PSUV. Proceso de postulaciones. Escenarios posibles

"Ellos abrían la caja y sacaban la tarjeta, era voto por tarjetas. Aquí estaba una, entonces iba alguien anotando en una pizarra, y ellos anotando en el acta que mataba los votos: AD, Copei, AD, Copei.

De repente salió por allá un gallo rojo, algunos votos del Partido Comunista salían. Entonces decían: 'Kikirikí te toca a ti'. Entonces el gallo terminaba siendo adeco. Y al rato salía otro gallo ¿no?: 'Kikirikí, me toca a mí'>>. Comandante Chávez comenta sobre aquellas trampas y fraudes adeco-copeyano en los tiempos del Pacto de Punto Fijo.

Soy hombre de pensamientos complejos, integrales, sistémicos. Por lo que estoy en capacidad de proyectar y manejar diversos y disímiles escenarios. Desde los escenarios ideales, hasta los poco pensados por otros. Eso ha llevado a quienes carecen de método científico a tildarme de pesimista, entre otros señalamientos, propios de cerebros poco entrenados para comprender las complicadas y oscuras tramas de poder (o seguramente corruptos que se sienten descubiertos). Ante esto respondo con una reflexión de José Saramago, "No soy pesimista. Soy un optimista muy bien informado".

Al respecto del Proceso de Postulaciones para Candidatos del PSUV, y en base a la experiencia e historia del partido, es posible diseñar escenarios que tal vez se materialicen.

Este ejercicio de Laboratorio Político para modelado y simulación surge ante la pregunta de una persona preocupada por la situación general del país y las profundas carencias ético-morales que podemos observar en diversos espacios de nuestra sociedad. Lo cual, por supuesto, también es reflejo en gobierno y partido.

Al respecto debemos recordar a Mao Tse Tung, porque nosotros no estamos reinventando el agua tibia y mucho menos estamos reinventando la rueda.

"La oposición y la lucha entre ideas diferentes tienen lugar constantemente dentro del partido. Este es el reflejo en su seno de las contradicciones entre las clases y entre lo nuevo y lo viejo en la sociedad. Si en el partido no hubiera contradicciones ni luchas ideológicas, la vida del partido tocaría a su fin". Mao Tse Tung.

La contradicción existe universalmente tanto en los objetos como en los procesos. Y tanto en las formas simples del movimiento como en las formas complejas.

La persona que hace la pregunta simpatiza con mi propuesta para ser postulado y considerado como Candidato a la Gobernación de Nueva Esparta. Así que me pregunta, "Manuel, ¿Y las garantías?". La interrogante se refiere a la garantía, a la seguridad de que estaremos ante un proceso de postulaciones transparente. Algunas personas consideran que el candado o filtro se aplicará en el proceso de postulaciones.

La pregunta es muy interesante pues denota preocupación ante una realidad que no le es ajena. Pero que además se aleja de los idealismos.

Le respondo que no existe ninguna garantía más allá de considerar el escenario ideal. Y mi respuesta es en base a experiencia e historia. Claro, puedo estar equivocado. Pero, y parafraseando al Comandante en Jefe Fidel Alejandro Castro Ruz, "No importa, juzgadme, quizás la historia me absuelva". En todo caso, son otros los que deben demostrar que la historia de imposiciones que ha denunciado la propia Militancia del PSUV no se repetirá para éste proceso. Por ejemplo, la garantía de que si el nombre "X" obtiene 5 postulaciones estás postulaciones serán reflejadas de forma fidedigna y no que las mismas desaparezcan o sean contabilizadas para otro nombre. Porque también se puede dar el caso de invisibilizar nombres para intentar afectar o destruir alguna posible proyección política a futuro.

En la pugna por el poder, no se descarta absolutamente ninguna acción para fortalecer o debilitar.

Entonces, el primer escenario posible que podemos construir es el escenario ideal, definido por las reglas de juego y las declaraciones de las autoridades del PSUV. Es decir, realmente se manifestará, y respetará, la voluntad de la Base del Partido y pudiera darse paso entonces a nuevos protagonistas políticos, o por lo menos permitir la participación de los actores menos cuestionados dentro del PSUV. En especial de los que se caracterizan como Militancia de Base.

Pero, como ya lo he mencionado, ese es solo un escenario muy idealista que no toma en consideración la pesada carga de la realidad de la lucha por el poder. En este sentido debemos considerar varios factores que incluyen vicios y corrupción en espacios de gobierno para manejo de recursos con fines u objetivos múltiples que van desde el enriquecimiento individual y grupal (por medios ilicitos) para sostener estilos de vida privilegiados (burguesía, boliburguesía y sus beneficiarios) hasta el manejo de recursos de forma lícita para Proyectos de Gran envergadura que promuevan la construcción, desarrollo y mantenimiento de modelos diferentes al modelo capitalista actual. Es incuestionable que estamos ante modelos y visiones de manejo de poder antagónicas.

La interrogante de la persona encuentra fundamento en las reiteradas y recientes críticas y alertas del Primer Vicepresidente del PSUV, Diosdado Cabello. Es una verdad de perogrullo. Es evidente que cada facción de poder hará fuerza para mantenerse o para desplazar a otra en control de algún espacio. Las palabras de Diosdado Cabello solo dejan entrever la punta del iceberg.

Se han dado casos de espacios de poder local que son considerados una especie de Señorío Feudal, que de paso debe ser heredado por familiares, amantes y/o testaferros. Y para asegurar que se mantenga la "herencia" se articulan pactos o convenios con otra "facción de poder igual o superior" para que "quite del camino a Fulanito" a cambio de negocios, contratos, privilegios, manejo de espacios, entre otros.

El dominio de espacios de poder y recursos son disputados por diversas facciones que buscan hegemonía política, económica, militar y de control social, así que se espera la reacción de fuerzas contrarias para desplazar a una facción o bien para mantener el espacio dominado. Por lo tanto, no sería ninguna sorpresa que cada Grupo de Poder ejecute sus maniobras para postular a los Sujetos que de una u otra manera sirven a intereses específicos, para mantener espacios (algunos son prácticamente feudos) o para desplazar a otra facción o Sujeto Político (o "Político"). Incluso se pueden dar quiebres internos entre Sujetos de una misma Facción (Amigos, Compadres, Testaferros...) por inconformidad con liderazgos salientes y entrantes (imposición de familiar, amante...), negocios, entre otros.

Claro, también existen las iniciativas de la Militancia de Base que son genuina expresión del descontento ante las casi insalvables contradicciones y falta de credibilidad de ciertos actores "políticos".

En mi caso particular acumulo experiencias, conocimientos y simpatías que me obligan a participar en grado de estudioso y crítico del propio proceso de postulaciones. Es innegable que proporcionará un valioso aprendizaje y comprensión de las condiciones objetivas que determinan nuestra realidad material e inmaterial, para el tiempo presente y para los mucho más difíciles tiempos que están por llegar. En todo caso no solo se participa para tratar de obtener algún triunfo. También se puede participar para medir distintos tipos de parámetros que son de provecho para las reflexiones y conclusiones de rigor sobre el complejo y difícil escenario de pugna política en Venezuela. Todo objetivo depende de variados elementos y circunstancias. Algunos pueden ser controlados, otros definitivamente escapan al manejo deseado.

Entre el escenario ideal y la realidad de la lucha intestina por el poder existen varias posibles configuraciones. En el caso de Nueva Esparta algunos parámetros dependen de la dinámica regional y otros de la dinámica nacional.

¿Qué pasará si se mantienen nombres en las postulaciones, que llevan años de señalamientos negativos y rechazos evidentes?

¿"Jugarán" solo a la Legitimidad Electoral demoliendo la Legitimidad Política por mantener feudos y recursos para sus proyectos individuales? Y de solo intentar validar una Legitimidad Electoral, ¿Cómo sostendrán en el tiempo el "triunfo" sin Legitimidad Política?

El Sujeto de Poder, acostumbrado al dinero fácil, no cederá, tampoco permitirá que le minen o infiltren sus espacios. Sobre todo si debe cuidar que algunos "negocios" o vicios salgan de lleno a la luz pública.

Y el Sujeto de Poder que trata de impulsar un Proyecto de Transformación para el desarrollo de su región o del país tampoco cederá. Entre estos dos extremos se pueden generar círculos viciosos cuyos impactos pueden a su vez colocar en riesgos a toda una región, estado o nación.

Existen Sujetos que de saberse lo que ocurre realmente en sus espacios (vicios, corrupción, malversación, desfalco) deberán pagar "vacunas" o comprar silencios para no enfrentar la justicia. Y a veces pueden acarrear costos, consecuencias y chantajes que nunca quisieran pagar.

Esa es la realidad de la lucha por el poder. Lo demás es idealismo puro (propio de pendejos).



Esta nota ha sido leída aproximadamente 771 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter