Aumento salarial: una trampa y dos mandados

Decretar aumento general de sueldos y salarios en Venezuela, sin parar la arbitraria y programada subida del U.S. Dollar, sin darle operatividad o usabilidad del Petro como criptomoneda de uso y de cambio, sin eliminar o reconvertir y anclar el Bolívar al Petro, sin babelizar lo financiero que desplace la hegemonía del Dollar en suelo venezolano, significará un mayor quiebre económico y crisis de gobernabilidad.

Dicho en términos latos, cualquier aumento salarial en las condiciones económicas, políticas y sociales actuales, irá a manos de los ricos y los hará aún más ricos y más pobres a los pobres. Esto sería el detonante de una explosión social inimaginada, que los conjurados contra la Patria esperan, sobre todo, los lacayos imperiales y su amo, el gobierno estadounidense.

Pero, si en estos momentos no hay aumento salarial, también se acelerará la ruina económica y explosión social, la que también será bien aprovechada por los anteriores aludidos. En fin, será una trampa y dos mandados, cualquiera de los dos son malos, sin saber cuál será peor que el otro. Son feos los dos.

En esta trampa cazabobos, el gobierno que preside el único presidente constitucional, Nicolás Maduro, está obligado a acometer las propuestas, ut supra, señaladas, como el "sin" que nos falta resolver, como condición sine qua non.

Estás condiciones, aunque favorezcan a los trabajadores y a la mayoría de los venezolanos honestos, representan un problema para quienes han hecho de la crisis un negocio, para la burguesía, para los neorricos y para Donald Trump.

Como es una sola la vida política nacional y la de cada mortal, o nos las jugamos con todo, o seguiremos en el mismo experimento fallido. Es posible empezar por liquidar la dictadura del precio del Dólar paralelo, haciendo que se imponga el valor promedio que marquen las Casas de Cambio, bajo supervisión y tutela del Banco Central de Venezuela (BCV) y que desde ya, en los medios televisivos nacionales y redes, en cintillo, aparezca durante las 24 horas del día, el precio de referencia, para la compra y para la venta. Es posible vencer. Pero, hay quienes tampoco tienen ganas de que esto suceda.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2004 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: