Alternabilidad y reelección continua

Cuando el Presidente mostró su interés por la reforma a la Constitución, desde ese mismo día el sector opositor diseñó la reforma que desde su punto de vista presentaría Chávez al país y con esa creación interesada y matizada por sus amos del norte, impulsaron toda una campaña en todos sus medios de comunicación en contra del producto de reforma que ellos mismos habían creado. Cuando el presidente presenta su propuesta, los lacayos del imperio ya tenían algunos meses desinformando y desvirtuando lo que seria la propuesta de reforma Presidencial.

Entre las propuestas que el Presidente somete a los designios del pueblo se encuentra la extensión del periodo presidencial a 7 años y la reelección continua. Este es el aspecto que nos interesa desarrollar, es en este artículo, donde la contrarrevolución ha concentrado su mayor esfuerzo. Y no es para menos, desde hace algunos años han hecho de todo para salir del hombre y ven allí su oportunidad de lograrlo. Por ello, planteamientos como que; Chávez quiere eternizarse en el poder, quiere instaurar una dictadura, quiere una reelección indefinida, quiere un gobierno que no tenga fin, no quiere ajustarse a las normas de la democracia, entre otras, no han dejado de ocupar grandes espacios mediáticos a toda hora del día. Para ellos seria un regalo de Dios, que Chávez no sometiera a la decisión del pueblo su próxima reelección, porque ven que sin Chávez aspirando, pudieran tener mayores oportunidades de volver a controlar el estado venezolano y colocarlo a los pies del imperio como en otrora.

Pero el elemento que vienen utilizando como salido de las tablas de Moisés, el más esgrimido por el pequeño ejército de forjadores de opinión de la oposición, es que con la posibilidad de la nueva reelección del Presidente, se estaría irrespetando el principio de alternabilidad de la democracia. Lo cual es una mentira faláz. La palabra alternabilidad viene de la palabra alternativa, lo que plantea que exista más de una opción, a la hora de la toma de cualquier decisión. La reforma al artículo 230 de la constitución, lo que establece textualmente es: “El período Presidencial es de siete años. El Presidente o Presidenta de la República puede ser reelegido o reelegida de inmediato para un nuevo período”. Habla de la posibilidad de que el Presidente de la República pueda colocar su nombre, en un proceso electoral nuevo, que la ley no límite su posibilidad de reelección. Que el límite lo determine el mismo pueblo con su rechazo en las urnas. Este artículo en ningún momento establece que Hugo Chávez o cualquier otro Presidente, va a ir al proceso electoral sin ningún adversario, que es lo que plantea la oposición. La posibilidad de escogencia siempre va a estar presente, la alternabilidad se va a hacer presente cada vez que se inscriba más de un candidato ante el CNE. En las elecciones pasadas, había en las tarjetas electorales más de 20 candidatos y siempre será así. Y no hay nada en ninguno de los artículos de esta propuesta de reforma, que establezca lo contrario. Cuando Hugo Chávez proponga su nombre para ser reelecto, la oposición va a tener la libertad de proponer también su candidato. Todo venezolano que tenga aspiración, podrá libremente sumarse a la contienda y serán múltiples las alternativas que tendrán los electores.

Cuando ellos dicen que no se respeta la alternabilidad, están hablando de un principio que surgió en Venezuela durante el pacto de punto fijo. Allí en ese pacto firmado por acción democrática y COPEI, se selló la alternabilidad entre estos dos partidos. En otras palabras, en ese pacto, sellaron la repartición entre ellos, del estado. Un periodo le tocaba a Acción Democrática y otro periodo le tocaba a Copei. Así duraron repartiendo el estado durante 40 años hasta que lo destrozaron. El pacto de punto fijo fracasó con todos sus principios. Ahora lo que se impone es el pacto con el pueblo. Que sea la gente misma, la que decida quien los gobierna y por cuantos años y no las élites. En Francia, Italia, España, Inglaterra y muchos otros países, considerados como cunas de la democracia, sus primeros ministros no tienen límite en la reelección, gobiernan por muchos periodos, hasta que el pueblo decide cambiarlos, ¿Por qué seguir nosotros anclados a ese pacto que el pueblo rechazó y superó?.

Nosotros como nación, vivimos un proceso de renacimiento, de recuperación. Cuando Hugo Chávez llega al poder se encuentra con un país en bancarrota, casi hipotecado. Ese hombre, luego de varios años, muchos de ellos turbulentos, mantiene la confianza del pueblo, en más de un 70%. Son muchas cosas las que se han hecho en todos los aspectos. Pero es inmensa la deuda social acumulada y hay muchos que creemos que Hugo Chávez es el que puede hacer algo por subsanarla. El Presidente en su propuesta le plantea al pueblo, la posibilidad de la reelección continua, es solo una propuesta, nosotros debemos discutirla, debatirla y durante el referéndum próximo, decidir si aceptamos o rechazamos su proposición.


PEDRO.G.FIGUEROA@GMAIL.COM


Esta nota ha sido leída aproximadamente 9072 veces.



Pedro Figueroa


Visite el perfil de Pedro Figueroa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a40309.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO