Auditórium

9 de enero choque de trenes: ¡Maduro y Guaidó en Barinas!

"Cuando el justo gobierna, el pueblo de Dios se alegra": "Por un gobierno con fe, honestidad, y respeto". Fin de la cita. Anónimo.

 

Nicolás Maduro, este domingo 5 de diciembre, designó a Jorge Arreaza como candidato del PSUV a gobernador de Barinas.

El ministro de Industrias y Producción Nacional de Venezuela, Jorge Arreaza, será el candidato a la gobernación de Barinas por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en la repetición de las elecciones regionales prevista para el próximo 9 de enero del 2022.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, al anunciar la candidatura de Arreaza dijo: "Es un hombre muy honesto, de una gran ética política. Es muy valiente", Maduro explicó que la decisión se basó en consultas, y en encuestas.

La rival de Jorge Arreaza, por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) será la ingeniera Aurora Silva de Superlano, esposa del inhabilitado Freddy Superlano, quien fue el candidato de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Superlano concurrió a los comicios del 21 de noviembre 2021, pero fue inhabilitado después de las elecciones, y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ordenó paralizar el recuento de votos, y repetir los comicios en ese estado.

La lucha por la gobernación del Estado clave de Barinas escala aún más en el nivel de enfrentamiento, donde Maduro, y Guaidó, por los anuncios hechos, se presume qué saldrán en campaña por el triunfo de sus respectivos candidatos, por lo que los estrategas políticos militares, consultados por este analista, lo consideran un verdadero choque de trenes político electoral.

La lucha por el Gobierno de Barinas vivirá en estas navidades de diciembre 2022, un nivel de enfrentamiento que no se ha visto ni siquiera en el peor momento del gobierno bolivariano en estos últimos 22 años, caracterizada por el lodo que uno, y otro bando se han estado lanzando. Apenas cierren los centros de votación, ese 9 d enero de 2022, tanto el PSUV, como la oposición, aquí esta vez no van a existir los alacranes, por la polarización feroz entre los dos candidatos principales, los seguidores de ambos bandos, saldrán a proclamar el triunfo de su respectivos candidatos de acuerdo a los primeros exit poll emitidos, a boca de urna.

Aunque es la única elección en ese Estado venezolano de Barinas ese dia, la atención de Venezuela, y el Mundo, ese domingo estará todo el tiempo puesta en la linda Barinas. Los altos dirigentes del los principales partidos de Venezuela, que no estén rayados, y resten votos, se espera que se trasladen a Barinas, donde ese dia rodaran muchas mascaras, se estima que más del 80% del padrón electoral del estado, saldrá a votar. Y desde ahí, los líderes partidistas cívicamente elevaran las apuestas: uno de los dos cargará (Guaidó o Maduro) con la derrota, se espera que no se haga el ridículo de osar proclamarse ganadores equivocadamente sin serlo, de intentar hacerlo, sin tener los pelos del burro en la mano, para decir que el asno es catire.

En el 2007 en la reforma constitucional, el presidente Hugo Chávez, admitió a medianas horas que las tendencias de los votos, no le eran favorables. Maduro o Guaidó, líderes de los partidos principales el del gobierno, y el de la oposición, en referencia a ese magno evento, y a quienes como ‘estadistas’ les tocará reconocer con gallardía, la derrota de su candidato en ese Estado llanero. ¿Será la primera vez que en esta Venezuela convulsionada, que uno de los dos reconozca inmediatamente, sin apelar a las más bajas artimañas su derrota en la gobernación barinesa ese dia? ¿Veremos ese dia a Maduro, o/a Guaidó, decir que los electores han optado por el Psuv, y que el gobernador sea Jorge Arreaza; o que se han decidido por la MUD, y que la gobernadora sea Aurora Silva de Superlano?

Tras ese anuncio de esa noche del 9 de enero los aplausos atronaran en los comandos del candidato ganador, en cualquiera de las sedes elegidas por los partidos participantes. "Las encuestas a las que todos los venezolanos tendremos acceso, debido a las tecnologías de las comunicaciones, que cubrirán los cielos del mundo, y la que muchos venezolanos en el mundo entero esperaran con la paciencia de Job, se verán consolidadas, y ratificadas por los votantes a la salida de la urnas electorales, y deberán mantener los mismos márgenes a favor del candidato ganador. El futuro definitivo de Venezuela se juega en las elecciones de Barinas el 9 de enero 2022.

A pesar de que puedan salir grupos violentos, se espera que no surjan anomalías en esa jornada electoral. Esto que estamos viviendo en Venezuela, no lo habíamos vivido en los últimos 60 años, esto es lamentable, y preocupante. Los dos bandos harán todo lo posible, porque sus candidatos ganen cívicamente.

Para sumar el mayor apoyo posible, a lo mejor cada bando establecerá alianzas con otras organizaciones partidistas. El Psuv, y su candidato lo hará con sus sempiternos aliados del GPP. Y la candidata opositora tendrá que ir con una sola tarjeta, desechando el chiripero de partidos opositores, sino no tiene vida, me dijeron expertos estrategas electorales consultados, y de esa forma quedarían neutralizados los alacranes, y evitarían la abstención de sus seguidores.

El órgano electoral regional, y nacional, cuando comience a recibir los datos de las actas de votación, y con el recuento de estas en el primer boletín, se sabrá cuál de las dos coaliciones perdió, para que Maduro, ni Guaidó, se carguen a su ‘currículum’, la derrota, y el bochorno, de atreverse, cualquiera de los dos, a anunciar un triunfo indebidamente. El lunes 10 de enero del 2022, amanecerá, y veremos.

 

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1162 veces.



Edgar Perdomo Arzola

Analista de políticas públicas.

 Percasita11@yahoo.es      @percasita

Visite el perfil de Edgar Perdomo Arzola para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Poder Popular