Boric protesta: "Seré traidor, pero jamás un paquete chileno…"

  1. Chile, desde que Pinochet asesinara a Allende, ha venido siendo gobernada por una sucesión de PAQUETES CHILENOS, unos más gordos y mejor dotados que otros. Uno de esos pavorosos PAQUETES CHILENOS fue la florida y tóxica doña Michelle Bachelet, redondita, chanchita, tal cual como corresponde a las de su clase, con el lacito rosado y virginal en la coronilla de su protuberante intelecto.
  2. Nunca me fie de Boric porque le vi la espesura de su paquete en sus carrillos, y sobre todo me di cuenta de ello cuando Sebastián Piñera aseguró "Boric es una BUENA PERSONA". Todo el mundo sabe que cuando un canalla dice que alguien es buena persona lo que está diciendo es que es un PENDEJO. La verdad es que Boric no puede con su abultada cara de PENDEJO.
  3. Le faltaba poco, pues, ver al Boric empezar a reventar contra Venezuela como lo han hecho todos los demás gobiernos miserables de América Latina, y lo hace porque su popularidad va en picada. De modo, señores, que se va el Porky Duque, y resurge ahora este otro cerdo. Es decir, Boric emula al Porky Iván Duque quien cada vez que mandaba un cargamento de cocaína a Estados Unidos y a Europa y se lo encontraban, se despepitaba lanzando amenazas a la patria de Bolívar. Boric para disimular su pase al más horrendo y hediondo pinochetismo manda a su ridícula canciller a que hable mal de Venezuela. Pero esa traición del Boric ya había sido anunciada incluso antes de que ganara la presidencia. Enrique Saénz lo denunció en estos términos: "Debido a esta confrontación entre el Estado y el pueblo, entre la clase política / partido del orden y la ciudadanía, el Estado respondió con el genocidio, los crímenes contra la humanidad, el terrorismo de Estado, las violaciones a los derechos humanos, la mutilación de personas, el asesinato de muchos, la aplicación de la tortura y la instalación de la prisión política en forma masiva y a lo largo de todo Chile. Como ha sucedido a lo largo de la historia patria cada vez que la clase dominante requiere recuperar las riendas, y posterior a los crímenes que esta comete con dicho objetivo, se produce un nueva pacto interburgués y los crímenes quedan en la más absoluta impunidad para que el modelo siga su curso y larga vida y los buenos negocios se sigan desarrollando. Esto fue lo que ocurrió en Chile. En medio del estallido social, Gabriel Boric y el Frente Amplio actuaron como los articuladores del "gran" acuerdo interburgués que permitió salvar al conjunto del sistema y evitar la caída libre del gobierno de Piñera y derrumbe de la clase política. Eso ocurrió el 15 de noviembre de 2019. Pero como dice el dicho popular "los compromisos se honran".
  4. Siguiendo con este razonamiento vemos que Boric actúa al igual que aquel otro miserable del Lenin Moreno, que cuando sufrió aquella revuelta popular que casi lo echa de su silla de ruedas, lo primero que hizo fue echar pestes contra Venezuela. O como lo hace el Bolsonaro, que cuando ve que Lula le pisa los talones escupe sapos y culebras contra la revolución bolivariana. O como lo hicieron aquellos macanudos del ladrón de Kuczynski o el delincuente de Vizcarra del Grupo de Lima. El güabinoso Alberto Fernández en medio de los terribles ataques, sanciones y bloqueos de la Unión Europea y los gringos, viene y pone su granito de arena reteniendo un avión venezolano porque según ellos viola las sanciones gringas y transporta terroristas.
  5. O como la emprendió contra nosotros el Macri (quien quiso invadir Venezuela) porque también las encuestas lo ponían por los suelos. O como le sucedió al mismo Piñera con popularidad cero, quien se vino a bailar cumbia a Cúcuta, en la frontera con Venezuela, y se planificó aquella maldita "ayuda humanitaria" con una caravana de camiones cual caballos o burros de Troya.
  6. Ahora vemos en medio de la gran tragedia de Melilla, en la cual han muerto más de 50 inmigrantes asesinados por la policía española y de Marruecos, que en una rueda de prensa junto al ministro de Exteriores de España, José Manuel Albares, la canciller chilena, Antonia Urrejola, viene a dejar claro que la administración de Gabriel Boric condena "la violación a los derechos humanos en Venezuela", pero aseguró que desde Santiago apuestan a un acercamiento con Caracas.
  7. Explica la paquetérica jefa de la diplomacia chilena, el interés inmediato de Boric es "restablecer el Grupo Internacional de Contacto" que se instaló en México para facilitar los diálogos entre el Gobierno y la oposición de Venezuela, con el objetivo de que se celebren "elecciones libres y democráticas" en 2024. ¡Burda y cursi, coño! Por eso, la respuesta de nuestra vicepresidenta Delcy Rodríguez no se hizo esperar, diciéndole a la tal Urrejola de su sumisión al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro. "Urrejola, como buena empleada de Luis Almagro, ataca a la Revolución Bolivariana en lugar de atender los urgentes asuntos de violencia en Chile, su economía y de un gobierno que va en caída veloz!".


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1401 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: