” los desequilibrios cargando el costo a los pueblos, aplicando programas de ajuste que expandieron la pobreza y concentraron más la riqueza en una minoría vinculada al capital transnacional.

Los gobiernos USA y UE, optaron por salvar los banqueros corruptos, echando casi 3 billones de dólares de los contribuyentes al “hueco negro” de bancos quebrados, de los cuales emergerán los beneficiarios de la crisis, iniciando un nuevo ciclo de mayor concentración del capital. Quizás, ésta vez, le abran paso a una “nueva institucionalidad financiera internacional”, que como la de Bretton Woods, cumplirá la misma misión de garantizarles el control del poder global.

Ante el colapso neoliberal, el desafío de los gobiernos progresistas y revolucionarios de América Latina, es convertir la crisis en una oportunidad para avanzar, acelerando la construcción de un modelo socioproductivo endógeno, incluyente y soberano que superen el capitalismo dependiente, sin comprometer las conquistas sociales de los pueblos. También lo es, para profundizar la integración mediante el desarrollo de una arquitectura financiera propia pivoteada en el Banco del Sur y un mercado regional que tome como referente el ALBA.


gamarquez2@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1857 veces.



Gustavo Márquez Marín

Carabobeño, nacido en Valencia, ingeniero egresado de la Universidad de Carabobo donde también ejerció la docencia, durante la gestión del Presidente Hugo Chávez se desempeñó como Ministro de Industria y Comercio (1999), Ministro de Estado para la Integración y Comercio Exterior (2005-2007), Embajador en Austria y Representante Permanente ante los Organismos de Naciones Unidas en Viena (2001-2004), Comisario General del Pabellón de Venezuela en la Expo 2000 Hannover (1999-2001) y Miembro de la Comisión de Negociación con Colombia de las Áreas Marinas y Submarinas (1999-2001).

 gamarquez2@yahoo.com

Visite el perfil de Gustavo Márquez Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a66168.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO