Cinco razones de izquierda para no votar por el PSUV

Desde una posición de izquierda, desde esa izquierda donde he militado siempre, con sus méritos y sus deméritos, con sus aciertos y desaciertos y aunque por razones de los tiempos, personalmente no tenga responsabilidad alguna en momentos estelares de su historia, los asumo como míos; cargo con alegría sus glorias y soporto con estoicismos sus errores y fracasos.

Y lo hago por la sencilla razón que es una sola causa; es la lucha permanente por la liberación de la humanidad. Por lo tanto soy parte de la izquierda trasnochada de la que habla el presidente o de la que caracteriza Diosdado en un Tuit con las siguientes palabras; "sobre falta de vocación de la izquierda venezolana: Se conformaban con participar. Inclusive los que se fueron a la guerrilla era más por una cosa sentimental que por otras razones. ..". esas expresiones me halagan porque las interpreto como un adiós a la militancia de izquierda si es que alguna vez militaron de este lado de la historia.

Si, soy de esa izquierda, alguna veces timoratas otra veces dividida, pero unida en su historia, tal y como ha sido, sin falsas posturas ni hipocresía. Hipócrita es quien por una parte se desentiende de los tropiezos históricos de la izquierda y por otra agarra de bandera utilitaria a nuestros heroicos mártires, desconociendo descaradamente que ellos son sustrato y esencia de esa izquierda que desprecian.

Y desde esa posición de izquierda encuentro 5 razones principales para no votar por un partido que de socialista tan solo tiene una S.

Primera razón:

El poder legislativo nacional es la instancia natural donde se trazan las leyes que rigen una nación, ademas es el órgano principal de control sobre el Gobierno y la Administración Pública Nacional, en los términos consagrados en la Constitución de la República, por lo tanto sería indigno irrespetar la majestad de la institución e irrespetarme como ciudadano, el tener que votar por candidatos que le ponen precio de una mortadela a nuestra voluntad política. Me pregunto si para ellos un voto cuesta una mortadela ¿ Cuantos dólares costara su cambio de postura en la Asamblea Nacional en momentos cruciales? Después no los vayan a llamar traidores, mercenario; es mercenario.

Segunda razón:

Si me resultaba indignante el silencio mostrado por los diputados cuarto republicanos ante la violación flagrante del estado de derecho por parte de los gobiernos de ese entonces; a través del Plan Union, la aplicación de la inconstitucional Ley de Vagos y Maleantes, las detenciones arbitrarias, la judicialización de las luchas laborales, intervenciones de sindicatos y gremios, violaciones de las contrataciones colectivas, despidos injustificados de trabajadoras y trabajadores; ver seres humanos pudriéndose en las cárceles; condenados sin ningún juicio, no prestarle la debida atención a los reclamos angustiosos de familiares de los desaparecidos; si ante todo eso nunca nos callamos; como taparme hoy; la boca, los ojos, los oídos y sobre todo mi conciencia y salir a votar por unos candidatos a diputados que nada dicen; de los atropellos cometidos por la OLP y la FAES, que nada dicen de los cientos de campesinos asesinados, que nada dicen de la reversión de las tierras recuperadas en los tiempos de Chávez a los latifundistas y todo con la complicidad de instituciones del estado venezolano; como engatusar mi conciencia y salir a votar por diputados que nada dicen de la desaparición de Alcedo Mora y los hermanos Vergel; que fingen alzheimer si les preguntas por Rodney Álvarez, trabajador de Ferrominera, quien lleva nueve años preso injustamente, candidatos a diputados que nada dicen de los cientos de trabajadores petroleros presos sin ni siquiera pasar por la audiencia preliminar, candidatos a diputados que avalan la muerta lenta y atroz de Miguel Eduardo Rodríguez Torres y Raúl Isaías Baduel como ayer con su silencio avalaron la muerte de Nelson Martínez..

Tercera razón.

Si en una república, la separación de poderes, es la balanza perfecta del equilibrio democrático; como votar por diputados que creen que los órganos de justicia deben ser administrado por la cúpula del partido; diputados que no están a la altura de interpretar la gran arquitectura jurídica expresada en la CONSTITUCIÓN DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA y hacer de ella un guiñapo aprobando "leyes" caprichosas, que no responden al fortalecimiento jurídico de la república, sino a la táctica política coyuntural y a la complacencia mecánica a una persona, en pocas palabras; lo que diga Nicolas.

Cuarta Razón

Si anduve por muchos pueblos con un proyector exhibiendo con documentales como "Yo hablo a Caracas" o "Caño Manamo" denunciando los destares ecológicos promovidos por los gobiernos puntofijistas, entonces hoy ante las contaminaciones provocada por la falta de pericia en el funcionamiento de la industria petrolera y el inmenso ecocidio que representa el Arco Minero; como hacerme el mudo y votar por diputados que nada dicen al respecto.

Quinta Razón:

Si toda mi vida denuncie la opulencia de una clase política gobiernera que contrastaba notablemente con un pueblo que sobrevivía al borde de la mendicidad; entonces hoy tengo que sepultar mis rabias pasadas y con pusilánime complacencia salir a votar por una dirigencia política mil veces mas descarada que la cuarta-republicana a la hora de exhibir su enriquecimiento, el de su familiares y allegados. Enriquecimiento producto del activismo politiquero, mientras desde tempranas horas del día un pueblo macilento deambula de un lado a otro viendo como hace milagros para por lo menos llevarse a la boca una comida diaria.

Si estoy convencido que por lo que luche toda mi vida; es y seguirá siendo justo, hoy no me voy a callar ni desandar el camino recorrido. Me podrán calificar de lo que quieran, pero nunca de incoherente.

corrido. Me podrán calificar de lo que quieran, pero nunca de incoherente.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2064 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter