El Hundimiento de la vía de las González y su relación con la Laguna Caparú. Elementos técnicos y propuestas

La laguna Caparú es una laguna que se ubica en el municipio Sucre del Estado Mérida, cerca de los terrenos de construmérida en las González al costado derecho de la troncal 008 que comunica El Vigía - Mérida, pertenece a un ecosistema único de varias lagunas asentadas en las zonas áridas, las cuales son influenciadas por un fenómeno climatológico que consiste en un proceso de evaporación, condensación y precipitación, dejando un ecosistema de bosques siempre verde al Sur del Lago de Maracaibo y al mismo tiempo, ascienden como vientos cálidos y secos, estableciendo un proceso de bajas precipitaciones bañados por vientos secos, creando en las zonas de sotavento lo que los climatólogos denominan como efecto FOHEN originando un sistema de paisajes semi xerófilos únicos extraordinarios y de gran belleza en toda la zona que hoy conocemos como Lagunillas, la observación a simple vista nos lleva a experimentar el cambio de temperaturas y se puede apreciar una flora y fauna muy especial en estos nichos ecológicos.

No es la primera vez que la Laguna de Caparú se haya visto afectada y amenazada, en los años 90, se dio una larga lucha por las comunidades de esa zona y en especial las indígenas para cerrar definitivamente EL BALCON que era un vertedero de desechos sólidos a cielo abierto a escasos metros de la Laguna y la población que habita esa zona, afectándola directamente por los desechos sólidos y los lixiviados, en esta oportunidad, la protesta comunitaria alcanzo sus objetivos favoreciendo los derechos ambientales de todos.

En los actuales momentos por diferentes informaciones en redes sociales se dice que la Laguna Caparú está afectando la Troncal 008 creando un sistema de fallas geológicas, que causa el hundimiento de la carretera, recientemente el Gobernador Jehyson Guzmán junto a un grupo de técnicos de la Gobernación del Estado Mérida y del Ministerio de Infraestructura visitaron el sitio, de esa inspección se ha generado diferentes opiniones y debates sobre el tema, muchas de ellas de forma irresponsable y carente de conocimiento por lo tanto, como Geógrafo, Ambientalista, Ex Gobernador y ciudadano de Mérida, debo expresar mi preocupación por dichas informaciones que van y vienen en las redes sociales, y es muy probable que sean disparates y espero que lo sea, sin embargo, es pertinente hacer la alerta que permita conocer lo que allí ocurre y su solución.

El fenómeno que sucede con el hundimiento de la carretera no tiene nada que ver ni con eventos de fallas geológicas o tectónica, y mucho menos con la presencia de la Laguna Caparú, el fenómeno sobre el hundimiento en los trescientos metros (300m) de carretera aproximadamente, es un proceso de erosión subterránea denominado Sufusión Mecánica la cual consiste en que los flujos hídricos subterráneos y superficiales van desplazando los materiales de granulometría finas entre ellas arenas, limos y arcillas expandibles generando grietas y/o espacios tubulares profundos que genera el rompimiento y desplazamiento del material de forma muy lenta y progresiva ocasionando hundimientos, incluso llegan a formar espacios vacíos generadores de surcos y cárcavas. Esto lo sabe muy bien el personal profesional y técnico de la Gobernación del Estado Mérida, del Ministerio, la Universidad y los profesionales del área, además existe muchos estudios por parte de la escuela de Geografía y la Escuela de Ingeniería Geológica de la Universidad de los Andes.

Por ello, podemos asegurar que se trata de un proceso más hidrogeomorfológico que geológico, sabiendo esto se puede afirmar que el proceso de sufusión mecánica que afecta la vía, su origen NO es la Laguna Caparú, aunque ésta ciertamente se alimenta de todo ese sistema hídrico, el dato importante, es que se ubica posterior a la vía y al hundimiento de la carretera, por lo tanto, drenar la Laguna no tendría ningún sentido desde el punto de vista de la ingeniería civil ya que la escorrentía y el proceso de erosión continuaría y como consecuencia ocasionaría un terrible daño ecológico y ambiental afectando el asentamiento de aves migratorias hasta la alteración de todo el ecosistema de la zona. De esta manera, queda suficientemente claro que la Laguna Caparú no es la causa del hundimiento.

Sobre las propuestas y recomendaciones de los trabajos civiles a ejecutar en esta zona son los siguientes:

  1. La canalización de las aguas en el costado izquierdo de la vía hacia Mérida la cual mitiga el proceso de erosión por sufusión mecánica, las mismas se han hecho en otras oportunidades.
  2. Hacer urgentemente los rellenos con granzón y colocación de la capa asfáltica
  3. Realizar regularmente el mantenimiento preventivo de la vía.

Por último, el llamado es a las autoridades para que se realice urgentemente los trabajos de reparación de la troncal 008 y entender la importancia que tiene para nosotros los merideños la Laguna de Caparú y todo este ecosistema que debemos proteger, ya que además de ser ecosistemas extremadamente sensibles, son únicos en el planeta y es deber de todos colaborar en su protección y conservación.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 736 veces.



Alexis Ramirez

Ex Gobernador de Mérida, Militante del PSUV.

 alexisramirezmarquez75@gmail.com

Visite el perfil de Alexis Ramirez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad