El Metro, sorpresa: una mata en el tren

Pensando con angustia, en la pandemia, en los hospitales centinelas, en el alto costo de la vida, en los aguinaldos a jubilados y pensionados que se evaporan en las manos de cualquiera Adulta o Adulto Mayor: solo alcanza para comprar medio cartón de huevos, medio kilo de queso y si sobra algo para tomar la camioneta y pagar el pasaje… sino lo haces "no te montas" dice el colector.

Recapitulando en esto abro bien los ojos y observó una matica pisada con el talón del zapato en el piso del tren del Metro por una señora y no le puedo avisar que está pisando una mata por lo lejos y la distancia que tengo con ella.

El tren se detiene en su parada y la señora se baja, pero para mí sorpresa se lleva la mata en el talón del zapato.

Vuelvo a pensar "sería el talló de una rosal... una espina clavada al zapato de la señora… vendría ella de un jardín con su flor viva que se niega a morir".

Me doy cuenta que el tren sigue su ruta, los usuarios van y vienen con sus alegrías y tristezas.

Pienso y me digo: "la vida continua, hay que zafarse en lo posible de estás calamidades con el trabajo creativo en su diferentes formas, la solidaridad en la familia, con el amigo, la amiga… la unión de todos los de abajo para resolver".

El jardín está allí en el crecimiento de las generaciones futuras… ¿una utopía?: puede ser, la flor quiere vivir… concluí.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 594 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter