Artillería del Análisis

Una Historia Política para Análisis y Reflexión (VIII)

Para el Consejo Nacional Bolivariano Derechos Humanos (CONABDH), cuatro (4) crímenes y cuatro (4) poderes, son un historial de Síntesis criminalísticas de investigación que expresan sucesos y hechos contundentes sobre la importancia que hay que tener por la Justicia Social, que solo el análisis, la orientación y la Reflexión hacen de los Justicieros un espacio determinante para combatir la corrupción de la impunidad en el país, que con el pasar de los años hemos venido combatiendo, sin olvidar las palabras del sabio Comandante, Hugo Chávez Frías, quien en una oportunidad resaltaba a los revolucionarios y revolucionarias la importancia que tiene la autocrítica para el Proyecto Bolivariano, pero siempre con lealtad en el proceso. Decía el presidente difunto:"Hagamos la crítica nosotros mismos, no tengamos ningún complejo. No, no, le hace daño, le hace bien al proceso la crítica del pueblo (...) Ahora, hagámosla con lealtad al proceso", destacó desde El Calvario en Caracas. Precisaba que la autocrítica no se le podía dejar a los canales de la oposición, más bien "el Correo del Orinoco, Ciudad Caracas, deben tener páginas enteras dedicadas a la autocrítica, que el pueblo tenga mecanismos, ah que nosotros lo leamos". (En fecha 8 de enero de 2011). De tal manera, que los hechos ocurridos sobre el crimen de la difunta señora Hilda de Rosales tuvieron perfectamente dirigido a llegar al autor intelectual por parte del Comisario difunto Fermín Mármol León quien condujo el trabajo de investigación, la cual continuaron así:

Un papel que textualmente decía: "Comandante Gabaldón lleve a cabo la acción de acuerdo a lo conversado, recibirá posteriormente nuevas instrucciones. Por la Patria Libre".

Tome la hoja de papel correspondiente a un cuaderno de una sola línea y la guarde para posterior peritaje grafotécnico de nuestro laboratorio. Estuvimos más de tres horas esperando la oportunidad para conversar con el herido: el médico

--finalmente --, le permitió al Doctor Patiño que hablara con el paciente y no se opuso a que yo lo acompañar, la herida no era grave, en la región abdominal, pero sin consecuencias que lamentar, no toco órganos vitales. Por espacio de una hora más o menos charlamos con el joven de 24 años de edad, el Comandante Gabaldón, jefe de una célula que operaba en Caracas, no reconoció haber intervenido por el asesinato de los dos policías, pero lo teníamos convicto y confeso, en el atentado contra los funcionarios de la Policía Judicial, porte ilícito de armas de guerra, hurto de vehículos y agavillamiento.

--Doctor Patiño, si las armas son las mismas que utilizaron contra los policías de este muchacho se le complicaron las cosas.

--Naturalmente, Comisario Martínez.

Hablamos del atentado contra los funcionarios mientras nos trasladábamos de nuevo a la Central Policial.

--¿Doctor va a subir? – le pregunte.

-- Si me tomare un te frio de los tuyos.

--Con mucho gusto.

Cuando entrabamos al ascensor, un funcionario de Jefatura de Comando me informo que el inspector granado me acababa de llamar por teléfono: al llegar a mi oficina le pregunte sobre el particular a vitico, que era la única persona que se encontraba allí, ya que el resto del personal se había retirado. Eran las siete y media de la noche.

--Comisario si él lo llamo, que espere, que volverá a llamar—ratifico la información.

--Gracias vitico tráenos dos tés fríos.

--Él se te acabo ¿quieren un cafecito?

--¿Quiere, Doctor? Invité.

--Si es igual.

Entonces dos cafecitos, vitico.

Mientras no los tomábamos, subió a la oficina el Inspector Lazo agregándose a la conversación que sosteníamos el Doctor y yo. A los pocos minutos me llamo el Inspector Granados quien ya había localizado el pelo amarillo, inclusive tenía ubicado el edificio donde vivía muy cerca de la plaza la estrella. Le di instrucciones de que perteneciera en el sitio, no tenía inconveniente ya que con él, estaba el Inspector Rivero.

--¿Comisario Martínez, cuál es su plan? Me pregunto el Fiscal Patiño.

--Ubicaremos al joven pelo amarillo—respondí--, los detendremos, nos llevaremos una orden de allanamiento y revisaremos el apartamento donde vive principalmente su habitación: no tenemos apuro; Lazo, por favor, me dirigí a mi agente—baja a balística a ver que paso. Vamos a esperar si hay resultados, si las armas decomisadas mejor dicho la metralleta es la que utilizaron para matar a los dos policías, hay grandes posibilidades que el caso este resuelto, un sospechoso herido, otro ubicado, soy optimista Doctor Patiño.

--Tiene mucha lógica, Comisario.

El inspector Lazo entro a mi oficina muy contento:

--Positiva la metralleta Thomson, con ella mataron a los policías, expreso.

--Entonces a movernos, llamaremos al jefe de los servicios para que se consiga la orden de allanamiento, nosotros vamos para San Bernandino, me imagino que usted nos acompañara Doctor Patiño?

--Lógicamente, esto está interesante.

En proceso de la fase de culminación de uno de los capítulos del Libro 4 Crímenes y 4 Poderes, en conexión con la comparación de otros hechos sucintados en Venezuela bajo el abuso de poder y por el poder político, manejado por conductas corruptas, en la que próximamente continuaremos con nuestra relatoría y análisis, compartiendo hechos de alta relevancia de cuatro (4) crímenes y cuatro (4) poderes.

En pies de lucha con y por la Revolución de Cristo y de la Patria de Bolívar, en contacto apreciados (a) lectores por conabdh@gmail.com. Y @conabdh.



 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 597 veces.



Julio César Del Valle

Analista e Investigador, Especialista, Escritor y consecuente Defensor de los Derechos Humanos, y Pdte. Consejo Nacional Bolivariano Derechos Humanos.

 conabdh@gmail.com      @conabdh

Visite el perfil de Julio César Del Valle para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: