Artillería del Análisis

Una Historia Política para Análisis y Reflexión (XIII)

Desde el Consejo Nacional Bolivariano Derechos Humanos (CONABDH), compartimos total y absolutamente la posición manifiesta del presidente de la República, Nicolás Maduro Moros, al decir: ""Vamos a combatir tres elementos con el Decreto que voy a firmar: Enfrentar el burocratismo y a los burócratas, enfrentar la corrupción y los corruptos, con nombre y apellido; y decidido a apoyar a la Clase Obrera y enfrentar a los infiltrados que se visten de Che Guevara, de rojos-rojitos, pero están desde dentro saboteando los procesos y a la industria", resumió, al explicar los objetivos". Pero presidente no olvide de incluir a Guayana en esta lucha contra la corrupción, estaría contribuyendo con una alta receptividad con el pueblo, y muy especialmente con nuestro Gobernado Justo. La lucha hay que darla como decía nuestro comándate Chávez: "Nosotros estamos rescatando este país del destrozo de un siglo de gobiernos, la mayor parte de ellos malos, corruptos, incapaces y, además, de la entrega a los poderes internacionales de nuestra riqueza fundamental; el petróleo". (Programa Aló Presidente, N° 193, del 13 de junio del año 2004).

Realmente la Revolución Bolivariana debe estar al servicio directamente de la participación protagónica de todas las organización de base, como efectivamente se están haciendo en algunos y determinado escenario político, con el objeto de reconducir la construcción del Socialismo mediante la batalla y la lucha, como lo decía el Apóstol Pablo discípulo de Jesucristo, al advertí que: "Pero sabemos que la Ley es buena, si uno la usa legítimamente; conociendo esto, que la ley no fue dada para el justo, sino para los transgresores y desobedientes, para los impíos y pecadores, para los irreverentes y profanos, para los parricidas y matricidas, para los homicidas, para los fornicarios, para los sodomitas, para los secuestradores, para los mentirosos y perjuros, y por cuanto se oponga a la sana doctrina". (Según la Biblia, libro de la primera Epístola del Apóstol San Pablo a Timoteo, capítulo 1, versos 8, 9 y 10).

De allí nuestra reflexiones que nunca la dejaremos de pasar por alto, hemos estado bregando, es decir trabajando fuerte en el proceso de la reconstrucción y recapitulación de los hechos ocurridos sobre el crimen de la difunta señora Hilda de Rosales, entre otras investigaciones documentales de fundamental y determinante importancia, y donde cuatro (4) crímenes y cuatro (4) poderes, son un conjunto de elemento de convicción, que tuvieron perfectamente bien estructurado para llegar al autor intelectual por parte del Comisario difunto Fermín Mármol León quien condujo el trabajo de investigación, la cual continuare desarrollándola bajo los términos siguientes:

Exactamente eso fue lo que hizo el Inspector Plascencia.

--Comisario vea por el microscopio.

--No hay duda Plascencia, las estrías son perfectamente iguales, coinciden entre sí, fueron disparados por la ametralladora THOMPSOM.

--Lazo mira tú.

--Perfecto, está perfecto.

--Comisario Martínez. ¿Qué dijeron los muchachos detenidos como sospechosos en este caso?

--Ellos confesaron Plascencia; el Dr. Patiño estuvo presente en sus declaraciones, con la confesión, con estas pruebas y la de los rastros digitales encontrados en el vehículo están perdidos, hoy finiquitare mis informes y cierre el caso; otra cosa Plascencia analice todas las experticias y descartes necesarios del crimen de Cafetal.

--No se preocupe Comisario Martínez, ya recibí la ropa de la Sra. Hilda, todo se está procesando con rapidez pero no espere mucho de esto.

--Estoy consciente que me ayudara muy poco, pero en estas cosas de investigación, uno no puede predecir nada, hay tantas sorpresas, a lo mejor no son útiles.

Subí de nuevo a mi oficina en compañía del Inspector Lazo impartiría instrucciones a mi secretaria fin de que tipiara los informenes policiales del caso de las palmas, estaba concluido, no había duda.

--Comisario—me participaron al llegar a mi oficina --. Lo llamo el Dr. Patiño, que por favor desea hablarle, ¿se lo llamo?

--Hazme el favor Siéntate Lazo, daré los detalles a la secretaria y nos iremos a conversar con la gente de la Florida.

--¿Dígame mucho señorita—Pregunte a la telefonista-- ¿Por cuál? Gracias.

--Dr. Patiño, --tome el auricular --¿Cómo se encuentra? Todo por acá dominado, el caso como usted sabe está listo, me encontraba en el laboratorio revisando las experticias, todo positivo. Explique con lujo de detalles todos los pormenores de los resultados de las experticias balísticas, tanto la de los proyectiles como de las conchas de las balas de THOMPSOM;--Doctor –agregue—las dactiloscópicas también fueron positivas: todas las actuaciones las dejares en homicidio, inclusive mi informe, --me despedí del Doctor, llame de nuevo a mi secretaria, le señale su trabajo y me retire a la calle en compañía de Lazo, a trabajar. ¿Quién enviaría la Virgencita? ¿Qué mente cruel de la persona que uso su estatuilla para enviar un campamento de explosivo, una carga mortal dentro de una figura tan hermosa y querida como es la Virgen del Carmen!

El inspector Lazo conducía la patrulla con destino a la agencia donde él había ubicado la guía del envió del paquete asesino, subíamos por la Av. Los Cedros cuando le dije:

--Estaciónate cerca de ese chichero, tengo hambre por ahora amortiguaremos el apetito con un chichazo.

--Buena idea, Comisario.

--Nos tomamos cada uno su chicha y para rematar una con ajonjolí.

--¿Qué te pareció?

--Muy buena.

Seguimos nuestro camino y no conseguimos donde estacionar cerca de la agencia.

--Lazo, estaciona junto al cine Florida y nos vinimos caminando—insinué a mi acompañante.

--Es la única alternativa Comisario.

Caminamos dos cuadras más o menos. Al llegar al sitio, había varios clientes, esperamos un rato y cuando quedamos solos con la encargada del negocio y una joven que le servía de ayudante, le dije a la señora:

--Usted sabe que somos de la policía Judicial queremos revisar de nuevo la guía que el Inspector selecciono para la investigación que practicamos y aprovechar para conversar con usted, es necesaria su valiosa colaboración ya que le haremos varias preguntas, que consideramos importantes para nosotros.

--Señor –contesto para mi sorpresa la dama—yo no estoy autorizada para entregar nada, recibí órdenes del Sr. Garrido que es el Supervisor General de Empresa, en tal sentido.

--¿Qué ordenes le dio el?, --pregunte con extrañeza ante el inesperado obstáculo.

--Que todos estos papeles son confidenciales y no los podía entregar, ni enseñar; el Sr. Garrido me dijo que ustedes hablen con el abogado de la empresa que es el Dr. Oswaldo Domínguez.

--¿Tiene el teléfono del Sr. Garrido?

--Si este es el número.

--Permítame llamarlo de acá.

--Si, como no, pase.

Penetre al interior de la agencia, tome un teléfono gris que estaba ubicado encima de un escritorio de madera y disque el número del Señor Supervisor General.

--Señorita, Buenos días, por favor el Sr. Garrido de parte del Comisario León Martínez de la Policía Judicial.

--La persona que me atendió, muy atenta, me dijo que me lo ubicaría porque estaba en la planta; espere unos cinco minutos, cuando me contesto el Sr. Garrido.

--Sr. Garrido, --le dije—, como usted comprenderá necesitamos revisar las guías de despacho de encomiendas y bultos, investigamos un homicidio y por ello estamos acá; el tiempo que ganemos es muy importante, es necesario que ustedes colaboren con nosotros, yo entiendo su posición, si, si pero déjeme explicarle –mi interlocutor me interrumpía – está bien, pero óigame, nosotros no vamos a perjudicar a nadie, ni estamos efectuando un procedimiento ilegal queremos simplemente una pequeña colaboración, sin ocasionarles molestias, correcto, si lo escucho.—el Sr. Garrido creía que tenía guardadas las joyas de la Reina Isabel hablaba de los derechos de sus clientes y el buen nombre de la empresa. Considerando que conseguiría su aprobación interrumpí su dramática conversación.

--Perdón Sr. Garrido, espere, escúcheme usted ahora, ya que no puede colaborar le diré lo siguiente: voy allanarle la agencia, dejare al Inspector Lazo que acompaña aquí; mientras voy al tribunal a buscar la orden judicial, eso sí mientras allano cerrare esa sucursal, y me voy a demorar por lo menos una semana, revisare hoja por hoja y guía por guía; ¿Le parece mejor idea? Si como no, --accedí ante una nueva sugerencia suya--, deme el teléfono del Dr. Domínguez, hablare con él, si dígame repita por favor, 82, 80,19, hasta luego y gracias.

Marque varias veces el teléfono del bufete del abogado de la empresa y sonaba ocupado decidí esperar unos minutos, los aproveche en preguntarle a la encargada:

--Señora ¿cuánto tiempo tiene usted aquí?

--Como dos años y medio.

--y ella seis meses, me informó.

--¿Usted siempre está?

--Si yo abro y cierro el negocio.

--Si quisiera enviar un paquete a una persona ¿Cómo es la tramitación? --¿Ustedes lo revisan y lo embalan?

--Señor—volvió a mostrase esquiva la empleada – no puedo contestar nada hasta que no me lo ordenen.

--Disculpe. –para mí sería mucho más fácil expedirles boletas de citación a las dos, pero como podían ser testigos importantes, preferí usar otra táctica, los testigos son difíciles y se traumatizan, la colaboración es mínima, era más conveniente tratarlos con delicadeza, ganárselas con cariño y amistad, las resultas serían más provechosas Marqué de nuevo el teléfono. Esta vez repicó: Continuaremos próximamente.

4 Crímenes y 4 Poderes, se traducen en una historia contemporánea del Poder Político en el marco del Poder Judicial y del Sistema de Justicia, frente a los acontecimientos y hechos de corrupción que hoy días tiene que combatir el Estado Venezolano, a través del Poder Público Nacional, porque de lo que se trata son conductas de falsos valores, que tanto daño le han trasmitidos, y le seguí trasmitiendo a nuestra civilización y a la inteligencia del Pueblo, dentro del cual próximamente continuaremos con nuestra relatoría y análisis.

En pies de lucha con y por la Revolución de Cristo y de la Patria de Bolívar, en contacto apreciados (a) lectores por conabdh@gmail.com. Y @conabdh.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 721 veces.



Julio César Del Valle

Analista e Investigador, Especialista, Escritor y consecuente Defensor de los Derechos Humanos, y Pdte. Consejo Nacional Bolivariano Derechos Humanos.

 conabdh@gmail.com      @conabdh

Visite el perfil de Julio César Del Valle para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: