Crónicas cotidianas

Y aún estoy llena de vida

Miraba y miraba de reojo como buscando una conversación. Así que mientras yo mordía la rica empanada de carne molida, le pregunto que si la casa tenía como 80 años. Asintió con la cabeza y de allí no la pude detener. "Mi papá compró este terreno que era grandísimo. Los papeles originales dicen que tenía 90 por 25 metros. Pero con el tiempo, mi papá vendió 50 metros en la parte de atrás y 10 metros en la parte de adelante. Todavía es grande, pero ya todo eso para atrás está construido".

La casa muestra fuertes signos de deterioro, producto no solo de los años, sino de la falta de mantenimiento. Se nota que ella es el remanente de lo que alguna vez fue una familia de la entonces naciente clase media valenciana, del naciente siglo pasado. Tiene 70 años y junto a su hija de 40, atienden en lo que alguna vez fue un lindo porche de la casa, una venta de empanadas y pastelitos de harina de trigo. Y continúa su narración: "Cuando mi papá compró este terreno, éramos los únicos en la zona, y después se mudaron otras personas más o menos cerca. Aquí en frente donde está el centro comercial La Galería, había una mata de mango inmensa y nosotros disfrutábamos mucho de esos mangos que eran riquísimos, que después también disfrutaron los hijos míos".

.- ¿Cómo se llama esto por aquí? Alcancé a preguntar

.- Los Sauces

.- ¿Y fue monte y culebra hasta qué fecha?

.- Bueno, lo que hoy es la avenida Bolívar, creo que primero se llamó Camino Real y luego Circunvalación. Ya era avenida, porque antes era como una carretera. Después creo que se llamó avenida Camoruco, para entonces había algunas casas ya de familias que se había mudado. Yo estudiaba en una escuelita que quedaba en La Trigaleña donde me dieron primero y segundo grado. Después me inscribieron en una escuela nacional donde llegué a sexto grado y de allí me inscribieron en un liceo que quedaba en la Cedeño. Pero cuando abrieron Sears aquí en la esquina, que era una tienda gigante, en un momentico esto se comenzó a poblar y aparecieron casas y urbanizaciones por todas partes. También había más transporte.

.- ¿Y tú llegaste solo hasta el bachillerato?

.- Si porque después lo que estudiábamos la mayoría de las muchachas, eran cursos de taquimecanografía, que yo hice, y después me quedé dando clases ahí, hasta que me case, y tuve tres muchachos.

.- ¿Qué recuerdos tienes de la época?

.- Creo que los mejores eran los carnavales. Muchacho cuando pasaban esas carrozas por la avenida Bolívar, esas comparsas. La gente se preparaba todo el año para eso y para las fiestas de disfraces. Era muy sano. Yo ya entonces tenía muchas amigas que vivían cerca, incluso algunas estudiaban conmigo y nos preparábamos para ir a las fiestas. Nosotros nos divertíamos mucho, aunque había cosas con qué divertirse. Por ejemplo, yo recuerdo que cuando venía el invierno, allí donde estaba la mata de mango, se formaban unos charcos gigantes y nosotros nos bañábamos todos. También recuerdo que había un pozo en el cerro El Casupo en donde nos íbamos a bañar casi todos los domingos, porque nos íbamos de aquí a pie, derechito. Todo eso era monte, bueno, hacia arriba había caminos y había como fincas. Yo creo que eso se lo cogieron y después comenzaron a construir. También recuerdo mucho las navidades de mi infancia, que eran demasiado buenas. Había mucha música y bailábamos en todos lados. Ya todo se acabó. No queda más que los cuentos.

Tiene una de las sonrisas más hermosas que yo haya visto. Ojos claros, cabello castaño. Debió ser muy hermosa en sus tiempos de juventud.

.- ¿Te arrepientes de algo en la vida?

.- No. Fuimos diez hermanos. Tuve unos padres maravillosos, porque eran estrictos, pero eran buenas personas y muy compresivos. En esta casa nos criamos todos. Aquí nacieron todos sus nietos. Mis padres murieron. Mi esposo también. Y aquí sigo con mis hijos. Todavía juntos. Tengo una hembra que tiene 40 años y mírela aquí, trabajamos juntas. Y aún estoy llena de vida.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 438 veces.



Rafael Rodríguez Olmos

Periodista, analista político, profesor universitario y articulista. Desde hace nueve años mantiene su programa de radio ¿Aquí no es así?, que se transmite en Valencia por Tecnológica 93.7 FM.

 rafaelolmos101@gmail.com      @aureliano2327

Visite el perfil de Rafael Rodríguez Olmos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: