Claro que puede llevarse el salario mínimo a 300 dólares en Venezuela, pero antes...

1) Debe reducirse la burocracia estatal de 3.500.000 a 1.500.000 trabajadores.

2) La gasolina tiene que comercializarse a 2,5 dólares el litro y debe adecuarse el precio del gas a precio internacional.

3) Las empresas de electricidad y agua deben cobrar por sus servicios. Tarifa básica residencial mensual de 15 dólares por agua y 20 dólares por electricidad. Los servicios de telefonía e Internet deben adecuarse a precios internacionales.

4) Todos, absolutamente todos, los comercios deben pagar impuestos (actualmente sólo lo hace el 9%). El IVA debe ubicarse en 12% y su cobro debe ser estrictamente regulado y supervisado.

5) Debe extenderse la edad para optar a la pensión del Seguro Social: Mujeres a los 60 y hombres a los 62 años, luego de cotizar 950 semanas. El monto mensual de la pensión debe ser equivalente al 70% del salario mínimo.

6) La educación preescolar, básica y media debe ser gratuita y de alta calidad, conducente a la certificación de conocimientos para las artes, las ciencias básicas, el deporte, el trabajo productivo y los oficios técnicos. La educación universitaria debe ser cubierta en un 30% de sus costos por el estudiante, un 20% por los sectores económicos inherentes a cada carrera y un 50% por el Estado.

7) La salud pública debe ser gratuita y de alta calidad, dándosele prioridad presupuestaria a la medicina preventiva comunitaria y a las redes primarias de atención. Debe favorecerse, con participación paritaria Estado - Empresario - Trabajador, la adquisición de seguros privados para emergencias o casos que ameriten HCM.

8) La producción, en todos sus rubros, tiene que ser intensa y sistemáticamente promovida, estimulada y favorecida. No puede seguir nuestro país debatiéndose entre teoría y teoría, entre político y político. Necesitamos más acción productiva y menos politiquería, menos filosofía, menos holgazanería.

9) Tiene que funcionar la economía de mercado permitiéndose el libre juego de la oferta y la demanda, con la eliminación de la matraca, el bachaqueo y la corrupción, que los Bancos funcionen como en un país sano en sus finanzas y en su administración general, que la moneda circule libre y normalmente en la cotidianidad del ciudadano y que el Estado ejerza la autoridad basado estrictamente en la ley, la moral, las libertades civiles y la ética.

Si no se implementan estas medidas y estas acciones elementales nuestro país seguirá teniendo un régimen de esclavitud salarial como el que padece actualmente.

Soplan buenos tiempos para que el cambio positivo se dé y tengamos un país productivo y próspero.

Prof. Rafael Rodríguez V.
Correo-e: raf_art@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3157 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter