Cuando decimos a dedo, es contra las mafias

Un sector radical del Bolivarianismo, está presionando para que el Comandante en Jefe designe "a dedo” algunos gobernadores y alcaldes, porque sencillamente han sido ineficientes muchos de ellos, corruptos algunos y traidores otros. En el sentimiento del pueblo solo producen asco y desprestigian el proceso de cambios que vive esta nación desde la llegada del presidente Hugo Rafael Chávez Frías.

Pero cuando decimos a dedo, no es para excluir a los menos conocidos, a las fuerzas emergentes sino por el contrario, es para romper las “cúpulas o mafias cuartorepublicanas” vestidas de “chavistas” pero que ya el rojo de sus boinas, ha devenido en el rosado famoso de la muda y expresiva Pantera de Blake Edwards.

Este dedo supone, la escogencia de aquellos líderes comunitarios que sí interpretan el sentimiento del colectivo y dan respuesta a sus requerimientos y necesidades básicas, razón fundamental del ideario socialista. Valores Insustituibles de la Revolución Bolivariana y herramienta clave para desarrollar y fortalecer nuestra ideología, descrita en el Árbol de las Tres Raíces.

La escogencia a dedo, no es otra cosa que dar apoyo a aquello líderes comunitarios con quienes el soberano se identifica, algo que debe mostrarse en los rigurosos y científicos sondeos de opinión, y no en los manipulados por quienes los pagan.

El gobierno nacional tiene como hacerlo. El partido de la revolución también y es una necesidad que esto se haga, para poder recuperar el prestigio y la dignidad de nuestro proceso revolucionario. Basta de complacencias a los grupúsculos que degeneran en el adequismo más bochornoso… Basta al chantaje de quienes se siguen creyendo y hasta lo manifiestan públicamente con el mayor desparpajo, que aún falta mucho para que la revolución se haga.

Basta de las rabatiñas descaradas de los hambrientos de poder…De los constructores de vergonzosas mafias, que se rodean del “jalabolismo” eterno, los “porteros de seguridad” y “las secretarias y asistentes” que convierten los despachos y oficinas públicas en verdaderas mazmorras.

“Ese dedo”, vendría a garantizarle al pueblo que los escogidos son verdaderamente los que les representan y representan los verdaderos intereses de la Revolución.

Ese es el dedo que necesitamos… el dedo que dé al traste con las mafias electoreras …el dedo acusador de Émile Zolá, cuando en su carta al presidente de Francia, el 13 de enero de 1898, desenmascara tantas vagabunderías y desverguenzas... El dedo de la justicia, camarada presidente.

ivanrussa@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2263 veces.



Iván Russa


Visite el perfil de Iván Russa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Russa

Iván Russa

Más artículos de este autor


Notas relacionadas