Artillería del Análisis

Una Historia Política para Análisis y Reflexión (VI)

Para el Consejo Nacional Bolivariano Derechos Humanos (CONABDH), cuatro (4) crímenes y cuatro (4) poderes son un historial de hechos netamente policial criminalísticas de investigación que expresan sucesos de fundamental importancia para el Análisis, la orientación y la Reflexión en los actuales momentos, por cuanto la impunidad ha cubierto un espacio de relevancia determinante que con el pasar de los años hemos venido combatiendo, sin olvidar las palabras del sabio Salomón: "El testigo falso no quedará sin castigo Y el que habla mentiras perecerá". (Libro de Proverbios, capítulo 19, verso 9 de la Biblia). Los hechos ocurridos sobre el crimen de la difunta señora Hilda de Rosales tuvieron dirigido a profundizar una correcta investigación por parte del Comisario difunto Fermín Mármol León su papel de trabajo de investigación, continuaron así:

Era aparentemente sencilla y lógica una bomba enviada al Congreso, dirigida al Diputado Pedro Rosales, una virgencita con una carga mortal en su interior, él no era cristiano, seria para su esposa, y él se la llevó, pero también le llevo la muerte. ¿A quién le interesaba esa muerte? ¿A Pedro Rosales o al terrorismo?

Los inspectores Rivero y granados habían practicado diversas pesquisas relacionadas con el crimen de Las Palmas, los técnicos dactiloscopistas trataban de identificar a los autores del hecho; a mi toco trabajar con intensidad en la zona donde abandonaron el vehículo, logre después de una laboriosa búsqueda conseguir a una señora que logro ver a un joven muchacho que salía del carro abandonado, al parecer según ella, él vivía en las cercanías, porque lo había visto en otras oportunidades por esos lugares.

--Comisario –narro la señora--, normalmente yo paseo por aquí, como tengo que sacar a mi perrita para que haga sus necesidades y usted sabe cómo son estos animalitos, que se paran en todos los árboles y postes del alumbrado que consiguen en el camino eso me hace perder mucho tiempo, aprovecho para distraerme y observo a la gente se ven tantas cosas, la vida ha cambiado mucho, en mi época de juventud estas cosas eran prohibitivas, la juventud esta libertina. – la señora me mantuvo sonriendo con su amena charla, aunque yo no estaba en condiciones de escucharla, lo hice, era necesario, su información era muy valiosa, conocía al joven que abandono el vehículo, si yo lo localizaba, posiblemente el trabajo concluiría.

--Señora, ¿cómo es el joven? –pregunté.

--Él es un catirito, pelo amarillento, es muy joven, quince o dieciséis años debe tener, esa noche tenía un suéter azul mangas largas, con camisa blanca.

--¿Sabe dónde vive?

--No.

--¿Dónde lo ha visto?

Siempre lo veo por acá, de tarde, se sienta algunas veces en la placita con un amigo que es más gordo que él de pelo negro.

--No, lo vi solo.

--¿Sabe a qué horas era más o menos esa noche?

--No recuerdo sé que llovizno un poco y cuando escampo salí con la perrita, posiblemente serían las ocho y media o las nueve, más tarde no era, ya que me acuesto a las diez y yo hice varias cosas que volví a mi casa. Tenía que preparar un buen procedimiento para lo calizar al jovencito descrito por la señora del perrito. Su información podía ser acertada, ya que en otros casos trabajados anteriormente, habíamos comprobado que las organizaciones clandestinas estaban usando muchos Jóvenes como Comandos Operativos, casi todos liceístas, entre catorce y dieciséis años de edad, hombres y mujeres; pienso que para la organización era más fácil reclutar y adoctrinar entre la juventud muchachos sin experiencia, con ideas equivocados, sedientos de aventura, con problemas familiares; conseguían en esto una vía de escape, a su inconformidad, un reto a la sociedad, allí estaban implicados en crueles asesinatos.

No quería desplazar mucha gente en el sector de San Bernardino, podía detectarnos, por lo tanto decidí llevar a cabo un operativo, que cubriera entre las ochos de la mañana a las onces de la noche; reuní a Rivero y Granado, cada uno trabajaría cinco horas corridas.

Próximamente continuaremos con nuestra relatoría de humilde análisis, compartiendo hechos de alta relevancia de cuatro (4) crímenes y cuatro (4) poderes.

En pies de lucha con y por la Revolución de Cristo y de la Patria de Bolívar, en contacto apreciados (a) lectores por conabdh@gmail.com. Y @conabdh



 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 653 veces.



Julio César Del Valle

Analista e Investigador, Especialista, Escritor y consecuente Defensor de los Derechos Humanos, y Pdte. Consejo Nacional Bolivariano Derechos Humanos.

 conabdh@gmail.com      @conabdh

Visite el perfil de Julio César Del Valle para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: