Binóculo Nº 455

Tierra llanera caminos de palma y sol

A propósito de las elecciones municipales del 2013, publiqué un artículo titulado "Una derrota disfrazada de victoria". En uno de los párrafos, escribí lo siguiente.

"Pero si preguntamos sobre la joya de la corona, la cuna del Arañero de Sabaneta, el pueblo que vio nacer al líder de este proceso, tenemos que decir que es imperdonable. Más incluso que todas las demás juntas. No porque Barinas tenga mucho peso desde el punto de vista político-económico, sino por el valor simbólico que tiene para este proceso una ciudad donde todos deberían ser chavistas, y resulta que la mayoría es escuálida, aunque su gobernador sea el hermano de Hugo". 08/12/2013.

De eso hace 8 años, pero nadie se enteró. A pesar de los 123.553 lectores que visitaron el artículo. Esas elecciones del 2013, ya eran una campanada de que algo malo estaba ocurriendo con el proceso y de la existencia de graves fallas, que no solo estaban afectando la percepción de la gente de que no estaba siendo asistida, sino que comenzaba a generarse un rechazo a una dirigencia que, no solo le importaba poco la opinión colectiva, sino que cada vez más se dedicaba a sus propios negocios, sumado a la ya conocida negociación para escalar posiciones, tales como la compra de candidaturas. Fue lo que ocurrió el 21 de noviembre, cuyos resultados fueron casi sancionatorios; y además con conclusiones muy claras: 1) El Psuv nunca fue otra cosa que una poderosa maquinaria electoral, que comienza a dejar de serlo porque su capacidad de convocatoria mermó de manera preocupante. 2) Si la oposición hubiera ido unida, hubiéramos perdido hasta la ropa. Sumados los votos de la oposición, se hubieran quedado con 14 gobernaciones. 3) Está claro que el Frente Francisco de Miranda, quedó para Espalda Francisco de Miranda, con esa batuqueada que le dieron en Cojedes, su Cuartel General. Pero también es signo de que el descontento se fue acumulando la gente hasta los resultados conocidos. 4) Ya la gente -a la izquierda me refiero- habla sin tapujos de la aparición de una nueva casta social, integrada por chavistas y opositores que están amasando fortunas y que para nada les interesa el pueblo o la revolución.

Y finalmente Barinas, "tierra llanera caminos de palma sol". Y allí lo primero que debemos decir es que Hugo jamás debió permitir ese nepotismo de su familia gobernando por 20 años para hacer exactamente nada. Aunque si le preguntan a un dirigente de allá, está convencido de que, por hacer una avenida bonita, o construir un edificio moderno, es un símbolo del crecimiento y del desarrollo. Qué dirían los holandeses de eso, ellos que le quitaron el 30% de su territorio al mar.

Una vieja guerrillera, amiga, camarada, me contó de manera indignada lo que había vivido. "En una semana hubo más productos en Barinas de lo que hubo en todo el país. Mi comunidad llevaba año y medio que no llegaba el clap, pues llegó dos veces. Llegaban los camiones llenos de neveras, lavadoras y cocinas y la mayoría no las repartieron. Deben haberlas dejado para venderlas. Repartieron juguetes brutal y desordenadamente, pero en cantidades industriales. Y por supuesto, a algunos barrios llegaron y a otro no. Conozco gente que tiene guardada en su casa 300 litros de gasolina, que los fue acumulando porque se la regalaron. Me acordé de las planchas de zinc y los sacos de cemento que daban los adecos. Amigas que fueron a la gobernación y les dieron muletas, sillas de rueda. Que cosa tan patética amigo. Entregué mi vida a esta batalla y ya a mis 75, lo que me queda es morir, sin ver mi sueño cumplido de cuando tenía 18, allá en mi Yaracuy natal. Yo sabía que estos tipos no iban a hacer nada. Muerto Chávez, se murió todo".

La pregunta es, porqué en 20 años de gobierno, no fueron capaces de crear una estructura dirigida a formar política y colectivamente a tan solo 380 mil habitantes que es la población de ese estado. Cómo es que, en 20 años, no son todos socialistas en Barinas. Pero la campanada del 2013, ya había avisado y nadie hizo. Y los resultados del 21N, debieron aceptarse en lugar de inventar subterfugios jurídicos, porque la diferencia eran cien votos. No. Necesitaron ser vapuleados en los comicios del 9E, cuyos resultados le dieron una ventaja de los opositores juntos, de 64.547 votos. Menuda derrota que por supuesto nadie asume, ni siquiera el propio Maduro.

Creo que todos sabemos que la casualidad no existe, aunque sí las leyes causales. Y entonces debemos preguntarnos, porqué uno de los cinco estados ganaderos más importantes del país, su población no comía carne. O porqué una región rica en ríos, quebradas, lagos y lagunas, tiene una población que pelea por tener agua por tubería. Claro, cuando apareció el bloqueo y la guerra económica, llegó la excusa perfecta. Los Chávez han sido Gobernantes que, en lugar de buscar soluciones, o debatir respuestas, se olvidaron de que el pueblo tenía necesidades.

Y es menester decir que el discurso de Nicolás es fofo, es hueco, no tiene sentido, no tiene valor. Es un discurso reiterativo sin resultado alguno, porque el problema es de conciencia. Es como la letra con sangre. Debe haber sanciones, reprimendas, castigos, duras críticas. A estas alturas del juego, si no se hacen cambios profundos, no se golpea a la burocracia de raíz, no habrá cambios. Todo se irá por el basurero. Con un agravante. Dudo mucho que con un personaje como Kamala Harris al frente de la Casa Blanca, no se vayan a aprovechar estos resultados para exigir un referendo revocatorio.

Caminito de hormigas…

Es casi cómico el discurso de Maduro sobre el tema de la gasolina. Creo que no entiende que allí no hay posibilidades de instar, sino de castigar. De lo contrario, no habrá resultados. Averigüen en Valencia y verán de qué tamaño son los negocios… Los habitantes de Flor Amarillo me piden que le haga llegar al alcalde Fuenmayor, la necesidad de se active la escuela, Pedro Arroyo, así como la escuela que está en la urbanización Rafael Urdaneta.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 682 veces.



Rafael Rodríguez Olmos

Periodista, analista político, profesor universitario y articulista. Desde hace nueve años mantiene su programa de radio ¿Aquí no es así?, que se transmite en Valencia por Tecnológica 93.7 FM.

 rafaelolmos101@gmail.com      @aureliano2327

Visite el perfil de Rafael Rodríguez Olmos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: